Piero Corvetto Salinas, es el nuevo jefe de la Oficina Nacional de Procesos Electorales (FOTO: César Campos)
Piero Corvetto Salinas, es el nuevo jefe de la Oficina Nacional de Procesos Electorales (FOTO: César Campos)
Karem Barboza Quiroz

, electo jefe de la (), habla de los retos que superará para llevar las elecciones generales del Bicentenario en el 2021 y en tiempos de pandemia. En entrevista con El Comercio, sostiene que requerirá mayor presupuesto y que el sufragio podría darse de manera escalonada, empezando por la población vulnerable y la aplicación del voto electrónico no presencial.

¿Cuál considera el mayor reto de llevar a cabo las elecciones en el contexto actual?

Tenemos varios retos importantes. El primer gran reto es poder generar confianza en la ciudadanía, que permita conciliar dos derechos que son fundamentales. El derecho a la participación política y el derecho a la salud pública. Tenemos que generar la confianza para que el ciudadano vaya, para que el miembro de mesa acuda a abrir (la mesa de sufragio) estas 16 horas y que los ciudadanos vayan con la confianza de que existirán los protocolos para emitir su voto y juntos podamos elegir a las autoridades que en el Bicentenario tendrán la responsabilidad de liderar nuestro país. Hacer una elección en época de pandemia nos plantea una serie de retos conjuntos que tienen que ver con una nueva organización de los locales, una nueva elección de los locales, que implica una nueva forma de capacitar a los miembros de mesa, de generar la confianza. Estas elecciones las vamos a hacer de la mano con el Ministerio de Salud.

¿Cuál es la primera acción para empezar ya con la carrera a las próximas elecciones?

Yo llamaré a la doctora (Pilar) Mazzetti (ministra de Salud) y me reuniré con ella en el momento que lo pueda hacer, le llevaré impreso los protocolos y le platearé formar un equipo de trabajo; para, en el menor tiempo posible, aprobar estos protocolos y tener la aprobación del Ministerio de Salud, porque estas son unas elecciones complicadas. Desde la ONPE vamos a liderar para que esto sea así y poderlo difundir. El ciudadano no puede enterarse cuatro semanas antes cuáles son los protocolos. Tiene que saberlo siete, seis meses antes. El éxito de esta elección será comunicar y comunicar.

¿Cómo supervisar el cumplimiento de los protocolos y reglas electorales en este contexto?

Vamos a trabajar con el Ministerio de Salud y esto va a implicar necesariamente crear nuevas funciones y labores al interior de la organización electoral. La primera tarea es hacia adentro. Usted comprenderá que la ONPE ahora es una institución que tiene 400 personas y que pasará a tener 50 mil, trabajando y organizando la elección. Ese es el primer reto, darle la confianza en cuanto a salud a nuestro personal que hace la elección. Tenemos que generar nuevos perfiles, con nuevas competencias, vamos a tener más gente orientando en los locales de votación, gente con termómetros, alcohol y manteniendo la distancia que se requiere.

¿Cómo se manejarán las aglomeraciones en los locales de votación?

Ahí tenemos que innovar, a partir de la experiencia comparada, los aciertos y las opciones de mejora. Ayer hemos tenido una reunión que nos ha permitido participar dentro del grupo nacional de Reniec, con los integrantes del Protocolo de Quito, que son los organismos electorales de América Latina, y conversábamos sobre lo que están haciendo en Chile, en Uruguay. Creo que hay formas de hacer muy bien las cosas y estoy seguro que vamos a poder implementar estas mejoras, vamos a tener que trabajar muy fuerte. Tenemos la suerte que el Congreso de la República ha ampliado la jornada de votación a 12 horas y eso nos parece que es fundamental y tiene que ser complementado con otras medidas. Podemos generar la recomendación para que los electores puedan asistir de manera escalonada a votar. Yo aún no asumo el cargo, pero me imagino, de 12 horas, reservar las dos primeras horas para atender a la población vulnerable, a las personas mayores y con discapacidad. Allí por ejemplo, a partir del último dígito de su DNI, que son diez, podemos recomendar que vayan en grupos o espacios horarios a votar. La elección tiene dos momentos en los que se agolpan a votar. Un primer momento es entre las 10 de la mañana y las 12 del día. Muchos quieren ir a almorzar luego de cumplir su deber. Otros que van al final de la jornada. Nosotros tenemos que convencerlos que la mejor forma de cuidar a sus seres queridos es ir a votar de manera escalonada. Eso no quiere decir que no puedan votar a otra hora, quiere decir sensibilizarlos y convencerlos de que si cumplimos horarios escalonados para ir a votar, vamos a hacer una elección bastante más ordenada. Eso implica una coordinación con las Fuerzas Armadas y Policiales, tenemos que preocuparnos no solo de lo que pasa al interior del local de votación; sino que tenemos que poner suma atención, más que nunca, sobre lo que pasa fuera del local de votación. Obviamente hay que invitar a la ciudadanía para que vaya con sus mascarillas, que lleve alcohol y vamos a pedir a los medios de comunicación que nos ayuden con esto.

