Chainsaw Man
2022
Crunchyroll
Director:
Ryū Nakayama, Yōsuke Takada
Actores:
Fairouz Ai , Kikunosuke Toya , Shogo Sakata , Tomori Kusunoki , Daiki Hamano
Género:
Acción, Fantasía
Duración:
24 min.
Clasificación:
+14
"Chainsaw Man". Makima (Tomori Kusunoki), durante la escena más controversial del episodio 5.
"Chainsaw Man". Makima (Tomori Kusunoki), durante la escena más controversial del episodio 5.
/ Crunchyroll

Tras emplear unos pocos episodios desarrollando personajes, “” da un salto al presentar nuevas dinámicas y tramas, además de ahondar relaciones, no necesariamente para beneficio del protagonista, aunque él no lo sabe. El resultado es un episodio intenso en forma y fondo, así como polémico por una escena en particular.

"Chainsaw Man" episodio 5: El Demonio Pistola
La trama

Denji (Kikunosuke Toya) cumple su objetivo de tocarle los pechos a Power (Fairouz Ai), pero lo que siente es decepción porque la expectativa fue más interesante que el momento en sí. Su evidente decaimiento llama la atención de Makima (Tomori Kusunoki) y Denji le cuenta todo. Entonces Makima lo seduce y fuerza a que el adolescente la toque, para sorpresa de él. Pero el manoseo no es gratis, pues le saca una promesa al Hombre Motosierra: le concederá cualquier deseo si mata al Demonio Pistola, responsable de haber matado a 1,2 millones de personas.


Más adelante los cazadores de la Cuarta División, Denji, Power, Aki (Shogo Sakata), Kobeni (Karin Takahashi), Himeno (Mariya Ise) y Arai (Taku Yashiro); son enviados a un hotel para acabar con un demonio misterioso. Cuando creen haberlo eliminado, descubren que el enemigo es más poderoso de lo que creen.

La trama

“¿Aló, policía?”

Comentamos en artículos anteriores que Denji solo había cambiado a un verdugo por otro. Eso se mantiene en el quinto episodio, donde el protagonista pasa por un distinto tipo de abuso, pero que no llegó de sorpresa. Desde el primer momento en el que conoció a su jefa, Makima, una mujer adulta, ella no puso barreras al adolescente enamorado. Es más, alentó ese lado para beneficio propio, que es matar demonios (o al menos eso ha revelado el anime hasta el momento).

La escena de Makima y Denji en la oficina completa esta realidad y le da un matiz incluso más turbio al asunto. Makima sabe muy bien lo que hace: empieza con las manos, se las toca progresivamente Denji, a lo que el chico, en ningún momento, accede. Y aunque lo hiciera, vale recordar que se trata de un menor de edad en estado de abandono. Luego las cosas escalan, pues conduce la mano del joven a su oreja, luego a la boca, donde le muerde un dedo. Denji cierra los ojos por un momento, no queriendo ver lo que ocurre.

Pero Makima aun no termina: todavía con la mano de Denji entre la suya, se la lleva a una teta y presiona. El Hombre Motosierra difícilmente puede contener su sorpresa, cayéndose de su silla y con una mezcla de excitación y sorpresa en la mirada. Es una escena muy precisa en los detalles, donde se puede ver incluso la presión que hace la mano de Denji en los labios de Makima, con tomas precisas a las reacciones del adolescente. También refuerza la complicada posición del joven en este mundo al que ha entrado por obligación; si no mata demonios para el gobierno, será ejecutado.

“Los derechos humanos no aplican a ustedes”, le dirá un furioso Aki más adelante. Pero más que describir a Denji, la escena es sobre Makima y su descalibrada brújula moral: ella está dispuesta a cualquier cosa para alcanzar sus objetivos, algo que tiene en común con el típico villano de anime. Verla abusar de un menor la convierte en una villana más cercana al mundo real, aunque este sea un anime de fantasía.

En línea similar tenemos a otra adulta, Himeno, que le promete a Denji un beso en la boca si es que mata al demonio del hotel. Si bien ella no parece tener una conducta manipuladora al nivel de Makima, es lo suficientemente incómoda como para no perderla de vista.

