La temporada 19 del show se estrenará en setiembre y la última se ha programado para el 2021. (Foto: E!)
La temporada 19 del show se estrenará en setiembre y la última se ha programado para el 2021. (Foto: E!)
Gabriela Machuca Castillo

Cuando entré a trabajar en el diario El Comercio, hace 13 años, se me asignó escribir y editar en el segundo turno. Es decir, marcaba con una tarjeta mi ingreso a las 4 de la tarde y salía a la medianoche. La sección a la que me había incorporado se llamaba Perú y en ella, con ayuda de corresponsales localizados por todo el país, cubríamos todas las noticias que ocurrían más allá de Ancón, por el norte; Ticlio, por el centro y Asia, por el sur. Aquellos primeros meses fueron duros. La dinámica del cierre diario es brutal y a eso se sumaba la temática que dominaba las páginas: ataques narcoterroristas en el VRAEM, decenas de muertos por ómnibus ‘desbarrancados’, denuncias contra autoridades regionales corruptas, derrames de petróleo en la selva. Todos los días una desgracia distinta, pero a la vez, igual. ¿Qué tiene que ver todo esto con las Kardashians? Al volver a casa y echarme en la cama cerca de la 1 de la madrugada, no podía dormir. La adrenalina y el estrés no me lo permitían, por lo que prendía el televisor. En repeticiones a esa hora, por E! Entertainment Television, conocí al clan de socialités y a su Un programa sumamente superficial y vano, pero muy entretenido. Justo lo que necesitaba para bajarle los decibeles a la tensión y a la fatiga. Una tacita caliente de distracción endulzada por lo divertido como consecuencia de lo absurdo.

MIRA: Cobra Kai y el culto a la nostalgia: ¿por qué nos gusta tanto la historia de Karate Kid?

Siempre bromeo que las Kardashians me salvaron de la depresión durante los 11 meses que estuve asignada al cierre (por estos días pandémicos, mis flotadores son los videos de humor de Tik Tok). Al cambiar de turno y salir más temprano, ya tenía la chance de cenar con los amigos, ir al cine. De relajar antes de dormir. De hecho, dejé de ver el show y les perdí la pista un buen tiempo. Solo sabía en qué iban sus vidas –precisamente de lo que trata el espacio de TV - por las promociones del canal de cable, y por uno que otro capítulo en medio del zapping. Luego aparecieron las redes sociales y la familia californiana, claro, se sumergió en ellas con la visión y el mismo grado de exhibicionismo que las llevó a construir el imperio que cada una de sus integrantes tiene hoy. El 8 de setiembre hicieron noticia nuevamente porque todas anunciaron que su programa, Keeping up with the Kardashians, llegaba a su fin después de 14 años y 20 temporadas. Que Kris, Kourtney, Kim, Khloé, Kendal y Kylie, sus respectivos esposos, ex esposos, novios, hijos y amigos iban a dejar de tener una cámara permanentemente documentando sus extravagantes días. Millones de hinchas alrededor del planeta lamentaron la decisión. Sus detractores, en cambio, celebraron.

Por si has vivido debajo de una roca desde el estreno de la serie en el 2007, aquí va un breve resumen de quiénes son las protagonistas de la misma. Además de , empresaria, ícono de la moda y esposa del no menos famoso rapero y hoy candidato presidencial, Kanye West; se cuenta a , la matriarca y cerebro detrás de las carreras y fortunas de las cinco hijas. También a y , empresarias y directoras de sus propias marcas; , tal vez la modelo mejor pagada del mundo; y , la más popular de todas en redes sociales y la más rica de la familia gracias a su compañía de maquillaje Kylie Cosmetics, que le ha regalado una fortuna de US$ 900 millones. También está el único varón entre las hermanas, Rob Kardashian, quien dejó el reality hace algunos años aplastado por la fama. ¿Por qué los apellidos distintos? Kim, Kourtney, Khloe y Rob son hijos del Kris y el ya fallecido abogado Robert Kardashian, conocido por formar parte del equipo de defensa del caso O.J. Simpson en los años 90. Mientras que las menores, Kendall y Kylie, lo son del ex campeón de atletismo estadounidense Bruce Jenner, hoy una mujer transgénero reconocida como .

