Rafael Vela declaró tras el tercer día de interrogatorios en Brasil. (Video: Graciela Villasís / El Comercio)
Graciela Villasís Rojas
Unidad de investigación

El equipo especial que investiga el Caso Lava Jato interrogó ayer por segundo día consecutivo al extesorero internacional de Luiz da Rocha, quien ratificó que la empresa Construmaq, de propiedad del prófugo empresario Gonzalo Monteverde, habría sido utilizada por la constructora a fin de que genere dinero para los aportes a las campañas electorales de Keiko Fujimori y Lourdes Flores Nano, lideresas de Fuerza Popular y el Partido Popular Cristiano, respectivamente; así como a las de Pedro Pablo Kuczynski, Ollanta Humala y Alejandro Toledo.

Así lo declaró el fiscal coordinador del equipo especial del Caso Lava Jato, Rafael Vela, a su salida de las diligencias realizadas en la Procuraduría Federal de Curitiba, Brasil.

“Hay una participación de la empresa Construmaq dentro de la liquidación de activos para hacer efectivas las cantidades de dinero que se entregaron presuntamente a la señora Fujimori, a través de Clemente [Jaime] Yoshiyama Tanaka. También agregó que “ es posible” que dentro de las hipótesis de investigación esta empresa haya sido la intermediaria de Odebrecht para entregar aportes “a las campañas de la señora Flores Nano, del señor Alejandro Toledo, del señor Ollanta Humala Tasso, de la señora Keiko Fujimori, del señor Pedro Pablo Kuczynski. [...] [Es posible] que se hicieran efectivas las enormes sumas de dinero clandestino a través de la empresa Construmaq”, señaló.

Asimismo, el fiscal refirió que Gonzalo Monteverde podría haber sido el lavador del 90% de los recursos financieros de Odebrecht.

Cabe recordar que ayer la fiscalía interrogó a Da Rocha, quien aseguró que el empresario peruano era el “operador principal” de la caja 2 de Odebrecht en el Perú y que su labor era la de generar recursos económicos y entregar pagos ilícitos y aportes de campaña de la firma brasileña en nuestro país.

Según fuentes de El Comercio, Da Rocha declaró en el interrogatorio de ayer que sostuvo una reunión con Monteverde, entre el 2007 y el 2008, para saber si este tenía solvencia económica y así Odebrecht podía mandar dinero a través de sus empresas para no levantar sospechas.

(Video: Graciela Villasís / Enviada especial de El Comercio)

A su salida de la Procuraduría Federal, Luis Francia, abogado de Monteverde, señaló que el testimonio de Da Rocha “ha aclarado un poco un nivel de confusión que hubo al inicio” y agregó que “lo único que se está investigando aquí es un contrato del año 2007 [de IIRSA Norte], los actos posteriores probablemente la fiscalía está realizando una investigación clandestina, pero a nosotros nunca nos han notificado”.

Wilfredo Pedraza, defensa de Ollanta Humala, aseguró que Da Rocha está “especulando”. “Odebrecht siempre ha dicho que los que manejaban la caja 2 nunca conocieron cuál era el destinatario final de ese dinero”, agregó.

En diálogo con este Diario, Giulliana Loza, abogada de Keiko Fujimori, solo aseguró que “Barata ha dicho que nunca le dio dinero” a su patrocinada.

José Luis Francia, abogado de Gonzalo Monteverde. (Video: Graciela Villasís / El Comercio)

En tanto, Humberto Abanto, abogado de Yoshiyama, afirmó que “todo esto se parece más a las manipulaciones de las declaraciones de los colaboradores eficaces para que se ajusten a las hipótesis fiscales [...] que a un proceso serio de colaboración eficaz”.

Lourdes Flores indicó que no va a dar declaraciones sobre la investigación.

Este Diario buscó la versión de las defensas de Pedro Pablo Kuczynski y Alejandro Toledo, pero no obtuvo respuesta.

—Pagaron US$2’350.000 por la Costa Verde—

Ricardo Boleira, exsuperintendente de Odebrecht en el Perú, confirmó ante los fiscales del equipo especial del Caso Lava Jato que pagó US$2’350.000 como soborno a cambio de que la constructora fuera favorecida con la adjudicación de la construcción de la Costa Verde del Callao. La diligencia, que se extendió aproximadamente por cuatro horas, estuvo encabezada por la fiscal Geovanna Mori.

Según fuentes de El Comercio, el exejecutivo de Odebrecht aseguró que se reunió dos veces con Félix Moreno en el 2013 para acordar que se pagaría un total de US$4 millones a cambio de la obra. Sin embargo, indicó que solo se pagaron US$2 millones al publicista Valdemir Garreta –quien fue el encargado de la campaña para la reelección del entonces gobernador del Callao– y otros US$350 mil a Gil Shavit a través de la cuenta ‘offshore’ Cardiff International Ltd.

El 23 de abril del 2014, el Gobierno Regional del Callao otorgó la buena pro a Odebrecht para que construyera la vía Costa Verde, tramo Callao, por S/313’755.404. En octubre del mismo año, Moreno fue reelegido como máxima autoridad del Callao. En la actualidad, cumple prisión preventiva; la fiscalía lo investiga por la comisión de los presuntos delitos de lavado de activos y tráfico de influencias.

Tras la diligencia, la fiscal Mori señaló que el testimonio de Boleira “ha confirmado el pago al señor Moreno a través del señor Valdemir Garreta [...] el pacto son los dos millones”. Agregó que en la planilla se le asignó a Moreno el ‘codinome’ ‘Taxa’ y que el dinero lo destinó para su campaña electoral.

En diálogo con este Diario, Eduardo Roy Gates, abogado de Moreno, indicó que la defensa del exgobernador no se iba a pronunciar sobre este tema. José Orrego, defensor legal de Gil Shavit, señaló que tampoco se iba a manifestar debido a que su patrocinado es colaborador.