¿Cuáles serán los protocolos? Los lapiceros, las urnas, el distanciamiento entre los miembros de mesa...

Nosotros estábamos acostumbrados en el Perú a tener dos mesas de sufragio en una sola aula y así hemos votado toda la vida. Eso no puede volver a darse, porque debe haber cuanto menos, un metro y medio de distancia entre cada uno de los miembros de mesa; y a su vez, de los personeros de las organizaciones políticas. Entonces, tenemos que hacer un diseño del aula que permita que eso se cumpla. En el tema del lapicero, por ejemplo, hay diversas estrategias, hay países que están permitiendo que cada uno vaya con su lapicero, o que tengamos más lapiceros y que estos se limpien cada vez que se usan. Todos ir con mascarilla, entregar el documento y poder echarle alcohol y verificar, con una pequeña bajada de mascarilla, la identidad del elector que es una responsabilidad del miembro de mesa. Hay protocolos que son específicos, la OEA (Organización de los Estados Americanos) ha hecho un documento importante que contribuye en esa línea de ideas.

¿Y con respecto a los miembros de mesa, qué podemos hacer para que acudan a cumplir con su obligación en esta pandemia. ¿Se puede mejorar los incentivos?

Los miembros de mesa estarán cerca de 16 horas allí (en los locales de votación), tenemos que buscar mecanismos que permitan construir los incentivos de participación de manera activa y comprometida. Hay un tema adicional, en la última reforma electoral, que amplía el horario de la jornada electoral, se plantea que los omisos al sufragio o al ejercicio de miembros de mesa de la población vulnerable no van a ser pasibles de multa. Entonces, no vamos a pedirle que se arriesguen si no le damos las garantías y los incentivos reales.

¿Que tipo de incentivos?

En el Perú, el incentivo es darte el día libre al día siguiente (a la elección). Eso no puede ser. Usted sabe que en el Perú, el 80% tiene un trabajo informal, no podemos esperar que alguien considere un incentivo sincero por parte del Estado tener libre al día siguiente, cuando saben que el día que no salen a trabajar, no comen. Es fundamental generar, en el menor tiempo posible, un incentivo económico directo a los miembros de mesa. Si no conseguimos eso, el éxito de la elección se complejiza. Es un tema que tenemos que trabajar con el Jurado Nacional de Elecciones, que es el responsable de presentar los proyectos de ley, tenemos que trabajar con la Comisión de Constitución (del Congreso) y con el Ministerio de Economía para asegurar el éxito de la jornada electoral. Podríamos trabajar un monto fijo, estamos haciendo un análisis interesante del presupuesto, pero que necesariamente tenemos que pasar por el Congreso y de seguro será bien entendido por el Ministerio de Economía, que yo creo está comprometido con el éxito electoral y que brindará todos los recursos necesarios para garantizar la salud de los trabajadores electorales, de las Fuerzas Armadas y Policiales…

¿La pandemia podría representar el aumento de ausentismo electoral?

