Recontraloca
☆☆
2019
Amazon Prime Video
Director:
Giovanni Ciccia
Actores:
Gianella Neyra, Giovanni Ciccia, Alessandra Fuller, Rebeca Escribens
Género:
Comedia
Duración:
Clasificación:
PG-13
Gianella Neyra, la actriz de 44 años, ríe de los éxitos y los fracasos en una entrevista transmitida por el Instagram de Saltar Into (@saltarintrope). (Foto: Composición)
Gianella Neyra, la actriz de 44 años, ríe de los éxitos y los fracasos en una entrevista transmitida por el Instagram de Saltar Into (@saltarintrope). (Foto: Composición)
Leslie A. Galván

, uno de los rostros de la pantalla chica durante el boom de las telenovelas juveniles entre 1995 y 2000, ama las nuevas experiencias. Hasta hoy sigue incursionando dentro de la industria que descubrió a los 17 años, las artes escénicas. En medio de la pandemia, ha producido por primera vez y protagonizado la cinta “Medias hermanas” (Tondero Producciones), que se estrenará este año en cines, y celebra el estreno de “Recontraloca” en Amazon Prime Video desde este viernes 17 de setiembre.

MIRA: “Yago, pasión morena”: ¿cómo fue el rodaje de la icónica telenovela? Gianella Neyra lo recuerda 20 años después

Muchos creen que inició en la pantalla de Frecuencia Latina, pero, de hecho, empezó como modelo y llegó a ser ‘Miss’ en el concurso “Miss Viña Internacional” en Viña del Mar, Chile. Años más tarde, la televisión se apoderaría de su rostro con la telenovela de Iguana Producciones “Malicia” de 1995 y “Girasoles para Lucia” de 1999. Los éxitos continuaban, como “Obsesión”, “Torbellino”, “Escándalo”, todas historias adolescentes que la hicieron el talento del momento.

Su experiencia en Argentina, con protagónicos en las telenovelas “Buenos Vecinos” y “Yago, pasión morena”, y en Venezuela (”Amantes de luna llena”), Estados Unidos (”Pobre millonaria”), entre otros países, fueron la consagración de una carrera internacional que pronto sería agotadora, aunque satisfactoria. ¿Cuánto magnetismo habría transmitido entonces? En el podcast “”, Neyra recuerda el miedo que sentía el día que una multitud de fanáticos movió el auto en el que ella iba, pues estaban desesperados por acceder a una fotografía, un autógrafo o si quiera verla de cerca.

-¿La fama ya no te da pánico?

¡Asu! No, creo que ya no más. Trato de quitarle todo el peso del mundo a la fama ahora. Hago las cosas porque me genera pasión, es lo que sé hacer y me encanta contar historias. Si funcionan, maravilloso y lo agradezco, y si no, está todo bien, pasamos a lo siguiente. La carrera de la actuación es así, un sube y baja, estamos empleados y desempleados cada tres o cuatro meses y tienes que aprender a tomarlo a la ligera.

De pronto, de adolescente, sentía más responsabilidad. De no haber hecho nada, de repente, había 40 puntos de rating y un montón de gente esperándome y que me conocía. Sí, tenía esta necesidad de tener que devolverles ese cariño, entonces, claro, me ponía una presión extra-enorme. Y ya con el tiempo, te das cuenta que no es tanto así, que sí agradeces un montón, pero para tener un momento privado con tus hijos, no tienes que encerrarte en tu casa. Puedes salir y decir con la mayor tranquilidad del mundo y con el mayor cariño “ahorita no” (a los fans) y no pasa nada. Empiezas a desmitificar el tema de la fama y darte cuenta que es parte del trabajo que elegiste también. Depende del tipo de proyecto que hagas, siento que las novelas son más mediáticas y populares y generan un tipo de fanaticada súper pasional. Por su puesto, el galán siempre pierde más que la protagonista. O sea, al galán, sí le gritan como si fuera una estrella de rock. Pero te acostumbras y te ríes.

