Cepillar el pelo de los gatos ayudará a evitar que se les formen nudos.
Cepillar el pelo de los gatos ayudará a evitar que se les formen nudos.
Lucero Yrigoyen

Los son muy cuidadosos con su pelaje y se acicalan con frecuencia para mantenerlo brilloso, limpio y también para humectar su piel. No por eso debemos desentendernos de su aspecto. Además de lo estético, su pelo les sirve para protegerse del frío y evitar daños en la piel en los meses calurosos.

Sobre todo, se recomienda que a los felinos de pelo largo se les cepille todos los días desde cachorros para que se acostumbren y lo sientan como parte de su rutina. Usa un cepillo de púas suaves y flexibles especial para felinos. Cepíllalo en el sentido contrario de la dirección natural del pelo, desde la cola hacia la cabeza y luego en la dirección de las fibras de su pelo, desde la cabeza hasta la cola. El cepillado ayudará también a evitar que se le formen nudos.

MIRA: Las manos en la masa: ¿en qué consiste el emprendimiento gastronómico de Nadine Heredia?

Además, para que su pelaje se vea sano, es importante la alimentación que recibe sea de calidad. Chequea que el producto que le ofreces sea recomendado por su médico veterinario y que contenga los nutrientes que necesita según su edad.

¿Los bañamos?

¿Quién dijo que a los gatos no se les baña o que no les gusta el agua? Todo dependerá que desde pequeños los acostumbres, lo ideal es a partir de los tres meses. La frecuencia dependerá de que tan sucio esté.

Antes de intentarlo por primera vez, trata que alguien te acompañe para apoyarte. Primero, ten todo lo que necesitarás cerca: champú, tina, toallas, cepillo, secadora de pelo, motitas de algodón y una jarrita. Elige un lugar en dónde no haya corrientes de aire, lo ideal es que esté entre los 20 a 25 grados y usa agua tibia.

MIRA: ‘Cuentos en cuarentena’: ¿Qué habría pasado si la Cenicienta no hubiera ido al baile por el confinamiento impuesto en el reino?

Recuerda que antes de mojarlo debes cepillar a tu mascota para quitarle las motas. Después, colócale los algodones en las orejas para evitar que le ingrese el agua. Lávale el cuerpo con champú diluido en agua y al final la cabeza. Sécalo con las toallas, cepíllalo contra el pelaje y usa una secadora con aire tibio a una distancia en que no sienta demasiado calor.

El momento del baño debe ser una experiencia relajante para tu mascota. Crea un ambiente de tranquilidad con música y mientras que lo aseas háblale con cariño. Verás cómo lo disfruta. El momento del baño debe ser una experiencia relajante para tu mascota. Crea un ambiente de tranquilidad con música y mientras que lo aseas háblale con cariño. Verás como disfruta el momento.

VIDEO RECOMENDADO

La fidelidad de los gatos: ¿Tu minino realmente te quiere?