Fernando Vivas

No se equivocaban quienes predecían, en los albores del castillismo, que el Perú se alinearía con Cuba, Venezuela y la izquierda latina. Varias señales dieron razón a la paranoia conservadora que alucinaba al Foro de Sao Paulo y al Grupo de Puebla sesionando en Lima. Tuits de Vladimir Cerrón abrazaban la causa chavista con furor y el canciller exguerrillero Héctor Béjar debutó dando vivas al multilateralismo, que suena plural y bonito, pero en la jerga diplomática significa esto: ahora voy a ser más multilateral con mis nuevos amigos de izquierda.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más