La pandemia es un gran reto para combatir el ausentismo electoral. Hoy ya tenemos un problema serio con eso. Uno de cada cuatro peruanos no va a votar, siendo el voto obligatorio y habiendo penalidad. Tenemos un problema que se agrava de manera exponencial, se ha caído de manera muy grave la participación de los peruanos en el exterior. Tenemos un reto que afrontar con la Cancillería, conozco de primera mano el interés de la Cancillería de poder incorporar tecnología al sufragio de los peruanos en el exterior. Tenemos que trabajar pilotos -y digo pilotos porque hay que ir paso a paso- de un voto electrónico no presencial con garantías absolutas y auditorías previas y convalidaciones biométricas. Creo que existe la posibilidad y que este voto electrónico no presencial, con pleno conocimiento de Cancillería, Reniec (Registro Nacional de Identificación y Estado Civil) con la base de datos que hay que golpear y de la ONPE, debiera ser además voluntario; no exigirle al ciudadano que vote de esa forma; sino brindarle la posibilidad. Yo me comprometo a conversar sobre este tema con el señor canciller, que sería un honor que puede recibirme.

Y en el territorio nacional, podemos abordar el tema atacando lo que en nuestro plan hemos definido como “ciudadanos en condiciones particulares”. Por ejemplo, se calculan que tenemos 330 mil (votantes) de las Fuerzas Armadas y Policiales ¿Usted sabe que de los 330 mil se calcula que 100 mil y 115 mil no pueden votar? Y no votan porque se encuentran sirviendo a su patria en lugares distintos a donde están inscritos como electores. Tenemos que trabajar de manera gradual, progresiva, a través de pilotos, para que se les permita la posibilidad para que, mediante voto anticipado o voto por internet, como se está planteando a los ciudadanos residentes en el exterior, darle las garantías para que puedan sufragar.

¿Este ausentismo podría afectar la representatividad política?

Tenemos que generar las condiciones para hacer que el ciudadano participe y no dude que nosotros haremos el mayor de los esfuerzos como nunca antes en la historia del Perú, para llevar la mesa se sufragio a los ciudadanos más pobres, e instalando el mayor número de mesas posibles en los municipios.

¿Cómo vamos con el presupuesto para realizar estas elecciones?

Aún no he tenido el honor de acceder al cargo, pero entiendo que estas elecciones, por estas condiciones de pandemia tan especiales, tendrían un costo mayor que las anteriores elecciones que, calculo yo, estaría alrededor del 30% (más). Si requerimos mayores recursos no tenga duda que yo estaré parado en la puerta del Ministerio de Economía y me sentaré a coordinar con la ministra. Estoy convencido que nos darán los recursos que requiramos.

¿Usted ve probable que la fecha de las elecciones puedan moverse?

No, de ninguna manera. Nosotros tenemos el compromiso de hacer la primera vuelva el 11 de abril (del 2021) y el 11 de abril se hará la primera vuelta. Estamos trabajando para ello y seguiremos trabajando y lo vamos a lograr, no tenga ninguna duda. Cualquier escollo que exista lo vamos a superar.

¿En qué tiempo podríamos tener los primeros resultados ONPE?

La forma de tener los resultados, que hemos estudiado y planteado en nuestro plan, es de dos maneras. Primero, contar con un mayor número de centros de cómputo que los que históricamente se han usado para las elecciones generales. Creo que el modelo de organización subnacional nos puede ayudar a tener resultados antes. Otro elemento que nos puede ayudar es hacer masivo el sistema de escrutinio automatizado. Esto es, el voto es manual, pero a la hora que los miembros de mesa generan el acta, llenan el acta (de manera automatizada), lo que permite que no haya error material, permite imprimir el acta, comunicarla y transferirla al centro de cómputo.

¿Este escrutinio automatizado tiene garantías de que no se pueda alegar falta de transparencia?

Este sistema lo usa ONPE, es un sistema garantista que ha sido probado en todos sus beneficios, pero que solo se ha usado en el 3% de las mesas. Nuestro interés es aumentar el número de mesas que tengan el escrutinio automatizado, con ello estaremos en condiciones de incrementar el número de actas procesadas. La garantía es que el sufragio se hace manual y los personeros están presentes, los miembros de mesa escrutan los votos y lo único que se hace es llenar el acta en una tablet, PC o laptop y permite que este resultado pueda cuadrar, (que) no haya errores de suma. Es el error material el que representa el retraso de la generación de resultados porque, por tensión o cansancio, a veces yerra el miembro de mesa en sumar y eso complejiza, porque eso hace que vaya al Jurado Electoral Especial y luego regrese; y eso retrasa el cómputo de votos.