Makima, a punto de pedirle a Denji que arriesgue su vida.
Makima, a punto de pedirle a Denji que arriesgue su vida.
/ Crunchyroll

La trama se extiende

Punto aparte merece el Demonio Pistola, cuya descripción lo pinta como el villano más peligroso de la serie. Pero algo que lo diferencia de otros antagonistas del anime es que se trata más de un ser abstracto, a diferencia de los otros demonios aparecidos en la historia hasta el momento. Ha matado a 1,2 millones de personas en cinco minutos, pero no se ha visto su cuerpo y, más que mostrar sus víctimas de manera directa, la serie plantea el contexto de su origen: el temor a las armas de fuego ocasionó que el inconsciente humano lo manifestara.

Es esta trama la que da pie a complementar la historia de Aki, un personaje que se ha revelado de manera progresiva. De ser una figura de autoridad, incluso más contundente que Makima, ha pasado a humanizarse y ahora conocemos la herida que lleva todo el tiempo: haber visto cómo la onda de destrucción ocasionada por el Demonio Pistola acabó con sus padres y hermano en solo unos segundos. A su vez, esta escena se ata con su primer encuentro con Himeno, quien fue su oficial superior al empezar esta vida de cazador de demonios, y cuya primera interacción se relaciona a las muertes de sus compañeros previos.

En sí Himeno, en sus escasas escenas, ha dejado verse como un personaje bastante completo. Que por un lado la muerte de sus compañeros la ha marcado, y por otro tiene una actitud animosa en el día a día, que contrasta con la vida deprimente del cazador de demonios.

El quinto ha sido un episodio compacto. Más allá de desarrollar a sus personajes, aunque de manera cuestionable por lo dicho antes, siembra detalles que luego tienen sentido. Como el ojo perdido de Himeno, quien lo entregó para conseguir así un pacto con el demonio Fantasma y así utilizar un brazo espectral, lo cual robustece el mundo creado para este anime. Finalmente, el demonio con el que cierra el episodio amplía los conflictos de un modo inédito: que un demonio pueda alterar la realidad al punto de que no se posible salir de un edificio representa un terror en otro nivel. Eso va más allá de cualquier escena de acción, incluso las más impresionantes.

La División Especial 4 enfrenta una amenaza desconocida.
La División Especial 4 enfrenta una amenaza desconocida.
/ Crunchyroll

Pensamientos sueltos

  • En el manga, la primera mención al Demonio Pistola incluye un reporte detallado de las víctimas por país, lo cual refuerza el poder que posee. En el anime, en cambio, se optó por detallar la destrucción de la casa de Aki.
  • Power, si bien una demonio que tomó posesión de un cadáver, tiene vanidad. De ahí que se haya colocado relleno en el pecho. Interesante forma de desarrollar la personalidad (y no estoy siendo irónico al usar esa palabra).
  • Siguiendo con Power, la escena donde Denji le toca los pechos la muestra con relativa incomodidad, algo que ella parece tratar de ocultar con su tono de voz. Buen trabajo el de la actriz de voz Fairouz Ai.
  • El Demonio Pez en cuyo interior se encuentra un trozo del Demonio Pistola está inspirado en el manga Gyo, de Junji Ito. Una historia donde aparecen peces con piernas.
  • A riesgo de repetirme, lo que Makima hizo es abuso. No hay mayor discusión ahí.
  • Si bien el anime no detalla la broma que Denji y Power le hicieron a Aki, vía Twitter el autor del manga, Tatsuki Fujimoto, dijo que pusieron . Tierno.
  • El quinto tema de cierre es, puede que uno de los mejores después de “Chainsaw Blood”: “In the Backroom”, de Syudou.
/ Crunchyroll

CALIFICACIÓN

4 ESTRELLAS DE 5

Chainsaw Man
¿Dónde ver?

"Chainsaw Man" estrena nuevos episodios todos los martes por la plataforma Crunchyroll.