El ministro de Justicia Aníbal Torres dijo que los restos de Abimael Guzmán deben ser esparcidos en el mar para que no se le entierre y así evitar delitos de apología del terrorismo. Cuestionó, además, que haya personas que pongan en duda el deceso del cabecilla terrorista. (Foto archivo: GEC)
El ministro de Justicia Aníbal Torres dijo que los restos de Abimael Guzmán deben ser esparcidos en el mar para que no se le entierre y así evitar delitos de apología del terrorismo. Cuestionó, además, que haya personas que pongan en duda el deceso del cabecilla terrorista. (Foto archivo: GEC)
Redacción EC

La legisladora Rosselli Amuruz Dulanto de la bancada Avanza País envió un oficio al ministro de Justicia, , solicitando un “informe documentado y con carácter de muy urgente”, respecto a “la conversación telefónica del sábado 11 de setiembre entre la terrorista Elena Iparraguirre con la presidenta del INPE Susana Silva Hasembank”, según indica el documento.

MIRA: Solitario desenlace de un asesino: crónica sobre la muerte de Abimael Guzmán

Este pedido se realiza luego de conocerse un pronunciamiento público de Iparraguirre , en el que señala que se comunicó con “autoridades superiores” tras la muerte de su esposo, el cabecilla de Sendero Luminoso Abimael Guzmán, respecto a qué pasará con el cuerpo de este último.

“Hace unos minutos acaban de comunicarme las autoridades superiores que es imposible que traigan, al parecer, el cuerpo de mi esposo, que ya no está en manos del Ministerio de Justicia ni en manos de la presidencia del INPE, que está en manos de la fiscalía, de la Tercera Fiscalía y que, en todo caso, yo tendría que dirigirme a esa instancia (...) para que, a través de un poder hecho a un familiar, puedan entregárselo”, afirma Iparraguirre, quien agrega que no tiene familiares para que puedan cumplir con ese pedido.

La legisladora Amuruz Dulanto pide explicaciones también sobre las conversaciones que haya tenido Iparraguirre con el exterior del penal Virgen de Fátima de Chorrillos, donde cumple condena por terrorismo.

Finalmente cuestiona que Silva se haya ausentado de Lima el día previo a la muerte de Guzmán para encabezar un encuentro descentralizado de directores regionales del INPE en Jauja.

Abimael Guzmán Reynoso falleció en la víspera a los 86 años de edad. Él se encontraba recluido cumpliendo una condena a cadena perpetua al ser responsable de la muerte de más de 30 mil peruanos, entre civiles, policías y militares, según lo determinó la Comisión de la Verdad y Reconciliación.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más