Los fiscales supremos Tomás Gálvez y Pedro Chávarry tienen un "proceso disciplinario inmediato" abierto en la JNJ por sus presuntos nexos con Los Cuellos Blancos del Puerto. (Composición: GEC)
Los fiscales supremos Tomás Gálvez y Pedro Chávarry tienen un "proceso disciplinario inmediato" abierto en la JNJ por sus presuntos nexos con Los Cuellos Blancos del Puerto. (Composición: GEC)
Mario Mejía Huaraca

Periodista

mario.mejia@comercio.com.pe

Los fiscales supremos y están en riesgo de ser destituidos de sus cargos. La Junta Nacional de Justicia () les abrió proceso “disciplinario inmediato” por sus presuntas vinculaciones en el Caso . En igual situación se encuentran los jueces supremos Martín Alejandro Hurtado y Aldo Martín Figueroa Navarro, también por el mismo caso.

Según el reglamento de la JNJ, el proceso disciplinario inmediato es abierto a un magistrado “en los casos que exista evidencia suficiente de una conducta notoriamente irregular o se haya cometido una falta disciplinaria con carácter flagrante".

Los dos altos funcionarios del Ministerio Público vienen siendo investigados por la fiscalía de la Nación por haber sido implicados en las pesquisas que se siguen a la mencionada organización criminal integrada por jueces, fiscales, abogados y empresarios que beneficiaban a sus allegados con plazas en la administración de justicia, a cambio de favores o hasta compensaciones económicas.

Reglamento de la JNJ
Reglamento de la JNJ

1. Los vínculos de Chávarry con los Cuellos Blancos

Pedro Chávarry Vallejos, exfiscal de la Nación y actual integrante de la Junta de Fiscales Supremos, máximo órgano de gobierno del Ministerio Público, fue vinculado a ‘Los Cuellos Blancos del Puerto’ a raíz de la difusión de audios en los que se registran conversaciones con el exjuez supremo César Hinostroza, a quien la fiscalía atribuye la dirección de la citada organización criminal.

Los audios dan cuenta de las coordinaciones entre ellos para organizar una reunión con representantes de los medios de comunicación. En uno de ellos Hinostroza le recuerda que no se olvide de que la siguiente semana tienen una cita con “mi amigo el de los medios”.

Pedro Chávarry responde: “Eso es urgente, hermano, ¿ya?”. Horas antes, Hinostroza le había pedido al empresario Antonio Camayo, gerente de IZA Motors, que convoque a la prensa porque Chávarry necesitaba mejorar su imagen frente a los medios.

En otro audio audio se escucha lo siguiente :“Te mando [la dirección] por WhatsApp mejor. [...] Pero no me falles, yo también voy a estar ahí”, menciona Hinostroza. “No, hermano, claro”, replica Chávarry.

La reunión se celebró en la vivienda del empresario Camayo. Sin embargo, en un primer momento Chávary sostuvo que no tenía amistad con Hinostroza y negó que haya concurrido a la referida reunión.

Sin embargo, ante las evidencias, Chávarry admitió haber asistido a la reunión con periodistas en la casa de Camayo. En entrevista con “El Comercio”, dijo que esa reunión tuvo como finalidad contrarrestar una campaña impulsada “por algunos medios y personas interesadas” en contra de su elección como fiscal de la Nación.

En otro audio se escucha a Hinostroza y Chávarry coordinando una reunión con el entonces presidente del desactivado Consejo Nacional de la Magistratura (CNM) Orlando Velásquez. En esa época Chávarry había sido convocado para el proceso de ratificación como fiscal supremo en el mismo CNM.

En otro audio Hinostroza le pide a Chávarry que lo ayude con una constancia y con copias de las resoluciones que daban por archivados los procesos que le siguieron por enriquecimiento ilícito, documentos necesarios para tramitar su visa a Estados Unidos. Sobre el mismo el fiscal supremo dijo que “no había nada irregular”.

