Recuerde que la Enfermedad Renal Crónica es un factor de riesgo para el desarrollo de enfermedades cardiovasculares. (Foto: Shutterstock)
Recuerde que la Enfermedad Renal Crónica es un factor de riesgo para el desarrollo de enfermedades cardiovasculares. (Foto: Shutterstock)
Redacción EC

La es una enfermedad crónica no transmisible y es uno de los mayores problemas de en el mundo. Se caracteriza por la pérdida de la función renal de forma progresiva e irreversible que puede llegar hasta la insuficiencia renal, la cual requiere de tratamientos especializados como son la diálisis y el trasplante renal.

TE PUEDE INTERESAR: La atención de pacientes con cáncer de mama no es una prioridad en el Perú

Afecta a miles de millones de personas alrededor del mundo y este crecimiento progresivo se debe a que enfermedades que afectan la función renal, como la Hipertensión Arterial, la Diabetes Mellitus y la Obesidad, han aumentado su prevalencia. En ese sentido, son las dos primeras las principales causas de Enfermedad Renal Crónica y las principales causas de ingreso a programas de diálisis y trasplante renal.

“La enfermedad renal crónica, por lo general, pasa desapercibida hasta que aparecen los síntomas como pérdida del apetito, náuseas, irritabilidad o dificultad para pensar claramente, problemas para conciliar el sueño o dormir en exceso, cansancio, edema de tobillo, cara o abdomen, picazón en la piel, aumento de la presión arterial, sensación de falta de aire y malestar general”, explica la Dra. Vilma Santivañez, nefróloga de SANNA, Clínica San Borja.

TE PUEDE INTERESAR: Tres enfermedades más comunes en las mujeres y cómo prevenirlas

En vista de ello, la especialista brinda una serie de consejos para prevenir la enfermedad renal crónica y cuidar su salud renal:

  • Visite regularmente a su médico para que evalúe su salud renal. Él tomará su presión arterial, controlará su peso e indicará análisis de glucosa, creatinina y un examen de orina para descartar presencia de albúmina.
  • Si es usted hipertenso o diabético debe seguir las indicaciones de su médico para mantener la presión arterial en sus niveles ideales y chequear regularmente sus niveles de glucosa. Tener estos valores en niveles objetivos asegura que mantiene una buena salud renal.
  • Lleve un estilo de vida sano. Mantenga una alimentación balanceada que le permita estar en su peso ideal y disminuya su consumo de sal. Como complemento, es importante realizar actividad física de rutina, al menos 20 minutos de caminata ligera todos los días. Procure también dormir entre 7 y 8 horas al día y dejar de fumar.
  • Si le prescriben medicación, tome solo lo que le ha recomendado su médico y evite antiinflamatorios no esteroideos (AINES) como el ibuprofeno o naproxeno.

Recuerde que la Enfermedad Renal Crónica es un factor de riesgo para el desarrollo de la enfermedad cardiovascular y que este riesgo aumenta conforme va disminuyendo la función renal por debajo de 60 ml/min/1.73 m2. No olvide examinarse regularmente con un especialista médico, pues es la opción más segura de reconocer potenciales problemas en los riñones y poder acceder a tratamiento temprano en caso sea necesario.

TE PUEDE INTERESAR:

VIDEO RECOMENDADO:

Preocupa a la OMS situación de COVID-19 en Brasil y pide acciones
Preocupa a la OMS situación de COVID-19 en Brasil y pide acciones