No debe faltar pulsioxímetro, termómetro, mascarillas, alcohol y antigripales en su botiquín. En caso no tenga el primer equipo médico, identifique quién puede prestarle. La alimentación saludable también es clave. (Foto: Shutterstock)
No debe faltar pulsioxímetro, termómetro, mascarillas, alcohol y antigripales en su botiquín. En caso no tenga el primer equipo médico, identifique quién puede prestarle. La alimentación saludable también es clave. (Foto: Shutterstock)
Vanessa Cruzado Alvarez

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

¿SE ESTÁ ALIMENTANDO BIEN?

No hay alimento que prevenga el . Sin embargo, podemos incluir frutas y verduras a nuestra comida diaria para reforzar el sistema inmunológico. La nutricionista Susan Villegas (IG: @nutricionistasusan) nos dice cuáles. Tome nota:

1. VITAMINAS

  • La vitamina C es antioxidante natural y protege de las sustancias que quieran atacar las células. Se encuentra en las frutas cítricas (naranja, fresa, aguaymanto).
  • La vitamina A potencia el sistema inmunológico. Está en todos los productos de color anaranjado (zapallo, zanahoria, mango, durazno, melón, papaya).
  • La vitamina D ayuda al cuerpo a absorber el calcio. Puede obtenerlo de forma natural exponiéndose –con cuidado– al sol durante 30 minutos. Lo encuentra en alimentos como el hígado y la yema de huevo.
  • La vitamina E, también antioxidante, se encuentra en la palta, almendra, semillas de girasol y en las verduras como el brócoli y espinaca.
MIRA: ¿Qué se siente al ser vacunado contra el COVID-19? Peruanos que viven fuera cuentan sus experiencias

2. MINERALES

  • El cobre participa en la activación de células inmunes. Está en las frutas de hojas oscuras como la espinaca y la acelga. También en vísceras, frutos secos y menestras.
  • El zinc, que tiene propiedades antivirales directas, puede hallarlo en frutos secos, huevos y menestras.
  • El magnesio funciona como un antinflamatorio en procesos infecciosos. Puede consumirlo en verduras de color como brócoli, vainita, acelgas, espárragos y frutos como el cacao (80% a más).
  • El omega 3 ayuda a contrarrestar el proceso inflamatorio. Se encuentra en los pescados, semillas de chía y linaza.

QUÉ EVITAR

Trate de no consumir productos que pueden causar inflamación, como azúcares (bebidas, pasteles, etc), grasas saturadas, comida ‘chatarra’ y carnes procesadas.

RECOMENDACIÓN

Debe comer tres frutas diarias y al menos una de ellas debe ser cítrica. Manténgase hidratado y saludable tomando de 6 a 8 vasos de agua al día. De preferencia, sin añadir azúcar.

LOS ALIADOS

PULSIOXÍMETRO. Para medir si el pulmón tiene suficiente capacidad de oxigenar la sangre, cuyo rango normal debe estar entre 95% y 100%. El monitoreo debe hacerlo sentado o echado, en el dedo índice o medio de la mano izquierda. Las uñas deben estar limpias, sin esmaltes y los dedos deben estar tibios.

CONCENTRADOR DE OXÍGENO. Extrae aire del medio ambiente y lo hace pasar por tamices moleculares para concentrar el oxígeno hasta alcanzar concentraciones terapéuticas para administrarlo al paciente. Proporciona hasta 10 litros de oxígeno por minuto, dependiendo del equipo. Fernando Mejía, médico infectólogo, explica que se usa en dos situaciones: cuando la saturación de oxígeno recién está bajando o cuando el paciente ha sido dado de alta pero aún presenta dificultades respiratorias. Esto, sin embargo, debe realizarse con supervisión médica y monitoreado por una persona capacitada. “Sin objetivos claros de manejo, no debería usarse, pues sería casi como automedicarse”, enfatiza el médico. Puede adquirirlo de forma segura en distribuidoras y droguerías especializadas en el comercio de gases medicinales, certificadas y autorizadas por la Digemid, del Minsa. (*)

El manejo de COVID-19 leve consiste en monitorear la saturación. “Si todo está bien, basta el manejo sintomático: hidratación y reposo”, explica el médico infectólogo Fernando Mejía. Inspeccione el pulsioxímetro periódicamente y asegúrese de que las pilas estén cargadas.
El manejo de COVID-19 leve consiste en monitorear la saturación. “Si todo está bien, basta el manejo sintomático: hidratación y reposo”, explica el médico infectólogo Fernando Mejía. Inspeccione el pulsioxímetro periódicamente y asegúrese de que las pilas estén cargadas.

TERMÓMETRO. Para medir la temperatura del paciente. Puede ser de mercurio o digital. En caso tenga este último, debe tomar la temperatura en la frente o la mano.

PARACETAMOL. Para manejar los síntomas de COVID-19 leve. “A dosis adecuadas no genera problemas y es de venta libre”, agrega Mejía.

PRECAUCIÓN

Fernando Mejía explica que el 95% de casos de COVID-19 no requieren ir a un hospital. “Es importante monitorizarse porque nadie sabe exactamente quién está en el otro 5%. Hay que hacerlo desde el primer día de síntomas”.

