Fiscal Tomás Gálvez está implicado en el caso Los Cuellos Blancos del Puerto. (Foto: GEC)
Fiscal Tomás Gálvez está implicado en el caso Los Cuellos Blancos del Puerto. (Foto: GEC)
Redacción EC

El fiscal supremo anunció que presentará un escrito para que la Junta Nacional de Justicia () se inhiba de ver su caso, tras ser incluido en la investigación de la organización criminal “Los Cuellos Blancos del Puerto”.

En Canal N, señaló que el fiscal supremo Pablo Sánchez, quien presentó el informe, incurrió en “persecución” y “usurpación de funciones”, por lo que no descartó el inicio de un proceso en su contra.

“Yo estoy, con mis abogados, elaborando un pedido de inhibición para los miembros de la Junta, en mi caso, y que llamen a los que tengan que resolver, y, sobre todo por falta de motivación, creo que han cometido una falta grave y esa falta grave voy a tener que denunciarla en el Congreso pidiendo su remoción”, declaró.

Gálvez Villegas consideró que la investigación en su contra por los presuntos delitos de organización criminal, tráfico de influencias, patrocinio ilegal y cohecho activo específico, es una formalidad para destituir de sus cargos a los fiscales comprendidos en las pesquisas.

“De la forma en que se hace, prácticamente ya estamos sentenciados, solamente el proceso es una formalidad para destituirnos, eso llama a preocupación”, agregó el fiscal supremo.

El informe presentado por el fiscal Sánchez también comprende al exjuez supremo César Hinostroza y a los exintegrantes del desactivado Consejo Nacional de la Magistratura (CNM) Orlando Velásquez y Julio Gutiérrez Pebe.

Gálvez Villena consideró que debieron abrir un proceso de investigación preliminar para presentar sus descargos respectivos. “¿Es o no una discriminación que a uno por lo mismo le abran investigación y a otros procedimientos inmediatos donde ya estamos prácticamente sentenciados?”, cuestionó.

Como se recuerda, el pleno de la JNJ abrió proceso “disciplinario inmediato” a los fiscales supremos Pedro Chávarry y Tomás Gálvez, implicados en el Caso Los Cuellos Blancos del Puerto.

Igual medida se dispuso para los jueces supremos Martín Alejandro Hurtado y Aldo Martín Figueroa Navarro, por el mismo caso.

Los altos funcionarios del Ministerio Público y Poder Judicial han sido implicados en la investigación que se sigue a la organización criminal compuesta por jueces, fiscales, abogados y empresarios que beneficiaban a sus allegados con plazas en la administración de justicia, a cambio de favores o hasta compensaciones económicas.