Un pastor alemán fue sometido a una operación de riesgo luego de comer 80 centímetros de oropel navideño | Foto: Pixabay / Referencial / Capri23auto
Un pastor alemán fue sometido a una operación de riesgo luego de comer 80 centímetros de oropel navideño | Foto: Pixabay / Referencial / Capri23auto
Redacción EC

Benji, un perro pastor alemán de ocho años, fue sometido a una cirugía mayor luego de comer casi un metro de oropel navideño. La exitosa operación se realizó en la ciudad de Manchester, en Inglaterra, y el can ya se encuentra en su hogar recuperándose de sus heridas.

Las radiografías practicadas a Benji mostraron 80 centímetros de oropel al interior de su estómago. Olivia Mullen, su dueña, contó que es la primera vez que su perro se ve involucrado en un problema de ese tipo.

“Ni siquiera persigue zapatos o juguetes, así que fue una sorpresa total. Esta es la primera vez que (Benji) hace algo como esto”, indicó la mujer, de 24 años, quien se desempeña como asistente de cuidado de animales.

“Veo mal a animales diariamente en el trabajo, pero cuando se trató de mi propio perro, era un desastre absoluto. Estaba molesta y preocupada, pero sabía que estaba en las mejores manos posibles”, añadió, según reproduce Mirror.

Imagen de la radiografía que se le practicó a Benji antes de ser operado | Foto: PA / Mirror
Imagen de la radiografía que se le practicó a Benji antes de ser operado | Foto: PA / Mirror

Por su parte, David Owen, el veterinario principal de emergencia de la clínica Vets Now, advirtió lo siguiente tras la operación realizada a Benji:

“En medicina veterinaria, llamamos a esto un cuerpo extraño lineal. Si el oropel se ancla en el estómago, no puede pasar a través de los intestinos y puede cortar lentamente el tejido como alambre de queso. Si sospecha que su perro o gato ha tragado oropel, o algo similar, como una cinta o hilo, no espere a que aparezcan signos o síntomas antes de actuar”, comentó el especialista.

TE PUEDE INTERESAR




























No te pierdas