-Eso me lleva a hablar de “Recontraloca”. ¡Es una película con un tema bien bacán! Porque eventualmente todos queremos gritarle a la gente que nos perturba… (risas)

Es liberador. Creo que “Recontraloca” es la fantasía que todos tenemos en algún momento cuando no nos importe nada, que digamos lo que queremos decir en el momento en que lo queremos decir, y decir lo que te da la gana sin importar el resto. La moraleja es sé quien quieras ser en tu espacio, sin dañar al otro. Cuando supe que se iba a estrenar en Amazon Prime Video me pareció lo máximo. A mí me encanta esa plataforma, estar ahí me parece increíble, así como la posibilidad de que pueda volver desde su estreno en 2019 y capturar públicos de otros países.

-Me gusta mucho la química escénica que tuviste con Chiara Pinasco. Ella es otra generación de actores además, y Alessandra Fuller otra generación también, ¿de pronto, notaste códigos de lenguaje diferentes con el elenco de “Recontraloca”?

Con Chiara Pinasco, somos antagonistas. Su personaje es como un chiste tan pero tan malo que da risa. La quiero mucho y me parece que ha construido el personaje de forma hermosa. Con todo el elenco, nos hemos divertido haciendo las escenas. No sentí códigos diferentes de lenguaje, porque todo se basa en la consigna que un director propone desde el principio, si propone que sea más improvisación, juego, algo estructurado y armado. Si bien todos éramos bastante distintos y veníamos de lugares diferentes, toda la historia la hablamos con Giovanni Ciccia, que actúa y dirige. Además, los actores habían aceptado estar en “Recontraloca”. Era el dream cast, el casting que todos soñaban con tener. Y cada uno de ellos iba totalmente dispuesto a estar ahí, todos entregados, creo que eso pasa cuando tienes una historia bien escrita.

-Ahora, ya no solo quieres estar dentro del elenco de actores, sino también como miembro de la producción. Con la película “Medias Hermanas”, que dirige Ani Alva Helfer (“No me digas solterona”, también en Netflix), debutas como productora.

Fue idea de Magdyel Ugaz y mía, partió de ella, y del asistente de producción de la obra teatral “Dos más dos”. En charlas de ‘camerín’, dijimos: “qué pasaría si esta historia que nos acabamos de inventar la hacemos realidad”. Por qué el actor siempre tiene que esperar a que lo llamen y no hacerse cargo de lo que quiere contar, de los caminos por donde quiere ir. Dentro de esa búsqueda, salió la idea de “Medias hermanas” que hemos hecho en pandemia y la vamos a estrenar este año. Se trata de dos medias hermanas que se conocen en el entierro de su padre y por cuestiones de la vida tienen que convivir con toda su familia en una sola casa.

Gianella Neyra está junto a Ani Alva Helfer y Magdyel Ugaz. (Foto: Instagram)
Gianella Neyra está junto a Ani Alva Helfer y Magdyel Ugaz. (Foto: Instagram)

-¿Te gustaría ser más conocida como productora que como actriz?

No lo sé. Dejar de actuar, jamás. Jamás. Jamás. Jamás, jamás. Pero producir me parece maravilloso. El actor cuenta la historia desde un lugar, pero el productor cuenta la historia desde muchos lugares al mismo tiempo. Siento que es contar la historia en 360, estar en todos los lugares, un poquito control freek, pero me divierte. Y como actriz, al producir, te involucras tanto con la historia que tienes muchísimo trabajo antes de filmar y eso es increíble. Porque has leído el guion 400 veces y lo has recontra-analizado, lo has destruido y vuelto a construir, entonces tienes muchísima información cuando vas a encarar al personaje en sí.

-¿Qué te empujó a la decisión de hacer tu propia historia?

Hace mil años, cuando empecé en la actuación, yo sabía que actuar era lo que iba a hacer y, dentro de mi búsqueda, siempre he tratado de mantenerme apasionada por mi trabajo, encontrando proyectos, lugares, personajes o actores con los que voy a trabajar, lo que sea que me mantenga motivada, asustada en el buen sentido, interesada para seguir con el motor de la emoción, como si fuera la primera vez. Y así, tratando de buscar algo más, pensamos junto al equipo por qué no hacer una historia. Además, también busco lugares para las mujeres audiovisuales, donde nosotras podamos producir, donde la directora sea mujer. Hay un montón de mujeres en el equipo técnico y es una manera de seguir abriendo campo para las mujeres.