En junio del 2019 el programa “Panorama” difundió un video en el que se ve a Chavarry saliendo de la casa de Hinostroza, luego de una reunión que sostuvo con otros jueces y fiscales vinculados a Los Cuellos Blancos del Puerto.

En diciembre del 2018, la fiscal provincial del Callao Sandra Castro lo sindicó como presunto integrante de Los Cuellos Blancos del Puerto, pero como no podía investigarlo por ser fiscal de la Nación remitió su informe al fiscal supremo Pablo Sánchez.

En setiembre del 2019, el fiscal supremo Pablo Sánchez decidió ampliar la investigación a ‘Los Cuellos Blancos del Puerto’ e incluyó Chávarry en la misma. Aunque Chávarry indicó que Sánchez no podía investigarlo, la fiscal de la Nación, Zoraida Ávalos, respaldó al segundo y ratificó su competencia para que, por delegación de facultades, continúe investigando los vínculos de jueces y fiscales supremos con la red de los ‘Cuellos Blancos del Puerto’.

2. Los vínculos de Tomás Gálvez con Los Cuellos Blancos

El fiscal supremo Tomás Gálvez es investigado también por Pablo Sánchez, por delegación de la fiscal de la Nación, Zoraida Ávalos, por los presuntos delitos de tráfico de influencias, cohecho, patrocinio ilegal y organización criminal por los vínculos que tendría con ‘Los Cuellos Blancos del Puerto’.

El Ministerio Público le imputa a Gálvez haber solicitado favores a Hinostroza, a inicios de 2018, para para beneficiar al rondero Segundo Villalobos Zárate, quien tenía un proceso ante la sala de la Corte Suprema que integraba el exjuez.

Otro caso está vinculado a los audios en los que Gálvez le habría solicitado a Hinostroza “apoyar” al fiscal anticorrupción Walther Delgado, quien tiene una demanda por violencia familiar en el 7° Juzgado de Familia presentada por su esposa Cynthia Acuña Troyes en marzo del 2017. Esta se encontraba en “plazo para casación”, es decir, para que sea visto en la Corte Suprema, instancia donde laboraba el juez Hinostroza.

Igualmente, fueron difundidos otros audios relacionados a la postulación de Delgado a la plaza de fiscal superior ante el ex CNM. Gálvez le pidió a Hinostroza realizar una “llamadita”. En otro audio, Gálvez llamó a Hinostroza para pedirle que termine la “chamba” para “Waltercito”.

Además, se detectaron cinco llamadas entre Gálvez y el ex consejero Orlando Velásquez y el asesor de este Pablo Morales, en fechas en las que el fiscal Delgado estaba en proceso de evaluación.

Finalmente, otro grupo de audios contiene llamadas entre Gálvez e Hinostroza. Este último le pide brindarle “las facilidades” al empresario Mauricio Arrieta, apoderado de Ediciones Corefo.

En su defensa, Gálvez ha señalado que no existe nada ilícito en el tenor de las conversaciones contenidas en los audios.

Un aspirante a colaborador eficaz declaró ante la fiscal Sandra Castro que Gálvez y Chávarry se comprometieron a “aguantar” la investigación sobre los audios del desaparecido CNM. Este testigo aseguró que los dos fiscales supremos debían “apoyar en todos los procesos y favores” a los integrantes de la red criminal.

También reveló que la organización ya tenía conocimiento de la existencia de los audios del CNM. Agregó que le aseguraron a Walter Ríos, entonces presidente de la Corte Superior de Justicia del Callao, que “aguantarían” las pesquisas, para que este termine su administración en el primer puerto. Gálvez calificó de “falsa” esta versión.

El 18 de noviembre, el Poder Judicial dictó ocho meses de impedimento de salida contra investigado por los presuntos delitos de tráfico de influencias, cohecho, patrocinio ilegal y organización criminal.

En este caso también están siendo investigados el exjuez supremo César Hinostroza y el expresidente del Consejo Nacional de la Magistratura (CNM), Orlando Velásquez.

