Luis Bedoya fue alcalde de Lima entre los años 1964 y 1969. Su gestión estuvo centrada en modernizar la ciudad siendo su mayor obra la construcción de la Vía Expresa del Paseo de la República, renombrada por el Congreso como Avenida Luis Bedoya Reyes el año 2019 como homenaje por sus 100 años. (Foto: GEC Archivo Histórico)
Luis Bedoya fue alcalde de Lima entre los años 1964 y 1969. Su gestión estuvo centrada en modernizar la ciudad siendo su mayor obra la construcción de la Vía Expresa del Paseo de la República, renombrada por el Congreso como Avenida Luis Bedoya Reyes el año 2019 como homenaje por sus 100 años. (Foto: GEC Archivo Histórico)
Alicia Rojas Sánchez

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

(1919-2021) había cumplido hace un mes 102 años de vida, de los cuales una buena parte los dedicó al quehacer político local, que luego extrapoló a una participación nacional. ‘El tucán’ para Sofocleto, hasta el fin de sus días ha sido reconocido como el líder histórico del (PPC) y una de las voces lúcidas de la política peruana.

Este jueves, Luis Bedoya Reyes falleció y deja como legado la fundación de un partido con más de 55 años de vida, aunque recientemente ha tenido tropiezos, así como una de las obras más emblemáticas que los limeños reconocen con facilidad: la Vía Expresa de Paseo de la República, o lo que se conoce hasta nuestros días como el ‘zanjón’, apodo que nació a partir de la crítica. Una de las principales arterias de la ciudad, que se construyó en dos gestiones, y ha sido adaptada a las necesidades actuales.

MIRA: Luis Bedoya Reyes: fundador del PPC falleció hoy a los 102 años

El político centenario estudió Derecho en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM). Además de ser docente, fue elegido dos veces alcalde de Lima, miembro de la Asamblea Constituyente de 1978 y fue ministro de Justicia durante el primer gobierno de Fernando Belaunde Terry. También tentó la presidencia de la República junto al PPC en 1980 y 1985, pero no ganó.

La modernización vial de Lima

Luis Bedoya ganó la alcaldía de Lima a fines de 1963 con la alianza Acción Popular-Democracia Cristiana. Para entonces, el tráfico de la capital ya era un dolor de cabeza para los limeños, por lo cual una de las principales obras para Lima era la construcción de la Vía Expresa.

El material retirado en la excavación del ‘zanjón’ -que de acuerdo con el archivo histórico de El Comercio fue 1′200.000 metros cúbicos de tierra- fue utilizado para modificar las orillas del mar Barranco, Miraflores y Chorrillos, según el programa Sucedió en el Perú.

El proyecto de la Vía Expresa fue parte del Programa Vial Metropolitano, que también contemplaba la construcción de la avenida Circunvalación, el Malecón del Rímac, que son también vías principales para la ciudad, según datos del .

En una entrevista que tuvo el 2017 con el Congreso de la República, el exalcalde recuerda cómo nació su obra más emblemática. “Lo primero que hice cuando gané fue estudiar cuántas iniciativas se habían encontrado truncas por la dificultad de los alcaldes anteriores de haberlas podido realizar. Tropecé con esta idea de un zanjón a lo largo de lo que había sido la línea del tranvía, cosa que conocía muy bien por la actividad de mi padre”, relató.

¿Cómo se gestó la idea de la Vía Expresa? Mira este video

Además, se encargó de modernizar el Mercado Central, el nuevo puente del Ejército y el puente Dueñas. Construyó la Plaza Castilla y creó la Administradora Paramunicipal de Transporte de Lima (APTL) con los bussing. El reordenamiento vial de Lima fue uno de los ejes de su gestión.

En el gobierno edil de Bedoya también se ampliaron las avenidas Argentina y Arequipa.

La última entrevista de Luis Bedoya Reyes a El Comercio: “El bicentenario es un hito para mirar hacia atrás e imaginar hacia adelante”

Luis Bedoya Reyes | Política El Comercio Perú
Luis Bedoya Reyes: "El Bicentenario es un hito para mirar hacia atrás e imaginar hacia adelantes".

Participación política

“[Jorge] Grieve le dice: ‘doctor, yo no sé qué hace un político postulando para la alcaldía de Lima cuando todos los problemas que tiene que enfrentar el alcalde son técnicos, y usted es un político. El problema del transporte es un asunto técnico, el problema de los mercados es un asunto técnico. Hay que ver para que a los frejoles no les crezca brotecitos’. Bedoya dice: ‘mire, ingeniero, los técnicos se alquilan, los políticos decidimos. Cuando sea elegido alcalde, lo voy a contratar a usted para que vigile que a los frejoles no les crezca brotecitos”, recordó el sociólogo Sinesio López en una entrevista con Tv Perú el 2019. Esta declaración ocurrió en el primer debate político televisado, en 1966, entre Grieve (alianza Apra-UNO) y Bedoya (Acción Popular-Democracia Cristiana).

Bedoya y Grieve en el debate de 1966. (Foto: Archivo de El Comercio)
Bedoya y Grieve en el debate de 1966. (Foto: Archivo de El Comercio)

Como político en ciernes hasta hace unos años, Bedoya Reyes ha permanecido ligado a la política nacional. Uno de sus últimos vínculos ocurrió en julio del año pasado. En plena pandemia, el líder del PPC se reunió con el entonces primer ministro Pedro Cateriano. Esta reunión fue replicada a la que , cuando también asumió la dirección del Consejo de Ministros.


E, dijo sobre el expresidente Martín Vizcarra: “¿Alguien puede imaginarse que el actual presidente supuso que podía ser presidente? Es un improvisado total que ha hecho lo que ha podido. No lo condeno, simplemente carecía de la experiencia suficiente para comenzar a gobernar con los zapatos en el suelo”, además, al ser consultado sobre si la disolución del Congreso había sido justificada, respondió:

“No puede definirse en otra forma la provocación permanente de hacer cuestión de confianza, y que se tenga el veneno enfrente con la capacidad de embutirlo. Ha jugado mucho la figura de “te voy a disolver” hasta que lo disolvió. Y no pasó nada. [Fue] la emergencia de un necesitado. Si no lo hacía, era pisado. O tú o yo”.

. Desde ahí, dijo: “todo sacrificio tiene un precio. Muerto Alan, ha vuelto a unirlos y reunirlos a todos ustedes. El Perú necesita partidos, pero partidos responsables, que suman su destino con la gran misión que les corresponde. No importa que en el partido se discrepe, más allá del cambio de opiniones la unión debe prevalecer”.