¿Estamos preparados para afrontar una segunda vuelta electoral?

Vamos a estar preparados de todas maneras. Cumpliendo los protocolos, yo creo que sí. No tenga dudas. Si el electorado decide que así sea, debería darse a los 45 días de la primera vuelta, sería en junio, cumpliendo todos los protocolos.

¿Le preocupa a usted que el Congreso puede introducir algún cambio en el juego electoral hasta antes del 23 de setiembre?

Confío en el trabajo que se hace en el Poder Ejecutivo, como en el Legislativo, creo que ha habido avances sustanciales en la reforma electoral en los últimos meses. El tema de haber conseguido la paridad y la alternancia quedará en la historia. Es una de las grandes reformas electorales que se han concretado y se hicieron en este Parlamento. Estoy seguro que la Comisión de Constitución convoca a los expertos y a los propios titulares de los organismos electorales y nos da la oportunidad de plantearles nuestro punto de vista técnico para hacer las modificaciones legales. Yo confío que no habrá sorpresas.

¿Hay alguna propuesta que pueda ser llevada al Congreso previa coordinación con el Jurado?

En principio el tema del incentivo económico que le mencionaba es fundamental, hay temas que conversar y trabajar. Creemos además que la ONPE debe tener la posibilidad de la cobranza coactiva en las multas y temas relacionados con financiamiento de campañas electorales y tenemos que trabajar juntos para que la ONPE vuelva a tener esta posibilidad de emitir informes concurrentes, simultáneos; y recibir información durante la campaña y no esperar a que termine la campaña electoral para recién recibir información financiera de los partidos.

¿Usted cree que en el plazo que tienen pueda llevarse unas elecciones con transparencia y con la supervisión debida?

No lo dude. Así será, esta es una gestión íntegra, donde la transparencia, veracidad, la convocatoria a los partidos políticos, a los observadores, será fundamental. Será una gestión de puertas abiertas. Vamos a tener una elección que va a marcar un hito en los procesos electorales en el Perú. Los plazos son estrechos, pero vamos a cumplir con los plazos.

¿Se está en la capacidad de hacer elecciones internas para un aproximado de 24 partidos políticos?

Una de las primeras cosas que tenemos que hacer llegando a la ONPE, es generar el reglamento que permita realizar las elecciones internas partidarias en los ámbitos que a la ONPE le corresponden. Nosotros estábamos pensando que, inicialmente, las internas partidarias deberían darse entre el 19 y 20 de diciembre. Estoy absolutamente seguro del compromiso de los partidos políticos en llevar a cabo las elecciones como se deben. Se está trabajando el tema del voto electrónico no presencial como una opción.

Usted mencionó en su plan de trabajo que el sistema de voto electrónico que actualmente tiene ONPE está obsoleto ¿Se debería aplicar para las elecciones?

Lo que pasa es que no puede hablar del voto electrónico como un todo, debe ser de manera segmentada. En el Perú se trabajan tres modalidades de voto electrónico. El primero es el que se ha aplicado en el 7% de las mesas de sufragio, que es el voto electrónico presencial. Este voto electrónico presencial es obsoleto porque el software y hardware ya cumplieron su ciclo.

¿Se debe aplicar el voto electrónico presencial?

Yo considero que el voto electrónico presencial, no debe aplicarse. No brinda las garantías que la ciudadanía debe tener.

Y los otros formatos ¿Qué otro voto electrónico podrían aplicar?

Hay otros que se aplican en el 3% (de las mesas de sufragio), que es el que te planteo que hay que masificar, que es el sistema de escrutinio masificado, donde todo es manual, y el llenado es como un Excel formateado, y que va a permitir que los miembros de mesa puedan llenar la información. Eso se imprime, se firma y se emite. Y la tercera modalidad, que es el voto electrónico no presencial, es el que yo planteo en el caso de peruanos residentes en el exterior y de militares y policías como piloto, con las seguridades que brinda una biometría cruzada y luego de una auditoría.

¿Es fuerte la posibilidad del voto adelantado que me comentaba?

