Walker Ríos Calizaya asegura que no consideran a la persona investigada “por su condición”. (Foto: Zenaida Condori/ GEC)
Walker Ríos Calizaya asegura que no consideran a la persona investigada “por su condición”. (Foto: Zenaida Condori/ GEC)
Zenaida Condori Contreras

Walker Ríos Calizaya, fiscal coordinador de la Fiscalía Provincial Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios de Moquegua, señala que el caso del hospital de Moquegua está en reevaluación tras el informe de la contraloría sobre este. No descarta incluir al presidente o al ministro .

— ¿Cuál es la situación del caso del hospital de Moquegua?

La contraloría nos hace llegar una denuncia y la fiscalía la recepciona el 13 de setiembre de este año. Este informe contiene bastante información y hace la denuncia a 14 exfuncionarios, entre los que no están el señor Martín Vizcarra ni el señor Edmer Trujillo. Uno de los hechos [que se trata] es sobre el adelanto de materiales al Consorcio Hospitalario Moquegua por el monto de S/41 millones aproximadamente.

— ¿Qué hace con el informe que llega a la fiscalía?

Nos llega la denuncia y hacemos un control previo para ver si estos hechos ya fueron investigados anteriormente o se trata de un caso nuevo.

— En ese control previo verificó que ya había dos archivamientos del mismo caso.

Así es. Dos archivos que se han materializado en el caso 162-2015, a cargo del doctor Merlín Pozo Campos, archivado en marzo del 2016; y en el caso 662-2015, a cargo del doctor Luis Ortiz Ticona, archivado en junio del 2017.

— ¿Y qué pasa con el informe de la contraloría?

Es un nuevo elemento que tenía que ser reevaluado por el fiscal que archivó el caso, pero los fiscales que le he mencionado ya no laboran en esta fiscalía especializada. Entonces, la pregunta era a quién le asignábamos el caso. En el orden de asignación le correspondió al doctor Roberto Giraldo Cadillo.

— ¿Cuándo se le asigna el caso al fiscal Cadillo?

A mediados del mes de setiembre. Ahora el doctor Cadillo realiza la evaluación. Ya ha pedido las dos carpetas precedentes más lo de la contraloría. Está viendo si las tres investigaciones se refieren a los mismos hechos, a las mismas personas, es un trabajo arduo.

— ¿En qué etapa está el caso?

Está en etapa de reevaluación para decidir dos cosas: si reabre la investigación contra quiénes y sobre qué hechos, o simplemente comparte [el criterio] con los anteriores y archiva de manera definitiva.

—Las anteriores denuncias archivadas fueron del exgerente general del gobierno regional y del Frente Anticorrupción de Moquegua. Ahora se trata de la contraloría, una institución cuya labor es la fiscalización y cuyo informe tiene mayor relevancia y peso, ¿no?

Entiendo que sí. Sus opiniones son pericias procesales y de alguna forma son los entes especializados en esta materia. Por eso se ha pasado a la etapa de evaluación.

—También se observa que dos actores de las denuncias anteriores, el presidente Martín Vizcarra y el ministro de Transportes, Edmer Trujillo, no han sido incluidos en esta nueva denuncia.

No están. Pero eso no quita que –al evaluar todos los hechos– sean incluidos. Los informes de la contraloría no vinculan a la fiscalía, porque el titular de la acción penal es el Ministerio Público. El fiscal puede tomar los hechos de la contraloría o tomar información de las investigaciones archivadas. Se hace una evaluación integral de todo. Nosotros hacemos una calificación jurídica. La contraloría puede decir que es negociación incompatible, pero nosotros podemos decir que es colusión o peculado. La contraloría puede decir que aquí solo comprometen a 14, pero como fiscal puedo decir que comprometen a 20.

—¿Cuál es el tiempo que la fiscalía se tomará para reevaluar el caso?

Un plazo razonable, recordemos que es un fiscal que no conoce los casos anteriores. En un mes se debe tener una respuesta.

—¿Hay objetividad en la fiscalía de Moquegua para investigar este caso, en tanto involucre al presidente –que es moqueguano– y a un alto funcionario del Ejecutivo?

La objetividad y la interdicción de la arbitrariedad son principios con los que todo representante del Ministerio Público se rige. No consideramos en exclusiva a las personas que son investigadas. En toda investigación, el fiscal debe actuar bajo esos parámetros. No hay una consideración a la persona investigada por su condición.

—¿No tienen temor por la presión política que puedan tener?

Cuando nosotros asumimos el cargo de fiscales, entendemos la labor en la que nos involucramos y en este ejercicio no habrá influencia ni interna ni externa al momento de tomar una decisión, eso debe quedar bien en claro.

—¿Conoce al presidente Vizcarra o al ministro Trujillo?

No los conozco.

TAGS RELACIONADOS