La resolución del nombramiento del director de la Dirección General de Inteligencia, con la firma del ministro Juan Carrasco, fue publicada el viernes último. (Foto: GEC)
La resolución del nombramiento del director de la Dirección General de Inteligencia, con la firma del ministro Juan Carrasco, fue publicada el viernes último. (Foto: GEC)
Miguel Gutiérrez R.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

El flamante jefe de la Dirección General de Inteligencia del Ministerio del Interior (), Martín Gonzales Sánchez, designado ayer en ese cargo por el ministro , es el funcionario de inteligencia que ha permanecido por mayor tiempo como cabeza de la División de Búsquedas (Divbus), organismo con presencia en todo el país.

Entre sus compañeros de armas, el coronel PNP Gonzales Sánchez es conocido como ‘El Conejo’.

Desde el 2016, cuando asumió la jefatura de la Divbus, por la cartera del Interior han pasado siete ministros, y por la jefatura de la , otros cinco funcionarios, pero el oficial ha seguido inamovible en su puesto y ahora es el máximo jefe de inteligencia del sector.

El coronel PNP Martín Gonzales estuvo por años al frente de la División de Búsquedas (Divbus), organismo de inteligencia clave en el sector Interior. Foto: Mininter
El coronel PNP Martín Gonzales estuvo por años al frente de la División de Búsquedas (Divbus), organismo de inteligencia clave en el sector Interior. Foto: Mininter

Antes, en el 2015, cuando tenía el grado de comandante, llegó a la Divbus para laborar bajo las órdenes del coronel PNP César Cervantes Cárdenas. Este último, en noviembre del 2020, fue nombrado por el gobierno de Francisco Sagasti comandante general de la Policía Nacional, por encima de otros oficiales de más alto rango.

A mediados del 2016, la asumió la coordinación con las fiscalías contra el crimen organizado. La Divbus, ya durante la jefatura de Martín Gonzales, cumplió un papel clave en esa decisión. El mismo Gonzales creó un grupo para realizar videovigilancias, seguimientos de investigados y de escuchas legales.

MIRA: Congreso: ¿Qué pasará con proyecto de control de medios tras retiro de la firma de la congresista Paredes?

Cuellos Blancos

Martín Gonzales escogió al mayor PNP Manuel Arellanos —con experiencia en escuchas telefónicas por su labor en la División de Investigaciones Especiales (Divinesp) de la Dirandro— como responsable del equipo que coordinaría con las fiscales del Callao Rocío Sánchez y Sandra Castro las pesquisas a criminales vinculados con personajes de la corte judicial de esa región.

La fiscal Castro y el mayor Arellanos recibieron los primeros audios incriminatorios y se efectuaron las videovigilancias a abogados y sus reuniones con magistrados.

MIRA: Comisión de Ética del Congreso incluye denuncia contra Guido Bellido en su agenda del lunes 27

En marzo del 2018, luego de cuatro meses de grabaciones, los agentes de la Digimin ya sabían que la red delictiva estaba compuesta por miembros del Poder Judicial y del desactivado Consejo Nacional de la Magistratura. Analizaron diálogos del presidente de la Corte del Callao, Walter Ríos, y del vocal supremo César Hinostroza sugiriendo arreglos extrajudiciales.

El 21 de marzo del mismo año, dos días antes de que Martín Vizcarra asumiera la presidencia de la República, el programa de escuchas Constelación captó un diálogo en el que el chofer de Walter Ríos, John Misha, comentaba a otra persona: “Nos conviene que entre Vizcarra. Hay allí amistad con Vizcarra”.

Por esa misma época, cuando los investigados aún no sabían que eran vigilados, las fiscales y el mayor Arellanos decidieron acudir a una reunión secreta con el entonces nuevo presidente Martín Vizcarra para reclamar, según dijeron ellas mismas, por su seguridad.

Lejos de generar sanciones o una indagación tras la revelación de un encuentro secreto, Arellanos y su jefe Martín Gonzales siguieron fijos en sus cargos en los siguientes años.

MIRA: Vladimir Cerrón: la investigación por lavado de activos que alcanza a la cúpula de Perú Libre | CLAVES

Sospechosa fuga

por la frontera norte y llegar hasta España, donde pidió asilo, a pesar de la vigilancia ordenada. El entonces ministro del Interior, Mauro Medina, presentó su renuncia y esta fue aceptada.

Inspectoría de la Policía Nacional abrió investigación al comandante Martín Gonzales y a todo el equipo de agentes a cargo de Arellanos por suspender la videovigilancia durante esos días en que Hinostroza se escabulló hacia Ecuador.

Inspectoría concluyó que Gonzales y el equipo de Arellanos procedieron con negligencia en la conducción del personal bajo sus órdenes. Se le impuso una leve sanción que no llegó a concretarse debido a que se publicó cuando había prescrito.

En junio del 2019, un nuevo jefe de la Digimin, el coronel Alberto Trigoso, dispuso el cambio de Martín Gonzales a otra unidad. Una publicación dio cuenta de la orden de su cambio señalando que su salida significaría un retroceso en las indagaciones de Los Cuellos Blancos. Horas después, llamadas efectuadas desde Palacio de Gobierno y del Ministerio del Interior comunicaron que el cambio del comandante Gonzales se suspendía hasta nuevo aviso.

MIRA: Guido Bellido: desorden y contradicciones ventilan fraccionamiento en el Gobierno | ANÁLISIS

Investigación trunca

En el 2019 se le negó formalmente el ascenso por acción distinguida al comandante Martín Gonzales Sánchez.

Meses después, fue ascendido a coronel mediante una resolución firmada por el ministro Carlos Morán y el presidente Martín Vizcarra.

En octubre del 2020, la Comisión de Inteligencia del Congreso solicitó información sobre Martín Gonzales y la fuga del exjuez César Hinostroza. La investigación no se concretó por la crisis política de ese momento.

TE PUEDE INTERESAR:

VIDEO RECOMENDADO

La financiera informal vinculada a los Cerrón
La financiera Señor de Cani Cruz fue constituida en 2015. Entre los socios hay familiares de Vladimir Cerrón y miembros de Perú Libre.