Redacción EC

Solo uno de cada tres limeños tiene su voto decidido a una semana de las . Los dos candidatos que subieron en intención de voto con respecto a la medición anterior son percibidos como los que tuvieron el mejor desempeño en el .

A una semana de las elecciones en Lima Metropolitana, la encuesta de intención de voto de El Comercio-Ipsos muestra que solo el 36% tiene su voto decidido para la elección provincial.

El 29% ha reducido sus opciones a dos candidatos y 34% aún no ha decidido su voto. Existe una mayor concentración de indecisos en los niveles socioeconómicos D y E, así como entre las mujeres y los ciudadanos de Lima norte y sur. Esta indecisión podría llevar a reacomodos durante los días previos a los comicios.

Daniel Urresti (Podemos por el Progreso del Perú) y Jorge Muñoz (Acción Popular) son los dos candidatos que más suben en intención de voto declarada con respecto a la medición anterior. El primero sube siete puntos; y el segundo, nueve. Ambos, coincidentemente, son percibidos como los ganadores del primer debate municipal organizado por el Jurado Nacional de Elecciones (JNE).

Renzo Reggiardo y Ricardo Belmont, quienes la semana pasada ponderaban la opción de un debate paralelo únicamente entre ambos, corren suertes distintas en esta encuesta. El candidato de Perú Patria Segura mantiene la intención de voto registrada en la quincena de setiembre, mientras que el de Perú Libertario pierde seis puntos.

—Posicionamiento—
Los resultados de la encuesta confirman que la debilidad de los partidos políticos se extiende también a la arena edilicia. El 76% de limeños declara que decide su voto en función del candidato y apenas 18% dice que toma en cuenta la agrupación política a la que este representa.

Ello ayuda a explicar las diferencias en la intención de voto declarada y el simulacro. En el primer caso, se pregunta por el nombre del candidato, mientras que en el segundo caso el entrevistado marca su voto en una cédula que solo muestra símbolos partidarios. Así, el porcentaje de Reggiardo o Belmont es algo menor en el simulacro, pues sus símbolos son menos conocidos que sus nombres.

Respecto a la capacidad para enfrentar los tres problemas más importantes de la ciudad, inseguridad, tráfico y limpieza; el primero es el único en el que hay un posicionamiento claro de dos candidatos. El 34% cree que Urresti es el más preparado para luchar contra la delincuencia, mientras que el 26% considera que es Reggiardo.

En cuanto a otros atributos, la cercanía con el vecino y el liderazgo son atribuidos principalmente a Urresti y Reggiardo. A su vez, los tres líderes en intención de voto son percibidos como los más preparados para el cargo y los más honestos, aunque sin distanciarse significativamente de los otros candidatos.

—Metodologías—
A diferencia del simulacro, en el que se utilizan una cédula y un ánfora para recoger la opinión de los ciudadanos, la encuesta de intención de voto se hace cara a cara, preguntándole al entrevistado por quién piensa votar. Hasta el 12 de setiembre, solo se usó la encuesta cara a cara para recoger la opinión de los votantes, pero en esta nueva medición se utilizaron ambas técnicas.