Elon Musk se ofrece a comprar Twitter al precio del acuerdo original. (Foto: AFP)
Elon Musk se ofrece a comprar Twitter al precio del acuerdo original. (Foto: AFP)
/ OLIVIER DOULIERY
Redacción EC

La red social experimenta los rumores de un boicot. Un grupo de anunciantes informó que abandonaría la plataforma si esta permite el regreso de las opiniones del ex presidente de Estados Unidos, . Esto en un contexto en que los se ven amenazados, a la vez, por un posible conflicto de intereses frente a en este mismo ‘site’.

El CEO de Tesla, Elon Musk, es también el dueño y mandamás de Twitter. El pasado 27 de octubre, a un día de hacer efectiva la compra del sitio en línea, explicó sus motivos para haber adquirido la red social: tener un lugar público “donde se pueda debatir una amplia variedad de opiniones de forma sana, sin recurrir a la violencia”, por ser importante para el futuro de la civilización.

LEE TAMBIÉN: Hennessey Venom 1.200 Mustang GT500: la ‘bestia’ de más de 1.200 Hp que se convierte en el Mustang más potente del mundo

“Dicho esto, es obvio que Twitter no puede ser un lugar infernal abierto a todo el mundo, en el que se pueda decir cualquier cosa sin consecuencias”, agregó el empresario. Este mensaje fue directo a los anunciantes, que manifestaron su preocupación por ver a la red de microblogging en un espacio hegemónico para la libertad de odio en lugar de la libertad de expresión.

Así, representantes de General Motors, la fabricante de automóviles de Estados Unidos que fue señalada de posicionarse en contra de la producción y utilidad de los vehículos eléctricos, anunciaron y cumplieron con suspender su publicidad en Twitter después que Musk asumiera las directrices de la citada red social, según informó CNBC.

LEE TAMBIÉN: Tesla Roadster: miles gastaron US$ 250.000 y siguen sin recibir su automóvil

“Estamos trabajando con Twitter para entender la dirección de la plataforma bajo su nueva propiedad. Como es normal con un cambio significativo en una plataforma de medios de comunicación, hemos suspendido temporalmente nuestra publicidad de pago”, dijo General Motors en un comunicado, confirmando así ser una de las primeras empresas en alejarse de la red social.

Sin embargo, el fabricante estadounidense dijo que sus interacciones de atención al cliente a través de Twitter seguirán activas.

LEE TAMBIÉN: Venderán uno de los tres Mercedes-Benz Blue Wonder a no menos de 1,5 millones de euros

Por otra parte, el movimiento también podría tratarse por el conflicto de interés que existe frente a Tesla. La marca insignia de Musk destaca por su producción de vehículos eléctricos de lujo, que destacan por sus prestaciones técnicas y potentes motores.

Según el sitio Motorpasion, hasta 2017, General Motors tenía contemplado lanzar más de 20 modelos eléctricos para 2023. Luego desistió del proyecto para enfocar sus esfuerzos en modelos de gasolina, esto luego que la administración de Donald Trump suavizara las regulaciones ambientales también en 2017.

LEE TAMBIÉN: Consejos para cuidar la amortiguación en tu vehículo (mantén las llantas en buen estado)

Sin embargo, con la llegada al poder de la Casa Blanca de Joe Biden en 2020, la fabricante de automóviles anunció sus intenciones de ser un fabricante de automóviles eléctricos. Esto a la par que la inversión de este proyecto apuesta por la continuidad de las subvenciones e incentivos a la compra de dichos vehículos en Estados Unidos.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más