Gianella Neyra ha producido "Medias hermanas", una película grabada en pandemia que se estrenará en el cine. (Foto: Instagram)
Gianella Neyra ha producido "Medias hermanas", una película grabada en pandemia que se estrenará en el cine. (Foto: Instagram)

-¿Sientes que en la industria audiovisual peruana aún hay muy pocas mujeres produciendo?

Sí, aunque cada vez hay más, pero siento que hay ciertos lugares donde todavía es muy difícil acceder siendo mujer. Creo que tenemos que seguir trabajando y haciendo bulla, pensar en nuestra sororidad, acompañándonos. Con estos pequeños mensajes, si alguien nos escucha, pues sabrá que sí se puede. Hay que lanzarse, si te gusta y te apasiona, crees en el proyecto sea el que sea, pues lúchalo. Lo que amas es lo que amas. ¡Y sí se puede!

-Has estado en muchas producciones peruanas, casualmente, algunas de estas son basadas en historias argentinas, por ejemplo, “Los exitosos Gómez” creada por el argentino Sebastián Ortega con el nombre “Los exitosos Pells”. En general, hay varias adaptaciones en Perú. La obra “Toc toc”, en la que actuaste en el Teatro Luigui Pirandello, es una original francesa, y de esta sale una película española. ¿Por qué los peruanos siempre versionamos? ¿Por qué no podemos hacer un exitazo como “Mi problema con las mujeres”, que llegó a ser nominada al Premio Emmy 2007?

Lo interesante, cuando tienes una productora grande, es tener cosas que sabes que son un éxito. Es interesante ver cómo funcionaría una obra extranjera con nuestro tipo de actores, nuestra idiosincrasia, contadas por ‘ese’ director. Sabes que de alguna u otra manera son obras que funcionan, pero, por otro lado, también tener obras más tuyas, más personales, originales del país, que sabes que el director y guionista es buenísimo, pero que no se han probado antes, lo mismo que pasa cuando has comprado una franquicia que tiene un 20 % o 30 % menos de riesgo de ser un fracaso. Los productores tienen que juntar 6 u 8 obras para lanzar en el año. Algunas para el ‘Peruano Japonés’ súper grandes y otras más chicas, como para ‘el Pirandello’, por ejemplo, “Toc Toc” o “Dos más dos”, entonces la productora tiene que llenar toda una programación. Lo chévere es poder darle al espectador muchas opciones. Para que pase lo mismo que le pasa al actor, que se mantiene motivado y a la expectativa de qué es lo que va a pasar.

Gianella Neyra protagonizó la serie policial de Media Networks, "Ramírez" (2012), que años más tarde se transmitió por América TV. (Foto: Archivo El Comercio)
Gianella Neyra protagonizó la serie policial de Media Networks, "Ramírez" (2012), que años más tarde se transmitió por América TV. (Foto: Archivo El Comercio)
/ Difusion

-Ser productora te da la posibilidad de mover el producto hasta el cielo, en plataformas de streaming, por ejemplo, con un público más amplio, si quisieras...

Claro, la globalización da la posibilidad de hablar con gente de otras partes y proponer, porque antes era como que cada país era algo cerradito y se movían entre ellos. Era más difícil. Internet acaba de llegar hace poquito. Pareciera que fuera hace una vida. Ahora todos estamos más conectados y eso hace fácil conseguir patrocinio y hace más fácil la producción, pero, sobre todo, hay que tener una buena historia, es la base de todo. Si no, es mucho más difícil conseguir a alguien que te produzca la ficción y encontrar gente que crea en esta. Lo que falta en este país son buenas historias para contar y eso que hay muchas convocatorias. En Perú, hay necesidad de tener buenas historias.

-Corrígeme si me equivoco, pero no es acaso la época más bacán de tu vida la que pasaste fuera de Perú, en Argentina, lo digo por el cariño con el hablas de esos tiempos frente a la prensa. Hiciste carrera allá y una familia. ¿Qué te hizo quedarte en el país a tu regreso?

