Ollanta Humala y Nadine Heredia fueron acusados del delito de lavado de activos a raíz de la investigación a los aportes de campaña del 2011. (Foto: GEC)
Ollanta Humala y Nadine Heredia fueron acusados del delito de lavado de activos a raíz de la investigación a los aportes de campaña del 2011. (Foto: GEC)
María Isabel Álvarez

Son distintas las declaraciones recogidas por los fiscales del equipo especial y que involucran al expresidente y su esposa con el .

Testigos y colaboradores eficaces han declarado sobre la implicancia de la expareja presidencial en la presunta comisión de delitos en las investigaciones por los casos Gasoducto, Club de la Construcción y aportes de campaña.

Jorge Barata, hoy colaborador eficaz, es uno de los principales testigos para la fiscalía. También han sido incluidas las declaraciones de exejecutivos de OAS, así como la de empresarios peruanos y otros testigos.

Caso Aportes al Partido Nacionalista

El equipo especial acusó a Ollanta Humala y Nadine Heredia de la comisión del delito de lavado de activos, tras investigar el caso de los presuntos aportes de la constructora brasileña Odebrecht a la campaña presidencial del 2011.

En este caso fue clave la declaración que ofreció Jorge Barata, exsuperintendente de Odebrecht en Perú, a los fiscales del equipo especial. El exejecutivo reveló la entrega de US$3 millones, provenientes de la División de Operaciones Estructuradas (Caja 2), a la campaña de Humala.

En su testimonio, Barata no solo implica a Ollanta Humala en la recepción del dinero donado. También aparece en escena su esposa Nadine Heredia, de acuerdo al colaborador eficaz.

Según indicó, a mediados de 2010 recibió la llamada de Marcelo Odebrecht, quien le dijo que debía hacer una donación de US$3 millones para la campaña de Humala. El aporte se hizo a pedido del Partido de los Trabajadores de Brasil, de Luiz Inácio Lula da Silva, de acuerdo a Barata.

El exejecutivo se reunió con Ollanta Humala y Nadine Heredia en el departamento ubicado en la avenida Armendáriz 564, número 102. En la cita definieron los detalles de cómo se debían hacer los pagos. Barata señaló que la expareja presidencial le confirmó que recibirían remesas de Brasil mediante el publicista brasileño Valdemir Garreta.

El colaborador relató que poco después de que recibieran un millón de dólares, Nadine Heredia lo llamó para reunirse. Heredia le dijo que no podía solventar todos los gastos de campaña y que necesitaba más dinero. Luego de esto, Barata le pidió dinero en efectivo a la División de Operaciones Estructuradas. Los aportes se entregaron hasta el primer semestre del 2011, cuando Humala fue elegido presidente.

Caso Gasoducto

En la investigación por el Caso Gasoducto del Sur ha sido incluida la exprimera dama Nadine Heredia, quien es actualmente investigada en etapa preliminar por el presunto delito de colusión.

El 22 de julio del año pasado, los exdirectivos de la constructora Graña y Montero, José Graña y Hernando Graña declararon ante la fiscalía sobre su participación en el proceso de licitación del proyecto Gasoducto Sur Peruano.

Ante el equipo especial, José Graña señaló que en el convenio entre Odebrecht y Graña Montero por la adjudicación del gasoducto del sur se estableció una cláusula que indicaba que si la participación de la constructora peruana influía negativamente en el resultado del concurso, la empresa debía salir del consorcio.

Según dijo José Graña, la cláusula se estableció por la incomodidad de Nadine Heredia con la cobertura crítica de El Comercio.

Por su parte, Hernando Graña dijo a la fiscalía que Odebrecht les manifestó que Heredia había ofrecido ayudar a la constructora brasileña para obtener el proyecto “gracias a su aporte a la campaña”.

Por la misma investigación declaró Jorge Barata. El exejecutivo de Odebrecht sostuvo que Nadine Heredia gestionó reuniones vinculadas al proyecto. Ante la fiscal Geovana Mori dijo que se reunió en la oficina de Heredia en Palacio de Gobierno, con el expresidente Ollanta Humala, exministros y funcionarios del gobierno. Ahí se habría coordinado favorecimientos a la constructora brasileña.

