House of the Dragon, episodio 2
2022
HBO Max
Director:
Greg Yaitanes
Actores:
Matt Smith, Milly Ascott, Rhys Ifans, Paddy Considine, Steve Toussaint
Género:
Drama, Fantasía
Duración:
53 minutos
Clasificación:
+18
Matt Smith es Daemon Targaryen en "House of the Dragon".
Matt Smith es Daemon Targaryen en "House of the Dragon".
/ HBO

Jon Snow: “El amor es la muerte del deber”.

Tyrion: “A veces, el deber es la muerte del amor”.

Y no solo del amor, sino de vínculos humanos necesarios para la subsistencia. Las palabras que Tyrion y Jon se dijeron en el final de “Game of Thrones” (“Juego de tronos”) resuenan en el segundo episodio de “” (“La casa del dragón”), que pone al reino en una encrucijada. Con enemigos dentro y fuera de las fronteras, el rey Viserys I (Paddy Considine) tiene que tomar una decisión para beneficio del reino, lo cual, no necesariamente significa lo mejor para su propia familia. Un “buen” rey tomaría la decisión correcta y pagaría el precio. ¿Pero qué haría un “buen” ser humano?

MIRA: “House of the Dragon”: cómo es y qué significa el nuevo ‘opening’ de la serie

A continuación, SPOILERS de “House of the Dragon” 1x02, “The Rogue Prince”:

Escena de "House of the Dragon", episodio 2. (Foto: HBO)
Escena de "House of the Dragon", episodio 2. (Foto: HBO)

Deber real

La obra original en la que se basa “House of the Dragon”, “el libro “Fire and Blood”, no tiene palabras particularmente amables para el rey Viserys. Si algo representa su figura, es de anuencia por inacción, pues da pie a la Danza de Dragones que divide a la casa Targaryen en dos y arrastra a los Siete Reinos en una guerra. La ventaja de la serie es que ofrece detalles al contexto histórico, muestra que detrás de las decisiones políticas hay razones personales. En este caso, el monarca necesita una nueva esposa para garantizar descendencia a la casa Targaryen; pero él no piensa hacer eso, la memoria de su fallecida esposa sigue presente.

En Westeros, los matrimonios de adultos con menores de edad son comunes, pero esto no significa que sean aprobados por todos. Allí está la mirada de incomodidad del rey, luego de hablar con Laena Velaryon (Nova Fouellis-Mosé), apenas una niña de doce años. Incluso para alguien capaz de matar a su esposa para arrancarle del vientre a un niño, hay límites que no se cruzan. El matrimonio entre ambos tendría sentido desde el aspecto político, pues vincula a las dos únicas casas sobrevivientes del desastre de Valyria. Para Viserys, es una defensa contra cualquier reclamo de su hermano Daemon Targaryen (Matt Smith), quien podría tener hijos hombres. Los dilemas del monarca no son nuevos en este género de intrigas palaciegas, pero es la interpretación de Considine la que otorga al asunto un lado más sensible. En él hay pena, así como una preocupación sincera por el legado de su nombre.

Lord Corlys Velaryon y la princesa Rhaenys le hacen propuesta al rey Viserys I en "House of the Dragon".
Lord Corlys Velaryon y la princesa Rhaenys le hacen propuesta al rey Viserys I en "House of the Dragon".
/ HBO

Todo el episodio puede trazarse bajo el razonamiento de Viserys. Sea acertada o incorrecta, su voluntad es la columna vertebral de las tramas, donde se cuelgan historias como la de Rhaenyra (Milly Alcock), quien tras asumir como heredera ya aspira gobernar algún día. Allí está la escena en el concilio real donde sugiere usar los dragones , un pirata que hace de las suyas en el archipiélago de los Stepstones, o cuando elige miembro de la guardia real a Sir Criston Cole (Fabien Frankel); decisión práctica antes que estratégica. Su anhelo legítimo de mandar es tan evidente que incluso su tía Rhaenys Targaryen (Eve Best) lo nota y no pierde tiempo darle una lección a la adolescente: Westeros jamás permitirían que una mujer se siente en el Trono de Hierro.

De ahí que Rhaenyra tenga que hacer demostraciones públicas de fuerza. Si no le dejan ir a incendiar la flota del Crabfeeder, sí puede mostrarse a lomo de Syrax en Dragonstone, fortaleza que su tío Daemon tomó por la fuerza y donde pretende desposarse con la prostituta Mysaria (Sonoya Mizuno), su amante.

