Redacción EC

El segmento de los vehículos utilitarios sigue creciendo a nivel mundial y en lo tienen bien en claro. Por ello, la firma del óvalo azul ha anunciado que solo comercializará modelos SUV y pick-up en Estados Unidos, a excepción del legendario Mustang.

Y esta tendencia también ha alcanzado a Shelby, el preparador que mantiene una larga relación con Ford. Así, sus ventas reflejan que hoy la versión de Shelby registra un mayor número de ventas que el deportivo Mustang Shelby.

La información de las ventas de Shelby fue corroborada por Jonathan Marsh, representante de la compañía. Marsh explicó que, en promedio, cada año Shelby vende unos 300 modelos trabajados sobre la base del Mustang, mientras que la cifras para el F-150 es de 750.

La demanda por la F-150 trabajada por Shelby ha sido tan elevada que incluso ha superado su capacidad de producción. Esto ha obligado a que la compañía firme un contrato con Tuscany, un taller ubicado en Indiana, para así cumplir con la producción de las pick-up.

MODELOS EN CUESTIÓN

Es necesario precisar que el número de ventas mencionado no incluye los modelos que Shelby modifica hacia clientes privados, autos fabricados y vendidos en mercados del exterior o los modelos GT350 o GT500 de Mustang fabricados por Ford en su fábrica de Flat Rock, Michigan, bajo licencia de la compañía.

Los modelos preparados por Shelby toman como base distintas versiones del Mustang GT, llegando a ofrecer hasta 700 caballos de potencia. La versión Super Snake, por su parte, ofrece una potencia de 825 caballos.

Por otro lado, Shelby también ofrece una versión más radical del F-150 Raptor, con una potencia de 525 caballos. Sin embargo, la versión más extrema, denominada Super Snake, entrega 725 caballos de potencia, que podrían convertirse en 770, y cuya producción se limita a tan solo 250 unidades.