Luna Blanco: el atelier en Lima con diseños exclusivos para novias. (Foto: Luna Blanco)
Luna Blanco: el atelier en Lima con diseños exclusivos para novias. (Foto: Luna Blanco)
Vanessa Cruzado Alvarez

Hace dos años, Verónica Ballen decidió emprender un negocio que transmitiera felicidad a las personas. Aprovechó el expertise familiar textil para dedicarse a un rubro que le fascina: el matrimonio. Viajó al extranjero para ver las últimas tendencias, los tejidos y los diseños de los vestidos para novia. Encontró, además, a un equipo con experiencia en la alta costura. Luego pensó en un nombre que refleje su mensaje y así nació Luna Blanco. La primera es una palabra que significa ‘la que brilla, la que ilumina’. La segunda, comenta, es guiño a lo que representa las nupcias.

“La esencia de Luna Blanco es que cada novia del Perú pueda encontrar un vestido aquí. No hay forma que [otra novia] tenga el mismo modelo. Al ser talla única, en el taller -del atelier- vamos adaptando el vestido a la medida y a lo que la novia quiere”, afirma Vero -como la llaman sus clientas- desde su local en Miraflores. El lugar, vale decirlo, es bastante acogedor. Otra cosa que se percibe es tranquilidad: clave para transmitirlo a la prometida y a su familia.

"Felizmente muchas novias se empezaron a recomendar entre ellas y para mí eso es una de las cosas más lindas. Que las novias y sus familias salgan felices de aquí, para mí vale la pena el esfuerzo", admite Verónica Ballen, creadora de Luna Blanco. (Foto: Luna Blanco)
"Felizmente muchas novias se empezaron a recomendar entre ellas y para mí eso es una de las cosas más lindas. Que las novias y sus familias salgan felices de aquí, para mí vale la pena el esfuerzo", admite Verónica Ballen, creadora de Luna Blanco. (Foto: Luna Blanco)


Un recorrido por el atelier Luna Blanco

-EL ALTAR DEL VESTIDO SOÑADO-

Con vaso con agua / taza con café/ copa de champagne en mano -como para terminar de disipar los nervios- la novia cuenta detalles sobre la boda: si es de día o de noche; campestre, en local, en la playa, entre otros. Después, con más confianza, se le pregunta por su estilo (romántica, clásica, chic) para tener una idea del diseño que le pueda gustar. A eso se suma otro componente importante: la observación de Verónica. “Voy sacando -entre tres a cuatro- vestidos que sé que le pueden quedar bien. Atiendo a una novia a la vez, por eso somos un atelier bastante personalizado”.

La familia, mientras, espera en la ‘Sala Mágica’. Cuando la novia sale y se sube a la tarima, las emociones se desbordan. De ahí proviene el nombre de la habitación. "Ahí ves si se enamora del vestido o no. Tienes que sentir que es tu vestido soñado. Yo digo que es importante que de acá a 50 años, veas tu foto y digas ‘esta soy yo’”, resalta con emoción y cómo no, si emprende el viaje con cada clienta.

"La propuesta de Luna Blanco es bastante diferente porque somos un atelier personalizado y exclusivo", señala Verónica. (Foto: Luna Blanco)
"La propuesta de Luna Blanco es bastante diferente porque somos un atelier personalizado y exclusivo", señala Verónica. (Foto: Luna Blanco)
"Cuando la novia se prueba el vestido, le coloco el velo y todo, ahí realmente es consciente [de que se va a casar]. La familia la ve con el vestido, muchas veces por primera vez. Y así no lo sea, es todo una emoción.", señala Vero. (Foto: Luna Blanco)
"Cuando la novia se prueba el vestido, le coloco el velo y todo, ahí realmente es consciente [de que se va a casar]. La familia la ve con el vestido, muchas veces por primera vez. Y así no lo sea, es todo una emoción.", señala Vero. (Foto: Luna Blanco)

Otro factor diferencial de Luna Blanco es la comunicación. El contacto con la novia se retoma un mes antes del matrimonio para empezar con las dos o tres pruebas del vestido. “Todos los cambios los podemos hacer. Tratamos de ser un atelier bastante flexible porque nos adaptamos a lo que necesite [la clienta]”. Tras la entrega del vestido, hacen el seguimiento antes, durante y después de la boda.

-NUEVOS RUMBOS-

Hace un año y medio que empezaron a atender y los vestidos, cómo no, son un éxito. “A raíz de que íbamos atendiendo a las novias, las mamás me preguntaban: ‘Vero, ¿no tienes un vestido para mí?’”. Eso obligó a viajar más para ver las nuevas tendencias y en febrero de este año expandieron su oferta: ya no solo era un atelier de novias, sino también para las mamás y las hermanas. De hecho, están próximos a lanzar la colección 2020. “La idea es siempre estar adelantados, a la vanguardia de todo lo que se utiliza afuera y, claro, adaptarlo a la novia peruana”.

Luna Blanco: el atelier con diseños exclusivos para novias

Ese no es la única novedad. Luna Blanco ha oficializado una alianza con tres firmas internacionales. Una de ellas es la española Jesús Peiró, cuyos diseños van a ser presentados el 14 de noviembre. “Ellos empezaron hace 30 años a diseñar vestidos de novia. Han crecido a lo largo de los años y ahora están presentes en más de 20 países (incluido Latinoamérica). Desde el hecho de diseñar, producir, bordar… todo al 100% en Barcelona, hace que tenga estándares de calidad excepcionales”.

Para Verónica, Jesús Peiró "ha logrado mantener esa exclusividad que muchas formas internacionales no la tienen". En la imagen, un adelanto de la colección de la firma española. (Foto: Luna Blanco)
Para Verónica, Jesús Peiró "ha logrado mantener esa exclusividad que muchas formas internacionales no la tienen". En la imagen, un adelanto de la colección de la firma española. (Foto: Luna Blanco)
"Los tejidos que utilizan en sus vestidos son italianos y franceses. Jesús Peiró destaca por su elegancia y exclusividad", explica Verónica. (Foto: Luna Blanco)
"Los tejidos que utilizan en sus vestidos son italianos y franceses. Jesús Peiró destaca por su elegancia y exclusividad", explica Verónica. (Foto: Luna Blanco)

Verónica viaja dos veces al año para ver nuevos diseños. Adelanta que ya está trabajando en la colección del 2021. “La idea es innovar y velar por lo que necesitan todas las clientas, pero sin perder nuestro rumbo. Nuestra esencia siempre va a ser un atelier exclusivo y personalizado. Finalmente nuestro objetivo es que la novia se vaya feliz de aquí”. //

SEPA MÁS:

La atención es con previa cita. Para más información visite o escriba al +51 926 769 890. Luna Blanco también está en Facebook () e Instagram ().