Apuesta de riesgo

Aquí es donde chocan dos voluntades. Primero Daemon, habiéndose quedado sin piso, solo tiene como opción provocar al rey. De ahí que robara el mismo huevo de dragón destinado a la cuna del fallecido bebé de Viserys para dárselo al ficticio bebé de Mysaria. Rhaenyra se le opone públicamente, pero en el fondo ambos hacen cosas similares con el mismo objetivo. La diferencia está en que Daemon tiene más decisión, mientras que la princesa todavía alberga dudas y se le nota en la cara, brevemente. Daemon se da cuenta de eso, medita la situación al momento y le concede la victoria a su sobrina, devolviéndole el huevo.

Pero este triunfo sin sangre derramada no significa que la posición de Rhaenyra sea más sólida. No mucho después su retorno a King’s Landing, su padre anuncia ante el concilio que se casará con Alicent Hightower (Emily Carey); un golpe para la princesa, pues la persona en la que más confía en este momento pasa a ser partícipe de la trama que podría perjudicar sus posibilidades de ascenso al trono. Con su mejor amiga convertida en reina, el futuro es incluso más oscuro.

El rey Viserys I anuncia su compromiso con Alicent Hightower en "House of the Dragon".
El rey Viserys I anuncia su compromiso con Alicent Hightower en "House of the Dragon".
/ HBO

Puede que a ojos de Rhaenyra su amiga Alicent no sea del todo inocente, pero la realidad es más compleja. La futura reina solo cumple órdenes de su padre, la mano del rey Otto Hightower (Rhys Ifans). De ahí que la serie se enfoque en la ansiedad de Alicent, en cómo se pela la cutícula de las uñas, una acción tan común, pero que redondea a la joven como una persona atrapada en un juego donde ella solo es una pieza. Parece que los sentimientos del rey hacia ella son genuinos, pues ambos perdieron de manera reciente a un ser amado; Alicent a su madre, Viserys a su esposa. Llámese cariño, llámese amor, pero tal decisión complica la estabilidad de la familia; que ahora tiene en Corlys Velaryion (Steve Toussaint), si bien no un enemigo, sí un aliado menos.

Con su segundo episodio, “House of the Dragon” por fin despega no solo por desarrollar nuevos conflictos, sino por construir personajes. Hay intención detrás de cada movimiento, aunque no se traduzcan en sangre o muerte. También establece el ritmo, pues entre un capítulo y otro pasan varios meses y, como se ve en el adelanto del tercero, la historia saltará por lo menos un par de años, mientras que en “Game of Thrones” el paso del tiempo era menos evidente. Este ritmo ágil apunta a la debacle de la casa Targaryen y no solo porque lord Velaryon se alíe con Daemon para enfrentar al Crabfeeder, sino desde el inicio. Las imágenes del tema de apertura, que representan la vieja Valyria, empiezan desde la cima y, poco a poco, descienden con el flujo de la sangre. El mensaje es claro: los Targaryen tienen solo un camino y ese va hacia abajo. Y todos los que tienen la misma sangre parecen dispuestos a lanzarse al vacío.

Emily Carey es Alicent Hightower en "House of the Dragon".
Emily Carey es Alicent Hightower en "House of the Dragon".
/ HBO

Pensamientos sueltos

  • Me sorprende que HBO utilice la misma canción de “Game of Thrones” en “House of the Dragon”. Yo esperaría que busquen darle identidad propia a la serie y una nueva canción era una forma de hacer eso. Una movida conservadora, sin duda.
  • El Crabfeeder es bastante siniestro. Está enmascarado porque su rostro no importa, a diferencia de lo que representa: la brutalidad del mundo.
  • “Usted es rey, pero no lo envidio”, le dijo Sir. Otto Hightower a Viserys Targaryen, pero bien que lo manipula por medio de su hija. O puede que por eso mismo se lo diga: ser el más poderoso significa ser el blanco de todos, amigos, aliados y enemigos.
  • El rey empezó a desarrollar necrosis en el meñique. Su cuerpo, así como la integridad de su familia, se destruyen en paralelo.
  • Qué nervios provoca ver a Daemon con el huevo de dragón en las manos. Como cuando alguien visita tu casa y empieza a tocar cosas delicadas y solo piensas que, en un descuido, las romperá.
  • El look de Rhaenyra en Dragonstone recuerda al de Daenerys en las temporadas finales. Una elección para nada casual.
  • Mysaria es muy inteligente, me pregunto qué hará a partir de ahora para mantenerse con vida.
Además…
EL DATO

Puedes ver nuevos episodios de “House of the Dragon” todos los domingos a las 8 p.m. por la app HBO Max y los canales de cable HBO (DirecTV, Movistar, etc).

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más