Ricos y malcriados
☆☆
2021
Netflix
Director:
Nicolas Cuche
Actores:
Gérard Jugnot, Camille Lou, Louka Meliava, Tom Leeb
Género:
Comedia, Películas francesas
Duración:
95 minutos
Clasificación:
+13
Saltar Intro | Tráiler de "Ricos y malcriados". (Fuente: Netflix)
Saltar Intro | Tráiler de "Ricos y malcriados". (Fuente: Netflix)
José Miguel Silva

Tres hijos sin apuros económicos gracias a la fortuna de Francis (Gérard Jugnot), su millonario progenitor, viven la vida fácil en una hermosa zona de Mónaco, en Francia. El primero, Alexandre (Louka Meliava), es un gigoló empedernido que, tras abandonar rápidamente sus estudios superiores, luce feliz pasando de alcoba en alcoba. El segundo, Philippe (Artus), es un alegre bueno para nada que pasa sus días buscando la gran ‘idea de negocio’. Por último, Stella (), la engreída de papá, está a punto de casarse con un guapo argentino, sin imaginar los oscuros intereses de quien será su futuro esposo.

MIRA: “Imperdonable”: ¿por qué falla la nueva película de Sandra Bullock para Netflix?

Tras la muerte de su esposa quince años atrás, Francis decidió refugiarse en los negocios para asegurar que nadie material les falte a sus hijos, sin imaginar que sus buenas intenciones restarían notablemente su tiempo dentro de casa, quizás el factor clave si de familias sólidas y unidas hablamos, tanto en Francia, México o el Perú. Así es el argumento de “Ricos y malcriados”, remake francés de la película mexicana “Nosotros los Nobles” (2013) que está disponible en Netflix.

La cinta dirigida por Nicolas Cuche está claramente estructurada. Primero se centra en mostrarnos la caricatura de jóvenes adinerados que se acuestan tarde y se levantan temprano pues no tienen grandes preocupaciones. Del otro lado está la imagen del padre, un abnegado empresario constructor que, aunque ve cómo sus hijos van a la deriva, no pierde la esperanza de que, encomendándose al recuerdo de su fallecida esposa y siguiendo los consejos de su noble compadre, estos puedan encontrar el rumbo en sus vidas.

Escena de "Ricos y malcriados".  (Foto: Difusión)
Escena de "Ricos y malcriados". (Foto: Difusión)

Hay, sin embargo, un golpe de timón que le da ciertos toques dramáticos a esta comedia. Cansado al ver que sus hijos no ‘reaccionan’ pese a todos los intentos por ayudarlos, Francis trama un plan para fingir que, de un momento a otro, perdió todo su dinero. Así pues, junto a los tres debe mudarse a Marsella para ‘empezar de cero’. Apenas con un techo dónde pasar la noche, los jóvenes millonarios serán ahora jóvenes del montón, tendrán que buscar empleo y enfrentar las vicisitudes de la clase obrera francesa.

Lejos de dejarse hundir ante la aciaga situación que el destino les dejó, Alexandre, Philippe y Stella aceptan con aplomo su nueva vida. El primero opta por levantarse muy temprano para terminar de construir la nueva casa. El segundo se dedica a la bici-taxi. Y la tercera hace las veces de mesera en un restaurante turístico. Aquí surge un detalle no menor. “Ricos y malcriados” no es solo 95 minutos de otrora millonarios que sufren insólitas penurias. En su mini tragedia personal, cada uno vive divertidos momentos que sazonan la cinta y la convierten en una muy grata experiencia.

Escena de "Ricos y malcriados".  (Foto: Difusión)
Escena de "Ricos y malcriados". (Foto: Difusión)

Aquí tal vez vale la pena mencionar que por lo menos dos de los cuatro protagonistas de la cinta, Philippe (Artus) y Alexandre (Louka Meliava), son humoristas de profesión. Eso se nota claramente en la naturalidad con la que se desenvuelven en algunos momentos absurdos y hasta caricaturescos. Por su parte, desde el lado de Stella (Camille Lou), la idea de ‘princesita de papá’ queda evidentemente cuestionada al verla enfrentando con valentía a clientes atrevidos y jefes retadores.

Escena de "Ricos y malcriados".  (Foto: Difusión)
Escena de "Ricos y malcriados". (Foto: Difusión)

En lo que puede considerarse un sano break al hilo cómico de su argumento, vemos tal vez la mejor escena de la película: los hijos terminan de cenar y protagonizan una discusión porque nadie quiere lavar los platos. Al intentar asignarse la tarea mutuamente, uno de ellos revela que Stella sufrió anorexia. Es aquí cuando el padre se ve contra la pared: jamás se enteró de que durante un año su hija vomitaba casi todo. Aquí llega el momento de las confesiones: “pasamos muchas cosas, pero no te enteraste porque te la pasabas en la oficina, nunca estabas en casa”, le increpan.

Escena de "Ricos y malcriados".  (Foto: Difusión)
Escena de "Ricos y malcriados". (Foto: Difusión)

“Ricos y malcriados” cumple su primer objetivo en lo cómico, pero es tal vez en lo dramático donde se eleva por sobremanera para dejarnos una notable lección sobre la importancia de la familia para una sociedad consumista que, en varios momentos, parece perder el rumbo solo preocupada por llegar a fin de mes sin carencias materiales. En esto, aunque las magnitudes son distintas según la clase social, todos terminan afectados al tener unos padres distantes.

LA FICHA:

Sinopsis: Los tres hijos de Francis Bartek no se dedican a nada, excepto a gastar el dinero que el padre ha ganado trabajando duro. Harto del comportamiento de sus hijos, Francis decide hacerles creer que están totalmente arruinados.

Título original: “Pourris gâtés”.

Elenco: Gérard Jugnot, Camille Lou, Victor Artus Solaro, Louka Meliava, Tom Leeb, François Morel, Franck Adrien, Jean Baptiste Sagory, Joffrey Verbruggen, Eléa Clair.

Títulos similares: “Nosotros los Nobles”, “Overboard”, “Amigos intocables”.

Calificación: ★★★.

VIDEO RELACIONADO:

Saltar Intro | "La casa de papel, Parte 5 (Volumen 2)". (Fuente: Netflix)
Saltar Intro | "La casa de papel, Parte 5 (Volumen 2)". (Fuente: Netflix)

TE PUEDE INTERESAR...

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más