PIE

espacio pluspetrol

Uno de los principales problemas de las comunidades nativas del Bajo Urubamba (selva de Cusco) es la falta de acceso a la educación superior. Ya sea por no tener recursos económicos o por la falta de un enfoque intercultural en la educación que reciben. Solo el 15% de los jóvenes escolares puede acceder a estudios universitarios, según señala la Central de Comunidades Nativas Matsiguenka (CECONAMA)

Frente a este panorama, desde el 2013, el Consorcio Camisea, operado por , impulsa a través del Programa Integral de Educación (PIE), el acceso de estos jóvenes a la Universidad Católica Sede Sapientiae (UCSS), sede Ucayali, para estudiar carreras universitarias como Ingeniería Agrícola, Administración de Empresas o Educación Básica Bilingüe Intercultural.

Educación de calidad

El PIE está formado por tres proyectos integrales: Becas Nopoki, Becas preuniversitarias y el Programa 100. Estos permiten que los jóvenes de estas comunidades reciban financiamiento completo, asesorías y acompañamiento en cada etapa de su desarrollo educativo.

Las clases y materias que ofrece el PIE están diseñadas bajo el enfoque de interculturalidad, buscando la preservación de las lenguas y costumbres nativas de las comunidades Matsiguenka y Yine que predominan en el Bajo Urubamba. El Programa también ofrece a los adultos de estas comunidades la oportunidad de participar y contar con una carrera.

Entre los años 2005 y 2015, un total de 69 jóvenes del Bajo Urubamba han obtenido una carrera profesional gracias a diversas becas otorgadas por el Consorcio Camisea y, desde 2013 a la fecha, cada año unos 75 escolares mejoran sus capacidades en razonamiento matemático y verbal gracias al Programa 100.


Publirreportaje