Según Jorge Barata, las reuniones con la ex primera dama Nadine Heredia fueron para tratar la “lista de dificultades” que tenían “especialmente” por el gasoducto sur peruano. (Foto: AFP / Heuler Andrey)
Según Jorge Barata, las reuniones con la ex primera dama Nadine Heredia fueron para tratar la “lista de dificultades” que tenían “especialmente” por el gasoducto sur peruano. (Foto: AFP / Heuler Andrey)
Unidad de investigación

Por Graciela Villasís y Giovanna Castañeda

El Comercio accedió en exclusiva a la declaración que el exsuperintendente de en el Perú dio el pasado 12 de diciembre en Curitiba, Brasil. El exejecutivo dio detalles sobre la participación protagónica que la ex primera dama tuvo en el proceso de licitación del (GSP) a la empresa brasileña: contó que se reunieron cuatro veces, más seguido que con el expresidente .

[Las] reuniones que he tenido en Palacio con la presencia incluso, en una de ellas de Marcelo Odebrecht, […] con los ministros [de Energía y Minas] responsables en ese entonces de la conducción del proceso [de licitación], [Jorge] Merino Tafur y Eleodoro Mayorga, con la propia señora Nadine Heredia. […] En estas se trataba de listar las dificultades que teníamos en la conducción de cada uno de los proyectos, especialmente en el gasoducto sur peruano”, declaró a la fiscal Geovana Mori, del equipo especial Lava Jato, según el testimonio al que accedió este Diario.

El exejecutivo declaró que se reunía más seguido con Heredia que con el propio Humala, para coordinar los obstáculos que tenía la empresa con algunos funcionarios o la falta de claridad en las bases y la poca precisión en algunas exigencias comerciales del proyecto, lo que impedía que pudiera ganar la millonaria licitación.

Las reuniones las sostuve más con la señora Nadine, en cambio con Ollanta demoraba. Además, la señora era más organizada y entendía mejor los temas. La señora tenía un nivel de conocimiento sobre la licitación que permitía realizar las conversaciones con ella”, señaló, según la declaración a la que accedió este Diario.

En otras oportunidades, de acuerdo a lo que relató Barata, estaba presente el presidente Humala. “Las reuniones en Palacio de Gobierno han sido con Nadine, otras con Ollanta. Con la señora Nadine me reuní como cuatro veces, el objetivo de la reunión era actualizar sobre la situación de la empresa. […] Dentro de estas reuniones, se buscaban minutos para poder hacer quejas y hablar de la situación del gasoducto”, agregó.

Según Barata, Heredia tomaba apuntes sobre las quejas de la empresa, las que eran anotadas también por el ministro de turno y por el exmandatario. “La percepción que tengo de ella es que era mucho más ordenada que el señor Humala en sus apuntes, en sus cosas. No sabría decir qué fue solucionado, pero se hacían las gestiones. Al final no se sabía quién fue quien ayudó si todos ayudaron”, relató.

Gasoducto sur peruano. (Foto: GSP)
Gasoducto sur peruano. (Foto: GSP)

No puedo precisar cuántas [reuniones han sido], pero han sido muchas. Incluso solo con la señora Nadine, donde se trató temas de prensa, de los proyectos”, añadió.

El exjefe de Odebrecht en el Perú recordó ante la fiscal Mori que cuando conversaba con el expresidente Alan García, este tenía una comprensión “mucho más precisa” que Humala.

—Graña, el socio oculto—

Barata declaró que en algunas de las reuniones que sostuvo con Heredia, también estuvieron Ricardo Boleira, Raymundo Serra y, una vez, José Graña.

El exejecutivo señaló que hubo un incidente con la pareja presidencial cuando ambos viajaron a Chile para la toma de mando de la entonces presidenta electa Michelle Bachelet. Este “problema” los obligó a firmar un acuerdo secreto con su entonces socio, la constructora peruana Graña y Montero.



"La percepción que tengo de ella (Nadine) es que era mucho más ordenada que Humala en sus apuntes"- Jorge Barata, exjefe de Odebrecht Perú

“Sale un comentario bastante agresivo de El Comercio contra la primera dama, que no había respetado cuestiones protocolares. Esto motivó que Humala hablara con Dilma Rousseff. El mensaje fue el siguiente: ‘La empresa Odebrecht está con nuestro enemigo y quien está con nuestro enemigo es nuestro enemigo también’”, dijo.

La fiscal Geovana Mori interrogó a Jorge Barata el 12 de diciembre. (Foto: GEC)
La fiscal Geovana Mori interrogó a Jorge Barata el 12 de diciembre. (Foto: GEC)

Después de esta conversación, Barata recuerda que recibió una llamada de su jefe, Marcelo Odebrecht, quien le informó que apartaría a Graña de la asociación para evitar más problemas. “Graña pasa a ser un socio oculto e ingresaría después si es que ganábamos el concurso. Recuerdo que firmamos un acta, pero exactamente no recuerdo cómo se llama el documento”, detalló.

—Las reuniones con los ministros de Energía y Minas—

Según Jorge Barata, previo al otorgamiento de la buena pro del GSP, tuvo diversas reuniones con los exministros de Energía y Minas Jorge Merino Tafur y con su sucesor Eleodoro Mayorga. No recordó cuántas fueron.

Con Merino, dijo, “se discutía mucho”. Sobre Mayorga, recordó que “le gustaban mucho las centrales hidroeléctricas como Chaglla”.



"Con la señora Nadine me reuní como cuatro veces. El objetivo era actualizar sobre la situación de la empresa"- Jorge Barata, exjefe de Odebrecht Perú

Cuando teníamos una dificultad, hacíamos gestión por todos los frentes. No nos limitábamos con el ministro, porque a veces no tenía capacidad de convencimiento sobre Pro Inversión. Y ahí surgió la idea de buscar a la gente para ayudar a convencer a Pro Inversión sobre la viabilidad de una e inviabilidad de la otra”, precisó.

Barata señaló que una persona a la que recurrieron y los ayudó fue el fallecido abogado Luis Pizarro Aranguren.