Redacción EC

El no es un típico deportivo. Tal como su nombre lo indica, está inspirado en el Hakone Turnpike, tramo de una carretera sinónimo de libertad y grandeza para los amantes del motor.

La fama de este trayecto es tan grande que ha sido reconocida mundialmente como uno de los mejores lugares para conducir. La majestuosidad de los paisajes que lo rodean se ha convertido en su principal argumento para ganar dicho título.

En lo referido al deportivo, la primera característica que destaca es su pintura color verde denominada Hakone Green. Por otro lado, el Toyota GT86 luce unos aros de 17 pulgadas en color bronce, un alerón posterior de color negro y un sistema de escape en cromo.

Al tratarse de una edición especial, el equipamiento del Toyota GT86 ha sido pensado para cumplir con altos estándares. Por ello, el deportivo cuenta con una iluminación LED de fábrica tanto para los aros como para los neblineros.

Los detalles al interior también son dignos de resaltar. En principio, encontramos unos asientos forrados en Alcántara negro y piel canela. Estos mismos colores se extienden por el salpicadero, molduras, puertas, palanca de cambios y freno.

En lo referido a su mecánica, el Toyota GT86 Hakone Edition mantiene su motor 2.0 litros que desarrolla 200 caballos unido a una caja automática de seis marchas y tracción posterior. La edición limitada saldrá a la venta durante la segunda mitad del año.