☆☆☆☆☆
Director:
Actores:
Género:
Duración:
Clasificación:
Los O’Hara son un matrimonio conformado por Rory y Allison, interpretados por unos excelentes Jude Law y Carrie Coon. (Foto: Amazon Prime)
Los O’Hara son un matrimonio conformado por Rory y Allison, interpretados por unos excelentes Jude Law y Carrie Coon. (Foto: Amazon Prime)
Sebastián Pimentel

La familia, núcleo fundamental de la sociedad, ha obsesionado a directores como Bergman, Ozu, o Cassavetes. Aparentemente, nada más natural que la familia. Sin embargo, el cine pudo mirarla de una forma quizá más terrorífica que otras artes. Y digo terrorífica, en la medida en que pudo desvelar sus pilares teatrales, y escarbar sin pudor en sus lógicas de poder, en sus máscaras, y las grandes carencias que estas tratan de esconder.

LEE TAMBIÉN: “Nunca, rara vez, a veces, siempre”: nuestra crítica al filme ganador del Gran Premio del Jurado en Berlín, disponible en HBO

“El refugio” (2020), del canadiense Sean Durkin, que se ha estrenado hace poco por Amazon Prime, trata sobre el vacío que esconde una familia que aparenta ser feliz y modélica. Los O’Hara son un matrimonio conformado por Rory y Allison —interpretados por unos excelentes Jude Law y Carrie Coon—, junto con sus hijos Samantha (Oona Roche) y Ben (Charlie Shotwell), y viven en Estados Unidos, tierra natal de Allison.

El filme empieza con las rutinas cotidianas en la acomodada casona de los O’Hara. Y, como sucede con “El Resplandor” (1980) de Kubrick, todo parece, al inicio, muy íntimo, jocoso y cariñoso entre los integrantes del hogar. La referencia a Kubrick también cae a cuenta porque la progresión narrativa del filme, así como su planteamiento estético y la forma de filmar los espacios, remiten inequívocamente al autor de “Ojos bien cerrados”.

Durkin también ubica a la película a mediados de los años ochenta, en plena era de Reagan y Thatcher, con todo lo que ello conlleva en cuanto a dar rienda suelta al capitalismo desregulado, la competencia desleal y la codicia que se desean sin culpa alguna. Esta mención es importante en tanto Rory, el esposo de nacionalidad británica, agente financiero de alto nivel, representa en grado máximo esos ideales de dinero y poder. A pocos minutos de empezado el filme, ya se siembra una inquietante señal algo desestabilizadora, cuando Rory anuncia a su esposa que van a tener que dejar EEUU e irse a vivir a Londres. Allison acepta a regañadientes esta nueva vida que, según su esposo, será aún más lujosa. Rory le dice que le han ofrecido un mejor empleo como inversor de la compañía de su antiguo jefe (Michael Culkin), y que le comprará una nueva caballeriza. Durkin hace un filme que pone a nuestro tiempo en el espejo de los años ochenta. A la vez, es un espejo lleno de signos premonitorios. De hecho, Allison trabaja como entrenadora de caballos, y tiene uno propio. El animal será un símbolo de la riqueza y belleza de la familia, pero también de un proceso de fatalidad. A la vez, ese signo silencioso corre en paralelo a la figura de Rory, quien nunca para de hablar y presumir.

Lo interesante también está en la manera que tiene el director de involucrarnos en una especie de intriga respecto a lo que hay detrás de la ostentación que se nota cada vez más postiza. Una clave para la lógica del filme está en la mirada de Allison. Es ella, y son sus ojos siempre escrutadores y llenos de sospecha, los que nos llevan a una progresiva aventura de descreimiento casi terrorífico respecto a la verdadera identidad de Rory.

No hay traiciones sexuales ni crímenes sangrientos en “El refugio”. Solo paradojas. Algunas élites no son lo que aparentan. Y los espacios muertos del inmenso palacete que alquila Rory, en las afueras de Londres, semejan esos vertiginosos pasillos del Hotel de “El resplandor”: son los abismos de la locura en que se ha sumido la familia. No obstante, las deudas con Kubrick y su mirada impasible frente a un proceso irreversible de descomposición, se saldan con nuevas maneras de desvelar las caretas de la vida diaria. Sean Durkin es un cineasta con un universo propio, y esta película lo prueba.

Ficha Técnica

Título original: The Nest

Plataforma: .

Género: Drama

País y año: Reino Unido/ Canadá, 2020

Director: Sean Durkin

Sinopsis: Rory, un ambicioso emprendedor, regresa a su ciudad natal junto a su esposa e hijos para explorar nuevas oportunidades de negocios. Sin embargo, su regreso no será el esperado y su familia se verá envuelta en la desesperación. Por si fuera poco, su nuevo hogar se encuentra alejado de todo y de todos, factor que los podría llevar a la locura y amenazar con destruir sus vidas para siempre.

Actores: Jude Law, Carrie Coon, Oona Roche, Michael Culkin

Calificación: ★★★★.

VIDEO RECOMENDADO

"No me digas solterona" gana como Mejor película en los Premios Luces 2018
"No me digas solterona" gana como Mejor película en los Premios Luces 2018. (Fuente: El Comercio)

TAMBIÉN PUEDES LEER


Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más