House of the Dragon
2022
HBO Max
Director:
Clare Kilner
Actores:
Paddy Considine, Rhys Ifans, Matt Smith, Milly Alcock, Emily Carey
Género:
Drama, Fantasía, Acción
Duración:
10 episodios
Clasificación:
+18
Paddy Considine y Matt Smith en "House of the Dragon", capítulo 4.
Paddy Considine y Matt Smith en "House of the Dragon", capítulo 4.
/ HBO Max

Hacía falta un buen melodrama de fantasía en televisión y “” (“La casa del dragón”) de HBO lo cumple a cabalidad. Con los conflictos interpersonales como eje principal, la serie precuela de “Game of Thrones” tiene en su cuarto capítulo intensidad dramática con tópicos conocidos, pero que adquieren nueva vida en el complicado Westeros.

A continuación, SPOILERS de “House of the Dragon” 1x04, “King of the Narrow Sea”:

MIRA: “House of the Dragon”: la escena de “Juego de tronos” que hablaba de Rhaenyra
La trama

Daemon Targaryen regresa a Westeros tras conquistar los Stepstones. Recibido con gloria, empieza coqueteos con la hija de su hermano, Rhaenyra, y ambos acaban en un prostíbulo de la capital. Daemon no termina lo que empieza y la princesa, en cuyo interior algo ha cambiado, seduce al caballero de la Guardia Real Sir Criston Cole; quien la sigue a su cama. Pero en la capital corre el rumor de que fue Daemon el que se cobró la virtud de la jinete de dragones, lo cual llega a oídos del rey gracias a los informantes de la mano, Otto Hightower. Rhaenyra niega las acusaciones, pero Daemon no. Al final del episodio, el rey depone a Hightower como su consejero, mientras que su hija, en su recámara, recibe el abortivo conocido como té de la luna.

El padre

De manera consistente, Viserys I (Paddy Considine) se ha consagrado como uno de los mejores personajes de la serie y el cuarto episodio lo muestra como alguien que puede perdonar, tal y como hace con su rebelde hermano Daemon (Matt Smith) al volver este del exilio; pero también ejercer su poder cuando tiene que hacerlo, sea del agrado de los demás o no. Allí está la incómoda escena con la reina Alicent Hightower (Emily Carey), a la cual convoca a su recámara solo para cumplir sus “obligaciones” como esposa en una escena incómoda para el espectador. O sea, violación marital. La mirada de Alicent, perdida en lontananza mientras el marido hace lo suyo, grafica bien lo que es vivir como mujer en Westeros. Pero el rey también emplea su poder de otras formas, más justas.

Algo tarde, destituye a Otto Hightower (Rhys Ifans) como principal consejero, pues se dio cuenta de cómo lo manipuló para que Alicent se convirtiese en madre de futuros reyes. Aunque no es una expulsión que nazca totalmente de él, pues siguió tras una conversación que el monarca tuvo con su hija Rhaenyra por el real asunto de su virtud. En ese mismo contexto, ordena a su hija casarse con Laenor Velaryon y acabar con la incertidumbre. Por eso mismo Viserys es tan interesante: es manipulado pero no es una víctima, pues ejerce su poder; recordemos cómo dispuso de la vida de su primera esposa solo para tener un hijo. Mientras tanto, su cuerpo muestra cada vez más signos de deterioro.

Emily Carey y Milly Alcock en escena de "House of the Dragon", capítulo 4.
Emily Carey y Milly Alcock en escena de "House of the Dragon", capítulo 4.
/ HBO Max

El tío

Llegar ante un rey que te detesta con una corona propia sobre la cabeza es, por lo menos, imprudente. Pero si eres Daemon Targaryen, es solo un día más en tu vida. Nada que él haga está libre de desafíos a la autoridad para luchar por lo que considera su derecho, en este caso heredar el trono. Una maniobra calculada, pero que termina rápido cuando le entrega la corona a su hermano. Aquí Matt Smith brilla por sus gestos y miradas, pues se trata de una escena sencilla donde un buen actor está a la altura y convierte al guion en algo notable.

Pero lo más interesante ocurre después, cuando Daemon invita a Rhaenyra (Milly Alcock) fuera del castillo. Ellos, que ya habían compartido una escena que solo podría ser descrita como seducción, van a Lecho de Pulgas, el barrio más complicado de la capital. Allí Rhaenyra tiene un par de primeras veces, sea como una plebeya más (un tópico de la literatura arturiana); así como su primera experiencia sexual, cuando su tío la lleva a un prostíbulo. Rhaenyra en ningún momento es coaccionada, en cambio está de acuerdo con lo que vaya a pasar, pero esto se trunca cuando Daemon la deja de manera intempestiva, no sin aparente fastidio. ¿Arrepentimientos? En un principio, así pareciera.