Los capítulos del reality show duran media hora. Esta es una fotografía promocional de una temporada pasada cuando aún ninguna de las hermanas había tenido hijos. (Foto: E!)
Los capítulos del reality show duran media hora. Esta es una fotografía promocional de una temporada pasada cuando aún ninguna de las hermanas había tenido hijos. (Foto: E!)
Kris Jenner y sus cinco hijas. Ella es el cerebro detrás de la carrera de cada una de ellas. (Foto: E!)
Kris Jenner y sus cinco hijas. Ella es el cerebro detrás de la carrera de cada una de ellas. (Foto: E!)
El reality show se estrenó en el 2007. (Foto: E!)
El reality show se estrenó en el 2007. (Foto: E!)

Estas líneas, en realidad, no intentan hacer una defensa o una crítica del programa. Empero, sí, plantear los motivos que propiciaron la salida del aire de uno de los reality shows más emblemáticos de la televisión estadounidense de los últimos años. Y estos son:

1. Todo está en las historias de Instagram. Sostienen algunos medios en Estados Unidos que los seguidores de las Kardashians habían perdido el interés en esperar un día específico a la semana para ver el programa sentados frente a un televisión. Ello debido a que todas tienen cuentas de redes sociales muy activas. Solo a Kylie Jenner la siguen 195 millones de personas en Instagram. A su hermanastra mayor, Kim: 188.

De izquierda a derecha: Khloé Kardashian, Kendall Jenner, Kourtney Kardashian, Kim Kardashian y Kylie Jenner. (Foto: Facebook KUWTK)
De izquierda a derecha: Khloé Kardashian, Kendall Jenner, Kourtney Kardashian, Kim Kardashian y Kylie Jenner. (Foto: Facebook KUWTK)

2. Hastío por parte de las estrellas del reality. Ya en las últimas temporadas de Keeping up with the Kardashians se evidenciaba, tanto frontal como discretamente, el cansancio de cada una en tener un cámara persiguiéndolas todo el tiempo. Los conflictos entre ellas, que siempre fueron la sal y pimienta de la propuesta, comenzaron a centrarse en decidir qué grabar y que no, lo cual nunca antes había sido un problema para los productores, entre ellos, el conocido conductor Ryan Seacrest. Kourtney, la hermana mayor, de hecho, dejó de participar por un breve tiempo del rodaje cansada de la dinámica.

3. La pandemia. Aunque en la última temporada al aire del reality puede verse cómo todas permanecen separadas en sus respectivas casas y batallan contra sus propios sentimientos durante la cuarentena, queda claro que las grabaciones y la producción del mismo se tornan muy complicadas mientras no mengüe la emergencia por el nuevo coronavirus.

Las Kardashians en tiempos de coronavirus. (Video: E!)

4. Kim y los problemas con Kanye West. No son pocas las noticias que señalan que lo que parecía un sólido matrimonio entre ambas celebridades está pasando en la actualidad por dificultades. El rapero, quien ha hablado públicamente sobre su bipolaridad y que, además, está lanzándose como candidato a la presidencia de los Estados Unidos, viene generando polémica por declaraciones y confesiones con las que su esposa no estaría de acuerdo. Según ha trascendido, la presunta separación entre ambos es algo que Kim no quiere que quede registrado para la televisión.

Hace pocos días, Kim Kardashian fue captada llorando mientras discutía con Kanye West en la calle. Aquí en una gala pasada de la revista Vogue. (Foto: AFP/Angela Weiss)
Hace pocos días, Kim Kardashian fue captada llorando mientras discutía con Kanye West en la calle. Aquí en una gala pasada de la revista Vogue. (Foto: AFP/Angela Weiss)

Lo cierto es que la telenovela y los negocios de las Kardashians continuarán, seguramente hasta el fin de los tiempos, en Internet. Pero desde setiembre podrá ver en E! el estreno de la temporada 19. Para el 2021 se proyecta la emisión de la número 20 y ya está. El fin de una era.//

VIDEO RECOMENDADO

Kim Kardashian y Kanye West, ¿cómo se conocieron? Todo sobre su historia de amor