Martín Vizcarra tomó el juramento de 4 ministros nuevos y de Walter Martos como primer ministro. (Foto: Presidencia)
Martín Vizcarra tomó el juramento de 4 ministros nuevos y de Walter Martos como primer ministro. (Foto: Presidencia)
Jonathan Castro

Luego de que el Congreso de la República le negara la confianza a Pedro Cateriano, el presidente Martín Vizcarra recompuso el Gabinete Ministerial. El extitular de Defensa .

Walter Martos es uno de los ministros que hace más tiempo acompaña a Vizcarra. En octubre del 2019, tras la disolución del Congreso. De ese Gabinete, solo permanecen los ministros de Economía, María Antonieta Alva; Agricultura, Jorge Montenegro; y de Comercio Exterior y Turismo, Rocío Barrios, aunque ella estuvo antes en Producción.

El nuevo Gabinete ha cambiado a los titulares de Defensa, Jorge Chávez Cresta, quien reemplaza a Martos; Trabajo, Javier Palacios Gallegos; Energía y Minas, Luis Incháustegui Zevallos; y Mujer y poblaciones vulnerables, Rosario Sasieta. Los demás ministros fueron ratificados.

¿Qué mensaje manda el nuevo Gabinete al Congreso?

Frente al Congreso, Omar Awapara, director académico de ciencias políticas de la UPC, duda de las habilidades de Martos. “No creo que Martos tenga la paciencia para ir a conversar y conseguir los votos que le faltan, es militar de formación”, señala. Para él, el mensaje de Martos podría enfocarse más en la crisis sanitaria, antes que en la reactivación económica, y por ese lado conseguir los votos de algunas fuerzas políticas.

El politólogo José Incio explica que había dos motivos por los cuales Cateriano no recibió el apoyo del Congreso: “Por un lado, estaban las demandas desde los grupos de izquierda que señalaban que el discurso de Cateriano era muy ideologizado con respecto a la economía. Ellos representan a los que no han sido beneficiados, a los más golpeados. Pero también estaban los más mercantilistas que estaban contra las políticas del Gabinete, sobre todo en temas de educación”.

Frente a ello, “este Gabinete es pragmático, va a empujar el carro; corrigen la parte ideologizada pero no ceden en la reforma universitaria”, según Incio. Ahora, en el Congreso, los que votaron en contra por el discurso de Cateriano ya no tendrían esa excusa; y va a quedar mucho más evidente los que se oponían por un interés específico, explica.


Además, para Incio, Cateriano demostró que un político con experiencia no necesariamente lo va a hacer bien. “Lo que necesitas es un primer ministro que lea bien la situación en la que está. Hay bancadas con las que se puede trabajar porque son sólidas y hay predictibilidad”, señala.

Luego, explica Incio, hay bancadas como Acción Popular que son desordenadas. “Enfocarte en esa bancada puede no ser muy productivo porque no tienen votos juntos, sino vas a tener que nombrar a cada facción”, señala. Incio, Awapara y Rodríguez coinciden en señalar que el nombramiento de Rosario Sasieta, que tiene pasado en la lampa, no bastaría para sumar esos votos, sino está pensado en su propio perfil.

“Sasieta es alguien que en la esfera pública se hace notar como preocupada por la mujer y los niños, y tiene un capital político que podría refrescar al Gabinete”, señala Incio. A ello, Rodríguez complementa: “Este tema es super urgente, porque nos estamos olvidando que las grandes perdedoras en esta pandemia son las mujeres que están precarizadas laboralmente, asumen más labores de cuidado y son víctimas de violencia de género”.

Awapara considera que el Congreso quedaría mal si le negara la confianza al nuevo Gabinete. Vizcarra podría volver a acusar obstruccionismo. “¿Qué perdería Vizcarra si Martos no va con un discurso confrontacional y el Congreso vuelve a negar la confianza? En el cálculo final, el que quedaría mal sería el Parlamento”, señala.

En tanto, la politóloga Denisse Rodríguez voltea la pregunta: “Yo le preguntaría al Congreso si va a seguir buscando enfrentamientos en medio de una pandemia”. Para ella, el Congreso debe asumir la responsabilidad de no generar más crisis.

