Vehículos eléctricos: los primeros que presentaron las 10 principales marcas
Vehículos eléctricos: los primeros que presentaron las 10 principales marcas
Redacción EC

Se considera que los son la apuesta del futuro. Cada vez son más recurrentes las noticias sobre los avances logrados para desarrollar su tecnología. Sin embargo, los principales fabricantes de del mundo han buscado alternativas al desde hace décadas.

Es por esta razón que en esta lista aparecen los primeros modelos eléctricos que cada marca, desde BMW y Mercedes-Benz hasta Toyota y Kia, han aportado en favor de los vehículos impulsados con batería. Así, se muestran desde el más reciente al más antiguo, abordando modelos presentes hasta en tres siglos diferentes.

LEE TAMBIÉN: ¿Cuál es el origen de las marcas de autos más populares del mundo? (Volkswagen significa “auto del pueblo”)

Toyota iQ EV (2012)

Toyota iQ EV (2012)
Toyota iQ EV (2012)

El fabricante de automóviles que más unidades vende en el mercado decidió desarrollar la tecnología de vehículos eléctricos en el área urbana. Así, tomó el modelo más pequeño de su familia y lo equipó con un motor de 64 CV y una batería de12 kWh, que le permitió una autonomía de85 kilómetros.

Kia Venga EV (2010)

Kia Venga EV (2010)
Kia Venga EV (2010)

Solo fue un prototipo que apareció en el Salón de Ginebra. Su diseño se asemeja más a los vehículos eléctricos actuales en comparación a los otros presentes en la lista. Si motor era de 110 cv, pasaba de cero a 100 Km/h en 11,8 segundos. Alcanzaba los 140 Km/h gracias a sus baterías de 24 kWh. Y tenía una autonomía de 180 kilómetros.

LEE TAMBIÉN: Maniquí femenino ayudaría a reducir hasta un 73% lesiones en conductoras

Honda EV Plus (1997)

Honda EV Plus (1997)
Honda EV Plus (1997)

Su principal aporte fue descartar las baterías de ácido y plomo para apostar por el níquel. Tenía 66 CV y lograba los 130 Km/h. Su autonomía de 125 km –que en condiciones favorables llegaba a 170 km-, también fue un gran adelanto para su época. Solo existieron 300 unidades, que fueron cedidas en leasing.

General Motors EV1 (1996)

General Motors EV1 (1996)
General Motors EV1 (1996)

Durante tres años, la marca norteamericana fabricó este modelo eléctrico en serie. En total ofreció 1.100 unidades con 137 CV, lo que le permitía acelerar de cero a 100 km/h en nueve segundos. Sus baterías eran de plomo y ácido y pesaban 500 kilos. Tenía una autonomía que variaba entre 110 y 160 kilómetros. Como dato histórico, la empresa decidió destruir cada ejemplar que colocó en el mercado a través de leasing, excepto uno.

LEE TAMBIÉN: Toyota 4Runner 2023 vs. Nissan Pathfinder 2023: comparativa técnica

Mercedes Electro 190E (1990)

Mercedes Electro 190E (1990)
Mercedes Electro 190E (1990)

También llegó solo como prototipo. Fue el experimento del fabricante alemán para comprobar la viabilidad de los vehículos eléctricos. Con dos motores, uno en cada rueda trasera, lograba 44 CV. Adicional tenía una batería de cloruro de sodio y níquel, que permitía una autonomía de 110 kilómetros, esto apoyado a su sistema de frenada regenerativa.

BMW 1602 Elektro-Antrieb (1972)

BMW 1602 Elektro-Antrieb (1972)
BMW 1602 Elektro-Antrieb (1972)

Este sedán fue la apuesta del fabricante alemán en su análisis de viabilidad de la tecnología eléctrica para el uso diario. Tenía 43CV y una batería de 12 voltios, que pesaba 350 kilogramos. Su autonomía era de apenas 30 kilómetros y necesitaba 14 horas para recargarse en un enchufe de electricidad convencional.

LEE TAMBIÉN: Cómo serán los automóviles que se podrán comprar en 2035: con CO2 neutro

Volkswagen T2 Elektro Transporter (1972)

Honda EV Plus (1997)
Honda EV Plus (1997)

El más grande vehículo de la lista fue también el primer modelo eléctrico de Volkswagen. Su clásico Camper desarrolló esta variante gracias a la incorporación de un motor de 22 CV y unas baterías de 850 kilogramos (más pesadas que su modelo Escarabajo de aquella época). Logró alcanzar los 70 Km/h y una autonomía de 70 kilómetros.

Opel Elektro GT (1971)

Opel Elektro GT (1971)
Opel Elektro GT (1971)

Con el modelo del clásico Opel GT, este diseño era propulsado de forma 100% eléctrica gracias a sus dos motores con baterías de níquel y cadmio, que le daba una potencia de 120 CV. Su autonomía era de 44 kilómetros, pero podía pasar de cero a 100 Km/h en seis segundos con una velocidad máxima de 189 Km/h.

LEE TAMBIÉN: Conoce los tres superdeportivos más rápidos del mundo (Bugatti Chiron ya no es primero)

Peugeot VLV (1941)

Peugeot VLV (1941)
Peugeot VLV (1941)

Peugeot desarrolló este modelo luego de la escasez de gasolina tras la Segunda Guerra Mundial. Este vehículo era ligero y pensado para cumplir tareas como entregar el correo o tareas médicas. A penas pesaba 365 kilogramos, su motor tenía una potencia de 3,3 CV y su autonomía era de 80 kilómetros. Lograba máximas de apenas 36 Km/h.

Porsche P1 (1898)

El primer vehículo eléctrico fue un Porsche de 1898 con 80 km de autonomía. (Foto: Porsche)
El primer vehículo eléctrico fue un Porsche de 1898 con 80 km de autonomía. (Foto: Porsche)

Fue el primer vehículo eléctrico de la historia. Fue conocido también como el Egger-Lohner C.2 Phaeton. Ferdinand Porsche lo diseñó por encargo del fabricante austriaco Ludwig Lohner, quien consideró, en aquella época, que los carros tirados por caballos tenían que ser sustituidos. Su motor eléctrico alcanzaba los 3 CV –con picos de hasta 5 CV-, y alcanzaba una velocidad máxima de 35 Km/h. Mientras que su batería –de 500 kilogramos-, le otorgaba una autonomía de 80 kilómetros.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más