Hay la posibilidad de conversar con el Jurado Nacional de Elecciones, he conversado con miembros del pleno, creo también que hay de trabajar el voto postal, hay que tener en consideración todas estas innovaciones como pilotos. Pero también hay que tener en cuenta que el servicio postal internacional no todos tienen los mismos estándares de calidad. Pero podemos trabajar un reglamento, un piloto, estas innovaciones van a ser con éxito.

Sobre las elecciones internas partidarias, el Jurado Nacional de Elecciones y ONPE, preferían un militante un voto, pero el Congreso aprobó dos maneras: un militante un voto (pero todos vía voto electrónico ) y la segunda es una elección vía delegados, con voto electrónico. ¿Cuál es su posición?

En lo personal e institucional estamos de acuerdo que debería ser la elección directa de las autoridades, pero para esta elección no será así, y nosotros vamos a cumplir de manera estricta con la norma.

¿Entonces, como usted ya me lo había indicado, estas elecciones internas serían en diciembre?

Es una fecha aproximada, no ha sido decidido, recuerde que esto se trabaja con el Jurado Nacional de Elecciones y no ha sido aprobado aún. Nosotros estimamos, pero quien define las fechas es el jurado. Lo que pasa es que esas fechas de noviembre se plantearon cuando la aprobación del marco normativo estaba para el segundo bimestre de este año, pero como se fue postergando, esas fechas ya no estarían cuadrando porque necesariamente tiene que haber una auditoría para usar el sistema.

¿Y eso me lleva a preguntarle cómo se haría con el código fuente de este voto electrónico a aplicarse?

Tiene que haber una auditoría integral de los sistemas de voto electrónico y nosotros lo hemos planteado. Obviamente la auditoria al código fuente es fundamental, sé que ONPE ha hecho un conjunto de auditorías sobre el voto electrónico presencial, sin embargo no había habido la oportunidad de hacerlo sobre el código fuente. Ahora nuestro compromiso es hacerlo de manera integral.

El voto electrónico no presencial ¿Cómo se haría para las internas en provincias?

El voto electrónico se hace por internet, en una tablet, una PC, esa es la gran ventaja del voto electrónico no presencial. Yo en este momento aún no me he sentado en ONPE para dar mayores opiniones, pero la información que tengo es que es absolutamente viable el voto electrónico no presencial, que sería el más adecuado en el contexto de salud pública.

Respecto a los fondos partidarios y financiamiento ilícito ¿Cómo controlar este tema por el que actualmente varios partidos están siendo investigados por la fiscalía?

Vamos a aplicar el marco legal que nos compete. Sé que existe un número de expedientes que están trabajándose de manera profesional en ONPE. Y esperamos también la modificación del artículo 35 de la Constitución, para que se le dé a ONPE la potestad de tener cobranza coactiva, que es fundamental y la posibilidad de tener información (financiera) previa, durante y posterior a la campaña.

¿Qué le puede decir a las personas que sienten desconfianza por las denuncias sobre su vinculación al partido Fuerza Popular?

Mi relación con todos los partidos ha sido y será una relación profesional de cumplimiento estricto de mis funciones y con la ley y la Constitución. Mi relación con los partidos es una relación equidistante. He trabajado 20 años en el sector público, no menos de 15 en materia electoral; y he luchado y trabajado por el fortalecimiento de la democracia interna de los partidos políticos, soy un hombre íntegro.

¿Cuál es su relación con Keiko Fujimori, lideresa de Fuerza Popular?

Yo no tengo ninguna relación con la doctora que usted menciona. Yo no me he reunido con ella. Yo he acudido a visitar a su personero legal para promover el servicio de asistencia técnica electoral en el Reniec.

¿Usted es amigo de Pier Figari?

Es mi amigo, hace 35 años es mi amigo, nuestras familias son amigas, es mi amigo.

¿Usted descarta que esa amistad pueda influir o pueda llevar a cuestionar algún favorecimiento a Fuerza Popular, más adelante?

Lo descarto totalmente y cualquier persona que pueda decir eso es una persona que no me conoce, que no conoce que yo soy una persona íntegra, soy un servidor público que ha actuado siempre en el marco de la ley y de la Constitución.

VIDEO RECOMENDADO

Gobierno amplía el estado de emergencia hasta el 30 de septiembre