3. Las veces que blindaron a Chávarry y Gálvez

Desde que se difundieron los primeros audios en los que estaba involucrado el fiscal Pedro Chávarry se interpusieron una serie de denuncias constitucionales en su contra para que sea investigado, pero estas no pudieron concretarse debido al “blindaje” que recibió en reiteradas oportunidades de parte de la mayoría del Congreso disuelto.

El 10 de octubre del 2018, por ejemplo, un informe presentada por Juan Sheput ante la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales que pedía la destitución e inhabilitación de Chávarry por los presuntos vínculos con 'Los Cuellos Blancos del Puerto´ fue rechazada con los votos de Fuerza Popular y el Apra.

El 15 de octubre, se insistió con el informe de Sheput ante la Comisión Permanente, pero nuevamente con 17 votos de Fuerza Popular y uno del Apra se descartó el pedido de destitución contra de Chávarry. El informe se mandó al archivo.

El 14 de enero del 2019, se votó una nueva denuncia contra Chávarry en la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales presentada por Gino Costa referida a presuntas irregularidades en el proceso por el cual Chávarry fue ratificado como fiscal supremo por el desactivado CNM. Otra vez la mayoría de ese grupo de trabajo parlamentario salvaron al magistrado. Costa, acusó a Fuerza Popular y al Apra de seguir blindando al ex fiscal de la Nación,

La mayoría de la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales mandó al archivo varias denuncias contra Pedro Chávarry. (Foto GEC)
La mayoría de la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales mandó al archivo varias denuncias contra Pedro Chávarry. (Foto GEC)

El 29 de enero del 2019. siempre con los votos de la entonces bancadas fujimorista y aprista, también se rechazó otra denuncia que esta vez presentó el procurador Amado Enco por los presuntos nexos con ‘Los Cuellos Blancos del Puerto’ .

El 2 de abril del 2019, la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales volvió a blindar a Chávarry. Ese día se rechazó la denuncia presentada por Justiniano Apaza y Hernando Cevallos por la violación de la oficina lacrada de un asesor de Chávarry.

El 28 de mayo del 2019, la mayoría de la Comisión Permanente vuelve a mandar al archivo un informe que concluía acusar por delitos a los fiscales supremos y , y recomendaba su destitución e inhabitación por 10 años por presuntas infracciones a la Constitución.

A pesar de que las imputaciones eran parte del mismo informe, estas se votaron por separado. Se realizaron doce votaciones: siete estuvieron relacionadas con el exfiscal de la Nación. Las principales acusaciones y recomendaciones se rechazaron con votos de miembros de Fuerza Popular y del . La única acusación que se aprobó contra Chávarry fue por el delito de encubrimiento real, por su decisión de remover a los fiscales Rafael Vela y José Domingo Pérez del equipo especial del Caso Lava Jato.

El 10 de junio del 2019, la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales aprobó por 6 votos a favor —todos de Fuerza Popular— y 5 en contra archivar en parte la denuncia que Zoraida Ávalos, fiscal de la Nación, presentó contra Chávarry. Ella señaló a su antecesor como instigador de la irrupción en una oficina lacrada del Ministerio Público y de la sustracción de documentos en la misma, en enero pasado.

El 24 de julio del 2019, el pleno del Congreso rechazó con los votos de Fuerza Popular y el Apra un pedido para que se incluya en la acusación contra Chávarry los presuntos delitos de encubrimiento personal y organización criminal, por los vínculos que tendría con el Caso Los Cuellos Blancos del Puerto. Solo se aprobó la denuncia por encubrimiento real por la separación de los fiscales Vela y Pérez.

Por ese delito el juez Hugo Núñez Julca, titular del Juzgado Supremo Instructor, le abrió proceso, pero el 26 de noviembre de ese año lo archivó por considerar que los hechos imputados a Chávarry no constituyen delito de encubrimiento real.