Conoce los costos, detalles del procedimiento y beneficios en esta nota.
Conoce los costos, detalles del procedimiento y beneficios en esta nota.

Postergar la no es hoy una decisión que cause controversia. Cada vez más son las mujeres que en la juventud prefieren priorizar proyectos profesionales a tener hijos. O tener una maestría o un departamento. Aquel plan de vida, sin embargo, es también importante para ellas, por lo que optan por congelar sus en el mejor estado posible para poder procrear años después (también existe quien los guarda porque será sometida a un tratamiento médico severo como una quimioterapia).

TE PUEDE INTERESAR: Maqui Bravo, mamá de Christian Cueva: “Mi hijo nació para llegar lejos” | EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

El especialista en reproducción asistida Marcelo Velit comparte información sobre qué implica este procedimiento. “A mayor edad, menor calidad y cantidad de los óvulos para fecundar. Por eso, lo ideal es que una mujer los congele lo más temprano posible. Alguien con 25 años solo necesita 6 u 8 para tener un niño sano en casa. Con un solo proceso puede asegurar una descendencia de tres hijos. Si alguien de 40 quiere hacerlo, puede, pero requiere 10 o 12 óvulos y tres ciclos de congelación”, explica.

Añade que la edad también influye en el costo. “Alguien en sus veintes puede pagar unos US$ 2.500 por el tratamiento; mientras que a los 40 podría costar US$ 4.500″. Velit señala que el congelamiento de óvulos es considerado la detención del reloj biológico.

MIRA TAMBIÉN: Emilia Drago: “Mi gran logro es haber contruido una carrera artística limpia, sin escándalos” | Test de Proust

“A los 35 años se tiene 30% de chances de quedar embarazada; a los 40, 10%. Al salvaguardar los óvulos, se puede empezar a gestar a los 45 años. Con programación y visión, una mujer puede cumplir todos sus sueños sin problema”, finaliza. La ciencia lo hace de nuevo. //

-¿QUÉ PASA DESPUÉS?-

El doctor Marcelo Velit explica que, extraídos los óvulos de la mujer, estos se almacenan a extremadamente baja temperatura. Cuando ella así lo decide, pueden ser varios años después, se descongelan y se los une a una contraparte, los espermatozoides de un hombre, para poder formar un embrión.

Estos pueden venir de alguien conocido o de un banco de esperma. Existe la posibilidad de hacer un diagnóstico genético del embrión si se desea, así como determinar el sexo del futuro bebe. Posteriormente, se implanta en el útero y empieza la gestación.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más