Simone Biles logró el bronce en la final de barra de equilibrio en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. (Foto: AFP)
Simone Biles logró el bronce en la final de barra de equilibrio en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. (Foto: AFP)
Redacción EC

La gimnasta estadounidense tuvo en vilo al mundo entero, por casi una semana. Pero finalmente superó sus problemas de salud mental y reapareció este martes en la final de viga de equilibrio, donde logró el bronce. Esta era la última definición de gimnasia artística femenina en los .

MIRA: Billie Eilish: ¿Cómo ha ido cambiando la cantante a lo largo de su carrera?

La gimnasta de 24 años de edad, había renunciado a los cuartos de final previos, obtuvo una nota de 14.000 puntos y quedó tercera en el podio, al igual que en Río 2016. La medalla de oro se la llevó Guan Chenchen, representando a China, con un puntaje de 14.933 y la de plata fue para su compatriota Tang Xijing, que logró posicionarse con 14.233 puntos.

Pero para ella, fue más que un bronce pues se había recuperado a sí misma y volvía a la competencia. “Definitivamente se siente un poco más dulce que mi medalla de bronce de 2016″, reconoció la deportista tras su brillante actuación.

MIRA: ¿Qué sucederá con la fortuna de Bill Gates y Melinda French tras el divorcio?

Biles realizó su rutina sin mayores problemas, pero a diferencia de sus anteriores actuaciones esta vez la cuádruple campeona olímpica decidió terminar con una salida sencilla. La gimnasta suele culminar sus performance con espectaculares maniobras, pero esta vez se decantó por un cierre diferente.

Sinembargo, esta decisión le permitió esbozar una sonrisa que fue ampliamente celebrada entre aplausos en el Centro de Gimnasia de Ariake de Tokio. “Tuve que ir a entrenar, cambiar mi bajada. Me retiré de mis otras finales solo porque no estaba en condiciones para hacerlas. No pensé que iba a ser clara para la viga. Simplemente esto significa que puedo venir aquí y competir una vez más antes de que estos Juegos terminen”, detalló Biles al medio británico.

MIRA: Kassandra, la niña nicaragüense que pinta para vencer el cáncer

Igualmente, la deportista explicó que dejó de lado otras competencias porque “físicamente no podía girar en el aire. Seguía chocando y no estaba autorizada para a hacer esas cosas de una manera segura. Mi mente no estaba ahí. Pero para hacer viga, podía hacerlo de manera segura. Fui, entrené y pedí cambiar mi bajada, de lo contrario tampoco iba a poder hacerla”, indicó.

Adempas, Biles resaltó que ella no había ido buscando una medalla, “sólo quería salir por mí y eso es lo que hice. Estoy orgullosa de mí misma solo por salir a competir después de lo que pasé”.

Fue consultada sobre sus planes a futuro, pero ella va calmada y a pasos seguros. “Definitivamente es demasiado pronto para comenzar a pensar en algo, pero el siguiente paso en este momento es una gira de oro por América que estamos celebrando en Estados Unidos”.

Estos fueron quizás los Juegos Olímpicos más duros que ha tenido Biles, más que por el contexto o las competidoras, por ella misma. Pasó por una aguda pérdida de confianza y decidió no participar de la competencia general por equipos, igualmente dejó de estar en varias finales. Hasta su reaparición en la final de viga de equilibrio. Donde se superó a sí misma.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

VIDEO RECOMENDADO

Tokio-2020: Simone Biles gana el bronce olímpico en la barra de equilibrio
La estrella estadounidense Simone Biles ganó el bronce en la final de la barra de equilibrio de Tokio-2020 en su vuelta a la competición, por detrás de la joven china Guan Chenchen, que se colgó el oro. (Fuente: AFP)

TE PUEDE INTERESAR