Por el cómo está dirigido el episodio, da la impresión de que se trató de una maniobra planificada por Daemon. De manera estratégica, le quita el gorro a la muchacha para que las prostitutas y parroquianos distingan bien el rubio platino de los Targaryen. Una vez se hubo enterado el rey de lo ocurrido, Daemon no negó las acusaciones, sino que aprovechó el momento para pedirle a su hermano la mano de la princesa, algo que en una circunstancia normal el rey no habría aceptado al tener Daemon ya una esposa. Pero en vista de que la virginidad de su hija está en cuestionamiento, podría haber accedido. No lo hizo, así que, por ahora, Daemon fracasa.

Milly Alcock y Fabien Frankel en el cuarto capítulo de "House of the Dragon".
Milly Alcock y Fabien Frankel en el cuarto capítulo de "House of the Dragon".
/ HBO Max

La hija

“House of the Dragon” termina por redondear a Rhaenyra como personaje en su cuarto episodio, esto al añadirle un matiz sexual, pero también de poder. Una vez en la Fortaleza Roja, ella seduce a Criston Cole (Fabien Frankel), su guardia personal. Al principio es un asunto incómodo para el caballero, quien luego accede, siempre en términos de la joven.

Se ha discutido en redes sobre cómo este episodio es una de las pocas veces en las que esta saga presenta al sexo no como una forma de provocar al espectador o reforzar masculinidades; sí para mostrar la perspectiva femenina. Esto se atribuye a que una mujer lo haya dirigido, en este caso Claire Kilner. No se habla lo suficiente, en cambio, del poder que ejerce Rhaenyra sobre Cole, que si bien es un caballero proviene de una casa humilde. Esa diferencia de poder, por lo menos, enturbia el consentimiento, incluso en un mundo tan desigual como Westeros.

Resulta interesante el cómo se complejiza el trato de Rhaenyra y Alicent, que si bien eran amigas ese buen recuerdo quedó bajo la alfombra cuando la joven Hightower se casó con el rey viudo. Por momentos parece que ambas mujeres harán las paces, pero el tema del sexo fuera del matrimonio llega como una conversación que ambas no están dispuestas a tener. Al menos no sin una discusión agria.

No hay mayor análisis que hacerle al episodio, que ha sido bastante claro. Ahí tenemos otra de las cosas que lo vinculan al melodrama, a la telenovela, que ahonda en conflictos interpersonales sin ser compleja. En ese formato, la idea es que el mensaje se transmita sin ambigüedades, que no haya dudas de lo que sienten los personajes. Todo eso se ha cumplido en este episodio de “House of the Dragon”. Hay poco espacio para el subtexto porque, de momento, eso no es importante para esta ficción. Así, podríamos decir que la serie ya encontró su tono, nos guste o no, y más que spoilers de los libros, lo que hay son chismes. No faltarán las risas, pero tampoco el drama.

Paddy Considine y Rhys Ifans en el capítulo 4 de "House of the Dragon".
Paddy Considine y Rhys Ifans en el capítulo 4 de "House of the Dragon".
/ HBO Max

Pensamientos sueltos

  • Rhaenyra se casará con Laenor Targaryen (Theo Nate), hijo mayor de Sir Corlys Velaryion. Lo vimos en el anterior episodio como un jinete de dragón.
  • Soy una persona pacífica, pero el Bracken que se burló innecesariamente del chiquillo Blackwood estaba pidiendo castigo.
  • Sobre ese mismo conflicto, George R.R. Martin escribió en sus novelas que ambas casas de la Tierra de los Ríos tienen una amplia historia de conflicto, que se mantiene por siglos y donde ambos están seguros de tener la razón y, a pesar de las eventuales paces, entre ambos siempre corre sangre.
  • Importante: en este episodio aparece brevemente Harwin Strong (Ryan Corr), heredero de la casa Strong de Harrenhal. No olviden su nombre.
  • Recuerdo que a inicios de la serie dio la impresión de que había una relación romántica entre Rhaenyra y Alicent. Me pregunto si ese hilo argumental se retomará.
  • El adelanto del próximo episodio:

CALIFICACIÓN:

4 estrellas de 5

Además…
El dato

Puedes ver nuevos episodios de “House of the Dragon” todos los domingos a las 8 p.m. por la app HBO Max y los canales de cable HBO (DirecTV, Movistar, etc).

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más