“En las últimas declaraciones de los congresistas se ha visto un discurso bastante confrontacional. Algunas críticas no tenían sustento, otras iban por el lado ideológico y otras por las formas, pero estamos perdiendo de vista que estamos en una pandemia. Y en un país con una bajísima inversión en infraestructura sanitaria se está tratando de llevar el asunto de la mejor manera”, señala Rodríguez.

Para el analista político y director del grupo Fides, Jeffrey Radzinsky, el nombramiento de Martos busca un punto medio entre Cateriano y Vicente Zeballos. A eso suma que el Congreso ha tenido pocos roces con el sector defensa en este periodo.

Pero un detalle que podría generar una tensión entre Martos y el Congreso es el hecho que el primero les para realizar una sesión descentralizada. Martos, entonces titular de Defensa, se disculpó indicando que estaban ocupados trasladando material y personal de salud a zonas en emergencia.

La ratificación de los ministros de Educación, Martín Benavides, y Economía, María Antonieta Alva, también implican que no ha cedido ante las presiones de un sector del Congreso. “Benavides es el rostro ahora de la reforma educativa, pero una cosa es la reforma y otra cosa es el cargo de ministro de Educación”, indica Awapara.

“Con este Gabinete cambia la gran narrativa que se tuvo en el mensaje [de Cateriano], pero se continúa con los sectores en los que no se va a ceder: reforma universitaria, contra la que hay intereses políticos y comerciales, y la orientación de las políticas económicas”, señala Rodríguez.

Para Incio, el cambio de Benavides hubiera sido un mal gesto. “El primer ministro anterior se sacrificó defendiendo la reforma universitaria. Si cambiaba a Benavides, la señal hubiera sido errada. A menos que hubieran puesto a alguien muy comprometido con el tema. Quizás la jugada de Vizcarra es mantenerlo para que sea mucho más claro por qué está fregando el Congreso”, indica el politólogo.

Aún así, el hecho de no haber cedido en el tema de la reforma universitaria no implica que no vayan a ceder en otros terrenos, según Incio.

¿Qué dice sobre el manejo de Vizcarra?

De cara al manejo político de Vizcarra, Rodríguez señala que hay que entender que Vizcarra gobierna sin el apoyo institucional de un partido, lo cual es difícil no solo en el Perú, sino en la región.

Awapara considera que Vizcarra no tenía un plan B con Cateriano, y lo que ha hecho es mirar hacia sus colaboradores cercanos. “Por la coyuntura, Martos ha tenido bastante protagonismo y lo que Vizcarra ha hecho, como lo hizo antes, es mirar a quién tiene a la mano”, señala. Para él, esto pesa más antes que alguna referencia a que pone a un militar al mando porque estamos en una guerra contra la pandemia.

Para él, poner a Alva o Benavides hubiese sido más confrontacional con el Congreso. Y Mazzetti se hubiera distraído de las tareas urgentes que hoy tiene en el sector Salud.

En tanto, para Incio, Vizcarra está intentando trabajar con su equipo cercano. “El mensaje que manda es que trata de premiar quién está haciendo las cosas mejor dentro de su propio Gabinete para apoyarse en ellos mismos. Eso me parece bien porque no es disruptivo como traer a alguien que pueda romper las dinámicas que ya se han formado entre las carteras”, indica.

“Los cambios que hubo obedecen a la influencia de Cateriano. Los y Energía y Minas eran predecibles. Lo que ha hecho es nombrar en esos cargos a gente con cierta experiencia, como viceministros”, señala Awapara. Para él, el nombramiento de Incháustegui podría generar reticencias en la izquierda, pues ha trabajado en el sector privado, como en Cañarico Copper.

Esas salidas son un guiño más claro a bancadas como Frente Amplio, Frepap y UPP para decir que van a resetear el tema económico y de minería”, indica Incio.

Al cambiar los nombramientos cuestionables, el Ejecutivo también está tratando de comunicar que van a tener una lucha contra la pandemia más humana, y bajarle el tono al discurso sobre la minería cuando hay otros temas urgentes, señala Rodríguez. Para ella, la figura del nuevo ministro de Trabajo es muy distinta a la de Martín Ruggiero, pues tiene mucha experiencia en el Estado.


TE PODRÍA INTERESAR:

VIDEO RELACIONADO:

Walter Martos juró como nuevo presidente del Consejo de Ministros