Descubrí en el camino que mis raíces eran más fuertes de lo que yo me imaginaba. Siempre creí que era mucho más mochilera de lo que realmente soy. Es duro migrar, aunque Argentina es maravilloso y crecí un montón ahí. Me encantaría poder volver y viajar cuando mis hijos estén más grandes.

-¿Entonces, te gustaría volver a trabajar un tiempo en Argentina?

O sea, creo que es un lugar hermoso para trabajar también, pero amo mi país, Vivir aquí, comer aquí, mi familia aquí, mis amigos, mi playa, mi mar. Elegí apostar para mi país viviendo aquí, y lograr cosas desde mi rubro para hacer que crezca en algo. Uno podía hacer cosas increíbles en Argentina, pero no es tu país, entonces había una sensación de falta de... Extrañaba. Me encontraba, por ejemplo, un 28 de julio mirando la ventana y escuchando “Contigo Perú” y lloraba. (ríe) Creo que cuando te vas grande, extrañas. Y me dicen que es porque “no tienes trabajo, no te llaman”, pero no. Yo he elegido estar en Perú, porque me encanta. Me gusta que mis hijos se críen acá.

-¿Salvador, tu primer hijo con el actor argentino Segundo Cernada, es más camiseta peruana o argentina?

De los dos, en realidad. Para mí, un hijo es mitad mamá y mitad papá, y siempre hemos cuidado mucho la relación entre padres. Le encanta estar acá con su mamá, pero en algún momento seguramente me dirá que se quiere ir con su papá. ¡Y eso me encanta también! Hay muchísimas cosas que tiene que aprender de Argentina. Es mitad peruano y mitad argentino. Las personas somos una mezcla de experiencias vividas y no permitir explorar esas experiencias, pues nos limita. La vida es una. Un regalo. Hay que aventurarse.

-La estrella siempre tiene los ojos de las cámaras encima de ella, pero, en tu caso, te has encargado de que las únicas revelaciones de tu vida privada salgan en el programa de redes sociales de tu esposo, Christian Rivero. ¿Cómo has hecho para mantenerte alejada de los escándalos?

Es que mi vida es bien aburrida en realidad. (ríe) Bien metódica. Hago clases virtuales con mis hijos todas las mañanas, sentada en el mismo sillón, renegando de la misma manera. (Piensa) ¿Cómo? Tengo más o menos 27 años actuando, que es un montón y estoy agradecida. La única manera que he encontrado para mantener la cordura es separar lo que es mi trabajo de mi vida personal. Nosotros, los actores, estamos trabajando todo el tiempo. En general, no me saco el disfraz de Barney y me voy a mi casa. Seguimos siendo nosotros mismos. Así como aprendes a decirle a alguien que viene a pedirte una foto, con todo el cariño, que estás con tus hijos y no s el momento de una interrupción, también aprendes a decir “de esto quiero hablar”, " de esto no”, “esto no es interesante”, “mi trabajo es de lo que quiero comentar” y de última “mi parte pública es lo que tiene que ver con mi trabajo”. A veces, siento que hay ocasiones donde sí amerita contar mi historia. Pero no me interesa que me conozcan por eso, sino por el proyecto que estoy haciendo en el momento. Yo no. De mí no. Ahí no más. No te va a entretener. Confía.

FICHA

Sinopsis: Una mujer está harta del abuso de su jefe en el trabajo, pero también está cansada de su esposo, su hijastro, sus vecinos, su hermana y su mejor amiga. Ante ello, accede a un ritual supuestamente milagrosos que la conducirá a un viaje de autodescubrimiento y liberación.

Duración: 1 h 40 m

Género: Comedia

Elenco: Giovanni Ciccia, Gianella Neyra, Alessandra Fuller, Nicolás Galindo, Rebeca Escribens.

Clasificación: +13

Plataforma: Amazon Prime Video, Google Play

Año: 2019

Series similares: Re-loca (Google Play), No se aceptan devoluciones (Netflix).

Calificación del autor: ★★★

SIGUE A SALTAR INTRO EN INSTAGRAM

VIDEO SUGERIDO

Selenis Leyva nos habla de "Diario de una futura presidenta"
Selenis Leyva nos habla de "Diario de una futura presidenta". (Fuente: Saltar Intro)

TE PUEDE INTERESAR

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más