Elena Conterno, presidente de IPAE  (Foto: Andina)
Elena Conterno, presidente de IPAE (Foto: Andina)
Pedro Ortiz Bisso

La CADE Ejecutivos 2019 empezó con un saludable mea culpa de la presidenta de IPAE, Elena Conterno, quien estuvo a cargo del discurso inaugural del foro que se lleva a cabo en Paracas.

“Los hechos conocidos recientemente no dañan solo a una empresa, sino al sector empresarial en su conjunto”, señaló la señora Conterno, en clara referencia a los aportes realizados por Credicorp, Gloria y otras organizaciones privadas a partidos y campañas políticas.

“Somos conscientes que hay una legítima preocupación de que los líderes empresariales, políticos y de la sociedad civil seamos cada vez más activos en construir oportunidades para todos. Y, asimismo, que seamos cada vez más fuertes en condenar toda acción que nos aleje de avanzar hacia ello”, añadió.

Le hace bien al empresariado reconocer sus errores y no recurrir a subterfugios para justificar sus acciones, como algunos de sus voceros intentaron hacer luego de las revelaciones que se hicieran en la fiscalía.

Sin embargo, para que este reconocimiento sea efectivo es imprescindible pasar de la retórica a los hechos. No sirve de nada quedarse en los golpes de pecho y las miradas contritas. Las demostraciones de abuso del poder dañan la institucionalidad y son el alimento más eficaz para la desigualdad y el descontento.

TAGS RELACIONADOS