El presidente Pedro Castillo ha acusado a la prensa de estar “coludida” y “sesgada”. (Congreso)
El presidente Pedro Castillo ha acusado a la prensa de estar “coludida” y “sesgada”. (Congreso)
/ Foto: Congreso
Alicia Rojas Sánchez

En el informe de su asamblea general 78, la (SIP) ha considerado al gobierno del presidente “enemigo de las libertades de expresión y de prensa”. El documento también afirma que “no solo estigmatiza e insulta a los medios de comunicación y periodistas individuales, sino que obstruye su trabajo, en especial las investigaciones sobre presuntos casos de corrupción”.

Entre las alertas se menciona también que el jefe del Estado “ha amenazado con demandar a periodistas” en medio de las investigaciones por presuntos ilícitos cometidos en lo que va de su gestión. En abril de este año, la SIP había remarcado también que “la situación de las libertades de expresión y de prensa están en su peor momento en las últimas dos décadas” en el Perú.

Solo en octubre se han registrado cuatro situaciones –entre declaraciones y trabas para el despliegue del trabajo periodístico– en las que la prensa ha sido el centro de ataques por parte del presidente Castillo. Una dinámica a la que el jefe del Estado ha recurrido desde que era candidato presidencial. Un reciente informe de la Unidad de Datos de El Comercio recopiló las desde marzo del 2021.

MIRA: Pedro Castillo: ¿Cuál es el avance de la moción de vacancia y qué congresistas aún no firman?

Asimismo, la última semana se presentó en Madrid el índice Chapultepec de Libertad de Expresión y Prensa. De acuerdo con esta medición, que indagó la situación en el Perú entre el 2 de agosto del 2021 y el 1 de agosto de este año, nuestro país ha retrocedido al puesto 11 y pasa del grupo con “baja restricción” al de “restricción parcial”.

Acceso denegado

El pasado 11 de octubre, medios nacionales fueron impedidos de ingresar a una conferencia de prensa donde participó el presidente Castillo para responder por la denuncia constitucional formulada en su contra por la Fiscalía de la Nación.

El ministro de Justicia, Félix Chero, justificó luego esta decisión indicando que la prensa extranjera que sí pudo ingresar había pedido “exclusividad”. Sin embargo, esto fue desmentido por la Asociación de Prensa Extranjera en el Perú, desde donde se negó haber pedido algún tipo de “exclusividad” para el evento.

Arremetida

El 18 de octubre, el presidente Castillo volvió a atacar a la prensa durante un evento con licenciados de las Fuerzas Armadas. Aquel día, el jefe del Estado expresó: “Ese es el tipo de medios de comunicación que tenemos ahora. Volteen sus cámaras, enfóquenlos a ellos. Esta es la prensa que tenemos ahora, sesgada”.

En otro momento, comentó que hay medios “coludidos con un grupo de poder que ha mancillado al pueblo peruano, un grupo de poder que no luchó por los verdaderos hombres y mujeres del país, y que están coludidos para sacar lo que quieren, coludidos para forzar la independencia de poderes”.

MIRA: ‘Asesor’ de Juan Silva usaba su casa para reclutar a funcionarios para el MTC | Video

Estas declaraciones generaron la reacción de la Defensoría del Pueblo. A través de un pronunciamiento, la entidad instó al presidente a “respetar y garantizar” las libertades de expresión y prensa. Asimismo, exhortó que se evite “cualquier ataque a medios de comunicación. El discurso hostil ya ha generado actos de violencia contra mujeres y hombres de prensa”.

Los ataques del mandatario también fueron alertados por el Consejo de la Prensa Peruana (CPP). En un comunicado, la institución mencionó que Pedro Castillo “ha endurecido su discurso contra la prensa. [...] insultó llamándola sesgada y señalando que miente al país”.

En el mismo sentido de lo dicho por la defensoría, el CPP indicó que ese tipo de declaraciones “alientan el conflicto y la división, lo que puede llevar a la violencia”.

El 19 de octubre, el presidente volvió a criticar el trabajo de la prensa durante la emisión de un mensaje a la nación.

“Desde la fiscalía y con ciertas empresas de comunicación y prensa, así como con algunos periodistas y comunicadores convertidos en verdaderos agentes de pantalla, con libretos monocordes que los hacen verdaderos operadores políticos, quieren renunciar a su labor y su deber de informar con imparcialidad. Convierten en hechos consumados las calumnias que recogen de las afirmaciones con sentencias para colocarme como jefe de una presunta organización criminal”, dijo el jefe de Estado.

Luego de deslizar que la prensa nacional “desinforma a diario”, afirmó que su gobierno sí respeta la libertad de expresión. “Esta prensa que no le sirve al país usa los condicionales ‘habría’, ‘sería’, ‘podría’, para esconder su verdadero objetivo de legitimar y normalizar una imagen negativa mía ante el pueblo peruano”, agregó.

Así como el presidente, el último viernes la primera dama Lilia Paredes apuntó también contra los periodistas. “La prensa informa mal, nosotros no hemos venido a hacer nada, hemos venido a hacer un trabajo limpio, honesto. No somos delincuentes como nos califica mucha gente”, declaró ante los medios tras defender a su hermana Yenifer Paredes, quien es investigada por el Caso Anguía.

En analista político Jeffrey Radzinsky, director de Grupo Fides Perú, enfatizó que “un presidente tiene la obligación de rendir cuentas, y uno de los medios para materializar eso es el escrutinio periodístico. Eso debe ser el gran marco”. Añadió que se debe tener en cuenta también el contexto actual, a unos días de la visita de una comisión de la OEA al Perú luego de que el Gobierno manifestara que se estaría gestando una nueva modalidad de “golpe de Estado”.

Reiteró que, lo objetivo, es que Pedro Castillo “es un presidente que no da entrevistas y no responde a los periodistas. Eso, en la práctica democrática, es algo que hay que condenar, más allá de posturas. Ese es el objeto principal en el que nos debemos enfocar”.

Pide autorregulación

El ministro de Trabajo y portavoz del Gobierno, Alejandro Salas, dijo el domingo pasado en Canal N que “por supuesto que hay periodistas que, en lugar de hacer periodismo, lo que hacen es insultar, maltratar”.

Asimismo, consideró que “es importante una autorregulación y autocontrol de los mismos profesionales en periodismo”. Según Salas, el jefe del Estado “tiene claro” en qué medios puede declarar.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más