☆☆☆☆☆
Director:
Actores:
Género:
Duración:
Clasificación:
En el nuevo episodio de la serie de Disney+ "Falcon y el Soldado del Invierno", los héroes protagonistas tienen que tratar con el nuevo Capitán América. Foto: Marvel Studios.
En el nuevo episodio de la serie de Disney+ "Falcon y el Soldado del Invierno", los héroes protagonistas tienen que tratar con el nuevo Capitán América. Foto: Marvel Studios.
Alfonso Rivadeneyra García

Por un lado, el segundo episodio de “” (”The Falcon and the Winter Soldier”) muestra la dinámica de disputa y complicidad a partes iguales entre James Barnes y a Sam Wilson, entre los cuales ya no existe ese elemento en común que los unía; Steve Rogers. Por el otro, el episodio examina qué significa llevar en hombros el legado de alguien más.

LEE TAMBIÉN: “Falcon y el Soldado del Invierno”: nuestra crítica del episodio debut de la nueva serie de Marvel

A continuación, SPOILERS de “Falcon y el Soldado del Invierno” episodio 2, “El patriota”:

Un nuevo ‘Capi’

En el final del primer episodio, Sam Wilson (Anthony Mackie) mostró evidente incomodidad a que John Walker (Wyatt Russell) sea el nuevo Capitán América. En esa situación también se encuentra Bucky Barnes (Sebastian Stan), quien conoció a Steve Rogers por años, incluso antes de la Segunda Guerra Mundial.

La animadversión hacia Walker no es homogénea, pues la gente que aparece en eventos públicos parece emocionada de tener a alguien a quien admirar. Este conflicto genera duda, la cual no hace más que aumentar cuando vemos al nuevo héroe en soledad mientras espera su turno para salir en un programa de TV. Sabemos que es un soldado haciendo su trabajo, solo que el trabajo que ha hecho hasta ahora es disparar a quien su país le dice que dispare; no hacer trabajo de relaciones públicas. Esta escena es clave para el desarrollo de la serie, pues nos muestra a Walker en su entorno más cercano, no hace una performance como esperaríamos que haga ante extraños. Honestamente, es una sorpresa que la serie quiera mostrarlo con un tipo honesto, cuando lo más sencillo era vincularlo de inmediato con los villanos de turno.

Es este nombramiento el que reúne a Sam y Bucky, quienes participan en una misión en Europa mientras discuten sus diferencias. Ellos están detrás de los Flag Smashers del episodio anterior. Los enemigos, de fuerza reforzada por el suero del súper soldado, resultan demasiado poderosos y disponen con rapidez de los héroes titulares. A la misión se unen por sorpresa John Walker y Lemar Hoskins (Clé Bennett), donde este último se autodenomina Battlestar. Ambos tampoco hacen la diferencia, así que los villanos escapan. Tampoco es que puedan hacer mucho: no tienen súper poderes.

En el retorno tras la misión fallida, Sam y Bucky tienen oportunidad para arreglar sus diferencias con John; lo cual no ocurre. El recuerdo de Steve pesa demasiado, y el nuevo Capitán no les ha dado motivos de merecer el escudo.

Intermedio: Conocemos más la dinámica entre los Flag Smashers, cuya líder Kari Morgenthau (Erin Kellyman) no es la típica villana que ve a su gente como fichas reemplazables. Parece sentir auténtico dolor cuando pierde a uno de los suyos. Cualquiera que sea su objetivo final, no parece que tendrá una solución simple.

John Walker en la "entrevista del siglo". Foto: Marvel Studios.
John Walker en la "entrevista del siglo". Foto: Marvel Studios.

La trama se complica

De regreso con Sam y Bucky, ambos llegan a Baltimore para buscar a una persona clave para conocer más a los Flags Smashers: Isaiah Bradley (Carl Lumbly), que en los años 50, durante la Guerra de Corea, recibió el suero del súper soldado y se enfrentó al Soldado de Invierno (le partió la prótesis de metal). Isaiah no tiene intenciones de colaborar con nadie, y razones no le faltan pues su país le pagó el servicio encarcelándolo por 30 años, tiempo en el que experimentaron en su cuerpo.

