English4Kids está aceptando nuevos estudiantes, a pesar de que los cupos son limitados debido al aumento de la demanda.
English4Kids está aceptando nuevos estudiantes, a pesar de que los cupos son limitados debido al aumento de la demanda.

Cualquier persona que haya estudiado inglés en el colegio sabe lo frustrante que puede ser aprender este idioma. Horas y horas de estudio practicando ejercicios verbales, gramática y memorizando largas listas de vocabulario. Y muy a menudo, no se obtienen buenos resultados. Pero, ¿aprender un idioma tiene que ser así de difícil para los niños? La respuesta es no.

De acuerdo, con Rodrigo Galdamez, Co-Fundador y Director Educativo de English4Kids, la mente de los niños está diseñada para dominar fácilmente nuevas lenguas.

“Los niños pueden aprender idiomas increíblemente rápido. Sus cerebros son como esponjas. Ellos recuerdan nuevas palabras fácil e intuitivamente entienden la estructura del nuevo idioma”


Rodrigo Galdamez

De hecho, según un realizado en la Universidad de California, Los Ángeles (UCLA), los niños para aprender un idioma usan una parte del cerebro llamada “área motora profunda”, un área que controla acciones inconscientes (como saber cuál es su nombre). Es por ello que captan palabras y frases sin mucho esfuerzo.

¿POR QUÉ A TANTOS ESTUDIANTES SE LES HACE DIFÍCIL APRENDER INGLÉS EN EL COLEGIO?

El problema es que el método tradicional no funciona. Las escuelas, academias, tutores e incluso las apps tienden a imponer más los conceptos gramaticales a los niños. Una semana tienes que memorizar el tiempo presente, la siguiente semana el condicional y la subsiguiente el objeto directo, etc.

Mantener el foco del aprendizaje únicamente en la gramática impide la fluidez del idioma. Las determinan que los niños aprenden implícitamente, es decir, sin pensamiento, reflexión o esfuerzo consciente. Por eso, se paralizan con las reglas gramaticales y las palabras memorizadas son olvidadas inmediatamente. Es más, cuando se confunden y frustran, sus cerebros sencillamente se apagan y se niegan a continuar aprendiendo.

Sin embargo, cuando los niños aprenden naturalmente, pueden lograr un nivel de fluidez casi nativo asombrosamente rápido. “Piensa en cuando eras un bebé. ¿Memorizaste una lista de palabras? ¿Practicaste conjugación de verbos? Claro que no”, afirma Galdramez. “Eso demuestra que el método antiguo no funciona. Pero también nos demuestra lo increíblemente rápido que podemos aprender”.

APRENDIZAJE COMO NATIVOS

Los niños aprenden a través de un proceso: escuchan atentamente, repiten las palabras y finalmente las utilizan para crear sus propias oraciones. Sus cerebros son asombrosamente expertos en aprender idiomas de esa manera. En English4Kids, ese proceso está integrado en un plan de estudios con clases en línea en vivo y en grupos pequeños.

Escucha, repite y revisa. Los profesores a través de ejercicios divertidos y conversaciones, amplían el aprendizaje de sus alumnos a construcciones y vocabulario complejo. Así, después de un mes, los niños podrán hablar con confianza sobre temas básicos.

“Estaba simplemente asombrada por su progreso […]. El método es diferente y funciona”


Julieta de San Salvador. (Intentó con varias academias e incluso con profesores privados y nada le funcionaba, y estaba apunto de concluir que su hijo Santiago simplemente no era bueno en los idiomas. Sin embargo, con English4Kids, Santiago ya está hablando inglés con confianza y le encantan las clases dinámicas.)

Sin la carga de las reglas gramaticales, los niños hablan con confianza y fluido. Aprenden rápido y recuerdan mucho más. De esa manera, después de 20 meses, los niños estarán hablando con mucha fluidez sobre una amplia gama de temas.

“Muchos padres piensan que sus hijos son malos en los idiomas. Pero los niños son buenos en los idiomas y aprenden rápidamente el Inglés con nosotros. Es solo que la enseñanza del método tradicional no funcionó para ellos”, explica Galdamez.

Para conocer más sobre English4Kids, o para inscribir a tus hijos visita:

PUBLIRREPORTAJE