Barata indicó que hubo varias reuniones con distintos funcionarios. Señaló que incluso participó Violeta Oliveros, encargada de la coordinación de los equipos de avanzada de la exprimera dama. Agregó que Nadine Heredia comprendía mejor el proceso de licitación que su esposo Ollanta Humala. “Ella estaba al tanto de todo lo que sucedía”, dijo.

Es por este caso que el Poder Judicial dictó en enero una orden de impedimento de salida del país contra Nadine Heredia.

Caso OAS

El testimonio de un exejecutivo de la constructora brasileña OAS que se ha acogido a la colaboración eficaz volvió a implicar a Nadine Heredia en el Caso Lava Jato, en marzo del año pasado. De acuerdo a su testimonio, en setiembre de 2014, el exgerente de contratos de OAS en Perú, Leonardo Fracassi se reunió con Heredia. El colaborador N°101-2019 declaró que la exprimera dama le dijo a Fracassi que el Partido Nacionalista evaluaba lanzar un candidato para las elecciones.

Para esto era necesario hacer un sondeo, le dijo Nadine Heredia, por lo que necesitaba US$230 mil “a ser entregados a una persona que iba a comunicarse con él”. Para ese entonces, el gobierno de Ollanta Humala había adjudicado a OAS proyectos por s/1.371’852.070.

Según el colaborador, Fracassi le dijo a Nadine Heredia que debía consultar con los dueños de la compañía en Brasil. Añadió que el dinero fue entregado, pero no la totalidad del monto solicitado. “[…] Después de la fecha del primer pago, que fue cerca de US$ 120 mil, hubo la detención del señor [Leo] Pinheiro, así como de tres miembros del sector de la controladoria, por lo tanto ya no sería posible hacer más entregas”, refirió.

En julio del año pasado, Jose [Leo] Pinheiro, expresidente de OAS, hizo revelaciones que también involucran a Nadine Heredia. Sostuvo que antes de que Ollanta Humala jurara al cargo en el 2011, se reunió con él y Nadine Heredia en la casa del entonces director internacional de OAS, César Uzeda, ubicada en Brasil.

Pinheiro dijo que la expareja presidencial le agradeció el apoyo económico durante la campaña, y que le pidió al publicista Valdemir Garreta que concertara una reunión y su esposa para presentarles al reemplazo de Fracassi.

Cuando se concretó la reunión en Palacio de Gobierno, entre abril y mayo de 2014, Nadine Heredia le preguntó a Pinheiro si estaban haciendo algún pago indebido a Carlos Paredes, ministro de Transportes y Comunicaciones (MTC), “que coordinaba las obras en el Perú para el Club de la Construcción”. Pinheiro le prometió averiguar sobre el tema, y Heredia le respondió que si hubiera un pago ilegal “se suspendiera y que lo viera directamente con ella”.

Club de la construcción

El Comercio reveló testimonios que involucran a Ollanta Humala y Nadine Heredia en la recepción de presuntos sobornos vinculados al Caso del ‘club de la construcción’. De acuerdo a los testigos, se tuvo como intermediarios a dos personas cercanas al exmandatario, José Paredes Rodríguez y su hermano Carlos Paredes, exministro de Transportes y Comunicaciones en el gobierno nacionalista.

El colaborador N° 4-2019 señaló a la fiscalía que Humala “siempre hacía participar a Nadine Heredia, manifestando que ella era su mejor primer ministro, por lo que debía tener opinión”. El 7 de octubre de 2011 Humala le dijo a José Paredes que su esposa había aceptado la propuesta, de acuerdo a los testimonios.

El 21 de noviembre de ese año se hizo el primer pago a Humala por un monto de US$500 mil. La entrega se habría hecho en Palacio de Gobierno. Todas las entregas de dinero se habrían hecho en su oficina de Palacio, previa coordinación con su secretaria Cynthya Montes. “El dinero era ingresado en un maletín que contenía sobres manila y bolsas con fajos de US$10 mil”.

El colaborador eficaz N°4 indicó que “en algunas oportunidades, Humala le entregaba a Nadine Heredia el maletín que contenía el dinero y le pedía que lo guarde”.