Son cuatro novísimos instrumentos los que Mido ha presentado.
Son cuatro novísimos instrumentos los que Mido ha presentado.
Redacción EC

El compromiso relojero está en el nombre. El suizo Georges Schaeren fundó su compañía de relojes en 1918, el mismo año en que acababa la primera Gran Guerra. Y la bautizó con un verbo en español, aquél referido en primera persona y tiempo presente al registro del tiempo: Mido.

Los relojes Mido miden el tiempo puntualmente desde entonces, y han tenido siempre en Latinoamérica – especialmente en México donde lidera el mercado- una presencia significativa. Ya en los sesentas Mido distribuía relojes en 108 países, situándose el 54% de las ventas en América, el 29% en Asia y el 7% en Suiza. El nombre en español hacía perfecto sentido.

MIRA TAMBIÉN: Michelle Meyer-Kayser: ¿quién es la modelo peruana que ha conquistado las pasarelas más importantes de Europa?

Fue esta una de las razones, además de la estratégica ubicación geográfica, que se eligió México para presentar su nueva colección de relojes. Se trataron de cuatro novísimos instrumentos para medir de la manera más grata posible el ingrato paso del tiempo.

El Multifort M Chronometer, robusto e imponente, ofrecía su movimiento espiral de silicio probado y certificado por a COSC (Controle officiel suisse des chronométres). El Multifort M, su hermano menor aunque igual de presto para la acción, se inscribe en una colección sin complicaciones y que representa energía, movimiento y precisión en su carátula satinada vertical con un acabado degradado de azul a negro. La rconocida colección Baroncelli para damas presentó una edición especial de Signature Lady Colours, diseño atemporal que viene con una selección de cinco correas intercambiables de cuero en tonos suaves, para acomodar la muñeca a cada ocasión.

Pero quien se llevó las miradas fue la nueva versión del Ocean Star Decompression Worldtimer, pieza que remitía a la práctica del buceo en la década del 60 que fue cuando Mido originalmente creo esté reloj.

Entonces, 1961 para ser precisos, el reloj de buceo Mido se presentaba como el acompañante ideal para el buceo submarino pues llevaba un bisel giratorio y carátula multicolor con la indicación precisa de las paradas de decomprensión que todo buzo debe respetar al volver a la superficie.

COMPARTE: La vida después de Arena Hash: los nuevos proyectos de Patricio Suárez-Vértiz y Arturo Pomar Jr.

Ese reloj legendario (cuya versión original es pieza buscada y cotizada por los coleccionistas) es el que ha sufrido una reencarnación. Conservando ese encanto antiguo ha vuelto con una función GMT (que permite tener varios husos horarios) y un bisel de hora mundial. La flecha roja indica el tiempo de viaje, en contraste con las manecillas de hora, minutos y segundos marcados por diamantes planos. El bisel giratorio, equipado con un anillo de aluminio, está marcado por en playa las principales ciudades del mundo, muchas de ellos destinos de buceo y surf.

El fondo de caja y la corona atornillada contribuye a su hermeticidad hasta los 200 metros de profundidad. Su colorido look vintage además de adorno es lo que facilita su función submarina. Las profundidades se indican a las 12 horas (en metros a la izquierda y en pies a la derecha). Cada anillo de color tiene asignada una escala (25, 30, 35 y 40 metros), cada una con un color correspondiente. En esos anillos aparece un número, que es la cantidad de minytos que debe permanecer el buzo antes de seguir ascendiendo a superficie. Así funciona la tabla de decomprensión.

Su movimiento automático asegura una reserva de marcha de hasta 80 horas y un espiral de Nivachron, aleación patentada por el Swatch Group actual dueño de Mido, proporciona resistencia al magnetismo y los golpes. Viene provisto de dos correas. Una de caucho texturizada azul marino o negra. La segunda es una malla milanesa de estilo retro. Este reloj y toda la nueva colección Mido 2023 está llegando al Perú el próximo mes, a través de G&G joyeros.


NOTICIAS SUGERIDAS

Contenido GEC