Petrozzi indicó que el impacto que generó la salida de Coya había mortificado al presidente Vizcarra. (Renzo Salazar)
Petrozzi indicó que el impacto que generó la salida de Coya había mortificado al presidente Vizcarra. (Renzo Salazar)
Rocío La Rosa Vásquez

Pese a los cuestionamientos de distintos sectores a la decisión de destituir al periodista de la presidencia del Instituto Nacional de Radio y Televisión del Perú (IRTP), el ministro de Cultura, , informó ayer que “por el momento” se mantiene en el cargo. Lo dijo tras permanecer por más de una hora en Palacio de Gobierno, a donde fue convocado por el jefe del Gabinete Ministerial, Vicente Zeballos.

Este último lo había citado para tener más detalles de los hechos que motivaron la separación de Coya. En su reemplazo, Petrozzi designó al también hombre de prensa Eduardo Guzmán.

Respecto a la reunión, el titular de Cultura señaló que en el Ejecutivo había preocupación por el tema . “Están preocupados, pero les he pedido que me permitan hacerme cargo de las decisiones que tomo [...] hemos conversado con mucho detalle del tema, a lo mejor he cometido el error de retraerme un poco; aunque ustedes no me crean, siempre me ha costado hablar, soy una persona tímida”, comentó Petrozzi, sin precisar si en la cita participó el mandatario Martín Vizcarra. Este Diario intentó sin éxito confirmar con el Ejecutivo la ratificación de Petrozzi en el Gabinete.

Antes de ingresar a Palacio, este último dijo que no había ido a renunciar, y que no se arrepentía de su decisión, pues obedecía a un cambio necesario en el IRTP.

Entre otras cosas señaló, en alusión a Coya, que no bastaba con poner un noticiero en quechua en las mañanas en el canal del Estado, y se preguntó por qué el periodista viajaba a presentar un libro fuera del país en medio de un proceso electoral.

Más temprano, Zeballos subrayó que la salida de Coya fue una decisión del propio ministro de Cultura. Comentó que todos los días hay cambios de altos funcionarios, y que tratándose de una resolución suprema esta tenía que llevar la firma del presidente de la República, quien “obviamente se guía por lo que está proponiendo un ministro de confianza, en este caso el ministro de Cultura”.

Reiteró que el Gobierno es respetuoso de la libertad de prensa, especialmente en una etapa electoral y pidió “que no se esté confundiendo a la opinión pública sobre un direccionamiento”.

En la víspera, el Consejo de la Prensa Peruana (CPP) expresó su solidaridad con Coya por su “intempestiva” destitución. También exhortó a que los medios de comunicación del Estado “se mantengan independientes y plurales”.

—Analistas opinan—

Para el analista político Enrique Castillo, el presidente Vizcarra y el jefe del Gabinete están en su derecho de respaldar a Petrozzi, y al hacerlo “están respaldando también su decisión de separar a Hugo Coya”. Agregó que si el presidente hubiera estado en desacuerdo con la decisión del ministro, “o lo hace retroceder, con lo cual lo desautoriza, o le pide su renuncia”.

En tanto, para Adriana Urrutia, directora de Ciencia Política de la Universidad Antonio Ruiz de Montoya, más que la permanencia de Petrozzi en el cargo “nos debe preocupar la garantía del derecho de los peruanos a la información imparcial”.

Urrutia consideró que el sector Cultura no ha sido una prioridad para este gobierno, pues por allí han rotado hasta cinco ministros.

Más renuncias

Razones personales. El gerente de prensa del IRTP, David Ponce de León, renunció ayer por “razones personales”.

Más dimisiones. “La República” informó de la renuncia de Carolina Albornoz al Consejo Directivo del IRTP. El Comercio conoció que hoy se sumaría Celia Rubina Vargas, otra de sus miembros.

Guzmán asumió el cargo. Eduardo Guzmán se disculpó de declarar a este Diario sobre la salida de Coya.

Los momentos más recordados de la carrera política del ministro:

Petrozzi dijo que con Fuerza Popular las leyes correrían como “por un tubo”.

Una semana después de la primera vuelta de las elecciones del 2016, el entonces virtual congresista fujimorista Francisco Petrozzi afirmó durante un mitin que la mayoría que había obtenido Fuerza Popular en el Parlamento iba a permitir que “todas las leyes” a favor de los pobres del país “corran como por un tubo”.

“No fui al colegio para que me enseñen con quién acostarme”.

Cuando formaba parte de la bancada de Fuerza Popular, Petrozzi lanzó críticas al Ministerio de Educación por aplicar el enfoque de género. En una sesión de la Comisión de Educación en el 2018, a la que asistió el extitular del sector Daniel Alfaro, Petrozzi dijo que él no fue al colegio para que le enseñen con quién acostarse.

Petrozzi renunció a Fuerza Popular en medio de crisis.

Petrozzi renunció a la bancada de Fuerza Popular en octubre del 2018, cuando ese partido atravesaba una crisis por la detención preliminar de Keiko Fujimori. Justificó su salida argumentando diferencias de “tipo ideológico”. Petrozzi se quejó de que lo habían obligado a mostrar su voto a favor de Daniel Salaverry para la presidencia.

Respaldó la disolución del Congreso y luego fue ministro.

Un día después de la disolución del Congreso, Petrozzi, quien era parte de la Bancada Liberal, salió a respaldar la decisión del presidente Vizcarra. “Qué justa es la vida [...] el pueblo pensará dos veces antes de votar por un candidato que no te convence”, dijo. Dos días después de su respaldo al gobierno, juró como ministro de Cultura.