No debe automedicarse ni permitir que lo sobremediquen. “Ya se ha visto que cuanto más medicamentos se tome antes o al inicio de síntomas, es peor. Especialmente si toma corticoides: hay 30% más riesgo de empeorar”.

Quienes han estado en contacto con un infectado deben mantener los protocolos (distancia social, uso de mascarillas y lavado de manos) por 14 días desde el último encuentro. “Si en esas dos semanas no ha desarrollado ningún síntoma, hay dos posibilidades: no me contagié o sí hubo contagio, soy asintomático y a las dos semanas ya no transmito”.

La prueba de descarte debe realizarse siempre y cuando haya síntomas. Si sale positiva, confirma contagio. Si sale negativa, no lo descarte: active protocolos como si tuviera COVID-19 (aislamiento, mascarilla y lavado de manos), siempre monitorizando síntomas por dos semanas.

ATENTO A LOS SÍNTOMAS

Si tiene dolor de garganta, fiebre, congestión nasal, pérdida del olfato o gusto, y diarrea, debe pensar en coronavirus. No minimice los síntomas. Debe aislarse inmediatamente.

“Toda persona debe tener un termómetro de cualquier tipo. Lo importante es medir la temperatura. Luego es, básicamente, manejo de los síntomas con antigripales”, agrega Mejía.
“Toda persona debe tener un termómetro de cualquier tipo. Lo importante es medir la temperatura. Luego es, básicamente, manejo de los síntomas con antigripales”, agrega Mejía.

Designe una persona al cuidado del paciente. Esta no debe estar dentro del grupo vulnerable. Tanto el cuidador como el infectado deben estar con mascarilla correctamente colocada en todo momento.

Ante los primeros síntomas, contacte con su seguro para una teleconsulta. También puede llamar al 113 para recibir asesoría médica gratuita del Minsa.

OXIGENACIÓN VITAL

Es importante monitorear la saturación de oxígeno desde el primer día de síntomas, cinco veces al día: al despertar, a media mañana, a mediodía (10-11 a.m.), a media tarde (5-6 p.m.) y antes de dormir.

Debe medirla en estado de reposo por medio minuto en el dedo medio o índice. Su mano debe estar tibia (los dedos sin esmalte ni unas postizas) y apuntar el valor más alto. No olvide agregar la hora en su cartilla.

Si está en la costa, su saturación debe estar por encima del 95%. En la sierra, los valores normales oscilan entre 88% y 98%. Si baja y tiene prescripción médica, puede usar el concentrador de oxígeno. De no haber mejora, comuníquese inmediatamente al 113.

MIRA: Turismo vivencial virtual: la propuesta para reconectar con la sabiduría ancestral latinoamericana

CUIDADOS

El contacto entre el cuidador y el infectado debe ser mínimo, a una distancia mayor a un metro. Monitoree de lejos y mantenga los espacios ventilados.

Es recomendable que el paciente tenga un baño separado. Debe entregársele suministros de limpieza y desinfección personales. En caso de que comparta los servicios higiénicos, el infectado debe limpiar la zona ni bien termine. De no darse el caso, espere el mayor tiempo posible antes de entrar a usarlo o limpiarlo. Debe ingresar con mascarilla.

Lávese las manos constantemente o use alcohol para desinfectarse.

Use alcohol de 70° para garantizar un mejor efecto sobre los microorganismos. Recuerde que su uso debe realizarse solo en lugares donde no sea posible lavarse las manos con agua y jabón.
Use alcohol de 70° para garantizar un mejor efecto sobre los microorganismos. Recuerde que su uso debe realizarse solo en lugares donde no sea posible lavarse las manos con agua y jabón.

La persona infectada debe comer en la habitación donde hace cuarentena. No comparta platos, cubiertos y vasos. Lave los utensilios con agua caliente y guárdelos en el cuarto del paciente.

Puede tratar los síntomas con antigripales. No se automedique.

Procure mantener al paciente hidratado: consumir de tres a cuatro litros de agua al día. La alimentación es la habitual. Debe reposar, no exigirse ni gastar energías.

TENGA EN CUENTA

Luego del día 14, ya no trasmite COVID-19. Puede salir a las habitaciones comunes del hogar sin mascarilla. Retome sus actividades diarias, de a poco.

El haber tenido el nuevo coronavirus no garantiza que no se vuelva a infectar: puede contagiarse después de, al menos, tres meses en adelante de la primera infección. Los cuidados deben mantenerse (uso de mascarilla, distanciamiento social y lavado de manos).

CON INFORMACIÓN DE:

FERNANDO MEJÍA, MÉDICO INFECTÓLOGO E INVESTIGADOR DEL INSTITUTO DE MEDICINA TROPICAL ALEXANDER VON HUMBOLDT DE LA UNIVERSIDAD PERUANA CAYETANO HEREDIA (UPCH).

PREVENCIÓN, DIAGNÓSTICO Y TRATAMIENTO DE PERSONAS AFECTADAS POR COVID-19 EN EL PERÚ, DEL MINISTERIO DE SALUD.

EL CENTRO DE CONTROL Y PREVENCIÓN DE ENFERMEDADES (CDC) DE ESTADOS UNIDOS.

(*) PUEDE REVISAR LA LISTA DE LABORATORIOS Y DROGUERÍAS REGISTRADOS EN DIGEMID, DEL MINSA, PARA COMERCIALIZAR GASES MEDICINALES EN .//