Arturo Jarama formó parte del equipo encargado de negociar las vacunas. (Foto: Produce)
Arturo Jarama formó parte del equipo encargado de negociar las vacunas. (Foto: Produce)
Graciela Villasís Rojas

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Unidad de Investigación

El director de Ciencia y Tecnología del , Arturo Jarama, reconoció que fue uno de los altos funcionarios que recibió la vacuna Sinopharm en octubre del año pasado.

“Si veo que los médicos se aplican las vacunas experimentales hay que ser coherente. Me aplicaron la primera dosis el 3 de octubre y la segunda dosis 21 días después”, declaró a El Comercio.

Jarama formó parte de la Comisión de Trabajo Multisectorial encargado de la negociación de la vacuna Sinopharm. En octubre pasado, después de haber sido inoculado en secreto, declaró en una conferencia de prensa del Ministerio de Salud (Minsa) que era “difícil” la negociación de vacunas.

MIRA: Exministra de Salud Pilar Mazzetti también se vacunó en secreto

“Es difícil negociar porque la información es incompleta […] lo que tardaba aproximadamente siete años lo están buscando concretar en menos de un año y por eso surgen eventualidades, y existe la necesidad de que los resultados sean seguros”, señaló el 23 de octubre.

Sobre Sinopharm, indicó que existía “la posibilidad de atender a 10 millones de habitantes”. También mencionó que el laboratorio de China era uno de los que mostró interés “en iniciar trabajos de fase 3”.

Tras revelarse que varios altos funcionarios peruanos fueron inoculados, entre ellos el expresidente Martín Vizcarra y la ex ministra de Salud, , Jarama también reconoció que recibió una dosis. Él fue uno de los primeros funcionarios de Cancillería en vacunarse.

“Nadie quería hacerlo porque había mucho temor. No había vacuna […] para que una vacuna sea aprobada en el Perú así sea aprobada en el extranjero tiene que tener la autorización de la Digemid y no le dio autorización a la vacuna china hasta que presentó toda la documentación”, expresó.

Además, rechazó que haya existido conflicto de interés al ser parte de la comisión encargada de la negociación de vacunas.

“No hay conflicto de interés porque nadie toma una decisión individual. Se hace una evaluación a nivel de la comisión integrada por nueve miembros y ellos convocan a expertos en vacunas de Cancilleria, Concytec, la universidad Cayetano Heredia y San Marcos, entre otros”, señaló.

Te puede interesar