Champ y Major, los dos pastores alemanes que vivirán con la nueva familia presidencial en la Casa Blanca. (Foto: Twitter)
Champ y Major, los dos pastores alemanes que vivirán con la nueva familia presidencial en la Casa Blanca. (Foto: Twitter)
Jorge Chávez Noriega

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Tras largas jornadas en las que se disputaron hasta el último minuto los votos electorales de un importante grupo de estados, finalmente resultó . De esta manera, el candidato demócrata asumirá la conducción de su país este 2021 por un periodo de cuatro años.

MIRA: Mascotas: ¿mi perro también puede tener caspa?

La nueva familia presidencial ocupará la Casa Blanca junto a sus dos mascotas: Champ y Major. En más de un siglo, fue el único presidente en no tener una mascota presidencial, comentó a el historiador Andrew Hager, quien labora en el

“Champ”, el mayor de los perros, se integró a la familia de Joe Biden en el 2008, un año antes de que asumiera la vicepresidencia de Estados Unidos durante el mandato de Barack Obama. En su momento, el demócrata recibió una serie de críticas por comprar una mascota en vez de adoptar. En el 2018, sin embargo, rescató a un pastor alemán de un albergue, al que puso de nombre “Mayor”.

Champ y Major.  las mascotas que también ocuparán la Casa Blanca. (Foto: Instagram)
Champ y Major. las mascotas que también ocuparán la Casa Blanca. (Foto: Instagram)

La tradición de tener una mascota en la Casa Blanca comenzó con George Washington, el primer presidente de Estados Unidos, que llegó a tener doce perros. También llegaron mascotas poco convencionales a la casa de gobierno estadounidense: John Quincy Adams, presidente de 1825 a 1829, tenía un cocodrilo encerrado en uno de los baños; y Theodro Roosevelt llegó a tener serpientes, cuyes y un gallo.

MIRA: Los reyes del desierto: ¿cómo un grupo de camellos y dromedarios llegaron a la costa peruana?

En tiempos más recientes, John F. Kennedy adoptó un periquito, un conejo, un hámster y varios caballos y perros. Barack Obama, por su parte, tuvo dos perros portugueses a los que llamó “Bo” y “Sunny”.

MI MEJOR AMIGO

En el mundo, el presidente francés Emmanuel Macron rescató en el 2017 un perro de dos años al que llamó Nemo. Justin Trudeu, primer ministro de Canadá, tiene un cachorro de nombre Kenzie. Y el presidente ruso Vladimir Putin tiene una perrita de raza Akita Inu, que fue obsequiada por una comitiva japonesa en un viaje oficial.

Aunque no es una tradición como en Estados Unidos, en nuestro país existen algunos casos emblemáticos de familias presidenciales que han tenido mascotas. Uno de los más recordados, quizás, es el perro ‘Puñete’ de Kenji Fujimori, quien se hizo famoso en la década del noventa luego de que se propalara un polémico video. Kenji negó haber tenido algún comportamiento inadecuado. “Eran palomilladas de niño. Cuando jugaba con el perro estaba detrás toda una comunidad, todo el pueblo, además estaba con mi primo”,

Capitán, el Gran Boyero de PPK. (Imagen: Captura)
Capitán, el Gran Boyero de PPK. (Imagen: Captura)

Pedro Pablo Kuczynski, por su parte, también es un amante de las mascotas. El expresidente es dueño de dos perritos, Colita y Capitán, quienes participaron en dos ediciones de la Gran Parada Militar. Ambas mascotas, de raza Gran Boyero, recibieron instrucción básica de la Policía Nacional del Perú para que pudieran participar del evento. //

VIDEO RECOMENDADO

Congreso de EEUU certificó oficialmente la victoria electoral de Joe Biden