Inmediatamente después el episodio muestra la escena que promete a ser discutida por miles de personas este fin de semana: Sam Wilson es víctima de racial profiling por parte de la Policía de Baltimore, situación que no llega a mayores por intervención de Bucky; quien le hace ver a los policías racistas que están tratando con los Vengadores. Esta intervención a Sam ocurre de la nada, y si bien parece no estar del todo relacionada con el episodio, sí cumple una función en la narrativa de la temporada. Ya lo dijo Kevin Feige: la serie explorará la masculinidad negra en Estados Unidos.

En sus aproximadamente 45 minutos de duración, esta semana “Falcon y el Soldado del Invierno” se sostiene por la gran dinámica de Sam Wilson y Bucky Barnes, lo cual ayuda a que un episodio disperso se sienta unificado. Es el típico episodio que siembra detalles para, más adelante, cosechar tramas. Sería Injusto no terminar esta reseña sin mencionar que el capítulo examina el contexto en el que Sam no acepta el escudo del Capitán América.

Si bien ya sabemos que Wilson no se siente digno de llevar el escudo, los demás no parecen pensar lo mismo; trátese de los seguidores que, en el mundo real, comentan la serie en redes sociales (y hacen memes del Walker); como por el mismo Barnes, que recibe una contundente respuesta. Pero lo de Bucky tiene más peso del que parece, pues él cree que si Steve se equivocó con Sam, también se equivocó al confiar en el Soldado de Invierno; cuyo pasado como asesino de la URSS aún lo persigue.

Una cosa no tiene que ver con la otra, así que la idea de que Steve se equivocó con el Soldado está más en la mente de este último (Bucky tiene sus propios problemas que arreglar con ayuda de la psicoterapeuta). Para finalizar, el episodio deja en claro que ninguno de los héroes titulares piensa volver a trabajar con Walker. Son agentes libres, cuyas decisiones no se basan en esperar órdenes del gobierno. Y su próximo objetivo es buscar a Helmut Zemo para que les cuente un par de cosas.

Foto: Marvel Studios.
Foto: Marvel Studios.

Pensamientos sueltos

  • ¿Qué es el racial profiling? como indica la , es la “práctica discriminatoria por las autoridades de enfocarse en individuos por sospecha de crimen, basados en la raza, etnicidad, religión u origen nacional del individuo”.
  • En los cómics Kari Morgenthau no existe. En cambio, tenemos a Karl Morgenthau, quien asume la identidad de Flag Smasher (tal nombre no pertenece a una organización en el original).
  • ¿Crees que puedes despertar un día y decidir quién quieres ser?” Las palabras de Isaiah Bradley son durísimas y apuntan directamente al proceso de cura de Bucky.
  • La trama de Isaiah Bradley es más importante de lo que parece, pues en los cómics ese personaje es el único sobreviviente de un grupo de 300 afroamericanos que fueron sujetos de experimentos para probar el suero del súper soldado. De ahí que la trama del racismo prometa tener más relevancia a futuro.
  • Tengo valor”, dice John Walker para justificar el por qué es digno de ser el Capitán América. Razón no le falta, pues salir a luchar contra metahumanos sin súper poderes no es cualquier cosa.
  • Junto a Isaiah Bradley aparece su nieto Eli Bradley (Elijah Richardson), que en los cómics se convierte en el héroe Patriot.
Zemo espera su turno para entrar en escena. Foto: Marvel Studios.
Zemo espera su turno para entrar en escena. Foto: Marvel Studios.

Dato

Puedes ver nuevos episodios de “Falcon y el Soldado del Invierno” todos los viernes en Disney+.

Mira también

Tráiler de "Falcon & Winter Soldier", serie de Marvel y Disney+
Tráiler de "Falcon & Winter Soldier", serie de Marvel y Disney+

Te puede interesar

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más