No te preocupes, cariño
☆☆
2022
Solo cines
Director:
Olivia Wilde
Actores:
Florence Pugh, Harry Styles, Chris Pine, Gemma Chan, KiKi Layne
Género:
Ciencia ficción, Thriller, Drama
Duración:
120 minutos
Clasificación:
+14
Saltar Intro | Tráiler de "Don't Worry, Darling". (Fuente: Warner)
Saltar Intro | Tráiler de "Don't Worry, Darling". (Fuente: Warner)
Melvyn Arce Ruiz

” (”Don’t Worry, Darling”) se ha beneficiado de un ruido inusual para una historia de su tipo gracias a la película paralela que se creó en torno a su elenco en las redes sociales. Los rumores de peleas en el set y videos de desplantes en actos públicos han convivido también con reseñas demoledoras y escenas filtradas que ponen en duda la calidad actoral del más famoso de sus protagonistas: . Pero llegado el momento de hacer el balance basándonos en los hechos, toca decir que estamos ante una película que no es para nada el desastre que anuncian sus bajos promedios en Rotten Tomatoes y que tiene varios méritos que invitan a verla.

MIRA: “Don’t Worry, Darling”: esto dicen las primeras críticas de la película con Harry Styles y Florence Pugh

A continuación, nuestra reseña sin spoilers:

LA TRAMA

La primera escena de la película nos sitúa en una comunidad ubicada en el medio de un desierto, donde residen los trabajadores del Proyecto Victoria, una misión secreta liderada por Frank (Chris Pine), un hombre que se presenta como un visionario y cuyas órdenes siguen sin ningún cuestionamiento empleados como Jack (Harry Styles), quien se ha mudado a este pueblo junto a Alice (Florence Pugh), su esposa. Aunque al principio a Alice no parece molestarle el secretismo que impera en Victoria (no se pueden hacer preguntas sobre el trabajo que realizan los esposos y hay lugares a los que tienen prohibido acercarse), un cambio en la conducta de Margaret (Kiki Layne), una de sus vecinas, la hace empezar a dudar de la supuesta perfección que la rodea.

“No te preocupes, cariño” es una película que busca ser diferente a las demás y, de hecho, ofrece mucho más de lo que se encuentra actualmente en una cartelera plagada de secuelas de taquillazos, ‘remakes’ y superhéroes. La idea principal de la película parte del hecho de que la naturaleza de la vida es caótica y que el querer controlar ese caos, por medio de la represión o la tiranía, es una pésima idea. Para graficar esto, la historia nos muestra primero una vida como la sueña un tirano encarnado en el personaje de Chris Pine. Aquí el principal acierto es el diseño de producción, tan ampliamente celebrado desde que se proyectó por primera vez la cinta. Las casas y decorados que evocan a los Estados Unidos de las décadas del 50 y 60, son efectivos para graficar ese efecto de “todo tiempo pasado fue mejor” en el que se sostienen algunos discursos extremistas de nuestros días.

Los mensajes políticos y sociales abundan en esta película, aunque no todos son planteados y desarrollados con claridad. De hecho, una de las principales virtudes de “No te preocupes, cariño” es a la vez uno de sus obstáculos para una conclusión más satisfactoria. Es ambiciosa en ideas, pero al tratar de ser disruptiva, deja muchas de ellas a mitad del camino.

Margaret (Kiki Layne) es la primera mujer en rebelarse a la vida en Victoria y producirá un cambio en Alice (Florence Pugh).
Margaret (Kiki Layne) es la primera mujer en rebelarse a la vida en Victoria y producirá un cambio en Alice (Florence Pugh).

Hay dos tramas que resultan importantes para lo que pasará en la historia, pero que llegado el momento, revelan que han sido como columnas puestas en arena, con muy poca estabilidad para justificarle algunos hechos al espectador: la trama de lo que realmente se trabaja en el Proyecto Victoria y la trama de Margaret (Kiky Layne) y por qué este personaje se aparta del rebaño de Frank y arrastra consigo a Alice.

Pero la columna principal en la que se soporta esta película es el personaje de Alice y una fenomenal Florence Pugh que demuestra que es la actriz más interesante que tiene Hollywood por estos días. Cuando su personaje empieza a cuestionarse lo que la rodea, incluso en aquellos giros en los que el guion ha dejado vacíos, la ‘performance’ de Florence hace todo más creíble. Hay escenas de mucha exigencia para la británica que son impactantes de ver en una pantalla grande: la escena de la envoltura en celofán de los alimentos que van al congelador que terminan con ella en un proceso de autoasfixia (y que han sido parte del tráiler de la cinta) y su quiebre durante una coreografía en un ensayo de ballet con otras vecinas de Victoria.

"No te preocupes, cariño" es el segundo largometraje de Olivia Wilde, conocida por su trabajo como actriz en series como "House".
"No te preocupes, cariño" es el segundo largometraje de Olivia Wilde, conocida por su trabajo como actriz en series como "House".

