Esta versión militarizada del Mercedes Clase G esconde bajo el capot un motor V6 turboalimentado. (Foto: Mercedes).
Esta versión militarizada del Mercedes Clase G esconde bajo el capot un motor V6 turboalimentado. (Foto: Mercedes).
Redacción EC

El Eurosatory 2018, un evento en el cual podemos observar diverso tipo de material militar, nos ha dejado una gran sorpresa automotriz. Se trata del MRV 6.2, o lo que vendría a ser una versión muy radical del Mercedes Clase G.

Cabe señalar que el Clase G que hoy conocemos nació como un vehículo militar. Sin embargo, tras cuatro décadas en el mercado, este modelo de Mercedes ha ido evolucionando tanto en su variante de defensa como en una todoterreno de uso civil.

El MRV toma como punto de partida al Mercedes Clase G W461, aunque su chasis ha sido modificado para cumplir con los altos estándares del ejército. A pesar de no tratarse de un vehículo blindado, este todoterreno mantiene un peso de 6.2 toneladas.

En cuanto a su interior, este Clase G cuenta con un habitáculo expuesto. Por ello, ha sido protegido con una jaula antivuelco y asientos abutacados con cinturones de cuatro puntos disponibles para los cuatro pasajeros.

Esta versión militarizada del Mercedes Clase G esconde bajo el capot un motor V6 turboalimentado. (Foto: Mercedes).
Esta versión militarizada del Mercedes Clase G esconde bajo el capot un motor V6 turboalimentado. (Foto: Mercedes).

En cuanto a su mecánica, este Mercedes Clase G militarizado cuenta con dos amortiguadores de grandes dimensiones para cada una de sus ruedas. Además, cuenta con una suspensión con neumáticos prestos para el off road.

El MRV 6.2 esconde bajo el capot un motor V6 turboalimentado de 3.0 L que desarrolla 185 caballos de potencia asociado a una caja de cambios automática de 5 velocidades. ¡Una bestia militar!