• (Foto: Difusión)
    1/3

    (Foto: Difusión)

  • (Foto: Difusión)
    2/3

    (Foto: Difusión)

  • (Foto: Difusión)
    3/3

    (Foto: Difusión)

En materia de entretenimiento, el gigante Disney no solo crea, sino también transforma. Al menos eso es lo que ha quedado demostrado con una de sus más recientes atracciones, Guardianes de la Galaxia, Misión Breakout, nuevo imán para los visitantes que acudan desde el 27 de mayo al Disney California Adventure, en Los Ángeles. Y lo decimos porque este juego ha sido montado sobre la estructura de un clásico que también se encuentra en Hollywood Studios de Orlando: la Torre del Terror.

Aquí, los visitantes son recibidos por Rocket, el mapache más rudo del espacio, quien les pedirá ayuda para liberar al resto de Guardianes cautivos en la fortaleza del Coleccionista. Como es de esperarse, los planes se salen de curso y, de pronto, el ascensor que nos transporta asciende violentamente, llega al punto cero y de inmediato desciende a toda velocidad. Esto una y otra y otra vez mientras en las pausas los héroes combaten contra seres nunca antes vistos y escuchamos las canciones que Star-Lord ponía en su vieja casetera.

Una atracción llena de adrenalina, pensada para todos los que en la familia amen el vértigo. Y es solo el principio. En la reciente D23, Bob Chapek, director de parques de Disney, anunció que Epcot, en Orlando, también contará con una aventura de los Guardianes de la Galaxia, pero totalmente diferente de la de California, además de un juego de Ratatouille.