La figura de las bailarinas es un acierto estético muy interesante que propone Olivia Wilde en la película. Parte del discurso del personaje de Frank es que “hay gracia en la simetría, en moverse como uno solo”, porque hay “belleza en el control” y lo “peor es el descontrol”. Entonces no es casual que cuando Alice empiece a tener pesadillas, sean bailarinas de cancán las que aparezcan a toda pantalla en una especie de caleidoscopio en blanco y negro. ¿Pueden resultar metáforas muy forzadas para el espectador? Quizás, pero son cinematográficamente muy agradables de ver.

Otra escena importante de la película, y que también ha servido par las promociones previas, es la de la confrontación en una cena que se produce entre Alice y Frank. Chris Pine es otra de las grandes estrellas de la cinta. Es difícil relacionar a ese villano de maneras refinadas con los bonachones Steve de “La mujer maravilla” y Kirk de “Star Trek”. Pero en “No te preocupes, cariño”, Pine sorprende con otros registros y en ese duelo con Florence Pugh sale victoriosa la audiencia.

Chris Pine vio documentales sobre la historia de personajes como Keith Raniere de NXIVM para construir el personaje de Frank.
Chris Pine vio documentales sobre la historia de personajes como Keith Raniere de NXIVM para construir el personaje de Frank.

Quien no se beneficia mucho de los planos compartidos es Harry Styles. El ídolo pop que ya había sido parte del elenco de “Dunkerque” tiene en esta cinta su primer rol protagónico y da más pruebas de tener un gran potencial, aunque muchas veces no logra hacerle contrapeso a su gigante protagonista.

Los mejores momentos de Styles en la película son cuando las escenas requieren que sea más ‘showman’, como cuando en una festividad del Proyecto Victoria, Frank lo obliga a bailar tap para todos los empleados. Allí Harry se luce y es innegable que tiene pasta de estrella, que se ve muy bien en pantalla y transmite seguridad. Al inicio de la historia hasta evoca a un joven Leonardo DiCaprio en “Titanic” -¿será adrede la elección de Jack como nombre de su personaje?-, pero cuando la película avanza y lo hace a lugares inesperados, se siente su inexperiencia actoral y es imposible no plantearse cómo se habrían resuelto esas escenas con un actor que ya domine todos sus registros.

Harry Styles tiene su primer rol actoral protagónico en "No te preocupes, cariño".
Harry Styles tiene su primer rol actoral protagónico en "No te preocupes, cariño".

En “No te preocupes, cariño”, Olivia Wilde confirma el entusiasmo que despertó en 2019 con “Booksmart”: es una directora que sabe elegir a sus actores -aunque curiosamente se guardó para sí misma a Bunny, un personaje que resulta más anecdótico en esta nueva película-, que tiene buenas ideas y, sobre todo, que tiene claro su discurso y las historias que quiere contar. Como en “Booksmart”, Wilde plantea en su segundo largometraje -solo que con los recursos de la ciencia ficción y el thriller- discusiones feministas sobre el control de los cuerpos de las mujeres, el placer femenino, los roles de género (mucho ojo a la escena en la que, cuando todo ya ha colapsado en el matrimonio, una de las soluciones que se plantea es la de tener un hijo), pero también plantea otros escenarios que le interesan como el autoritarismo, el control que se ejerce en la sociedad a través de la comida (aplausos para esos primeros planos de los desayunos) y hasta los cultos que nacen en internet.

Olivia Wilde, directora de la cinta, interpreta a Bunny en "No te preocupes, cariño".
Olivia Wilde, directora de la cinta, interpreta a Bunny en "No te preocupes, cariño".

Quizás buscar condensar tanto en una película como “No te preocupes, cariño” no fue el más grande acierto, pero será muy interesante ver cuál será su siguiente paso.

NO TE PREOCUPES CARIÑO/ SOLO CINES

Sinopsis: Alice y Jack tienen la suerte de vivir en la comunidad idealizada de Victoria, una ciudad experimental de la compañía en donde los hombres que trabajan para el Proyecto Victoria de alto secreto viven con sus familias. El optimismo por el estilo de vida de la sociedad en los años 50 que tiene el Director General, Frank (Pine). Mientras los maridos pasan todos los días dentro de la sede de dicho proyecto, trabajando en el "desarrollo de materiales progresivos", sus esposas se dedican a disfrutar de la belleza, el lujo y el desenfreno de su comunidad.

Directora: Olivia Wilde.

Elenco: Florence Pugh, Harry Styles, Chris Pine, Gemma Chan, Olivia Wilde, Dita Von Teese.

Además…
En streaming

"Don't Worry, Darling" se estrenó en cines de América Latina el 22 de septiembre. Desde el 7 de noviembre está disponible en streaming por HBO Max.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más