Shakira y JLo hicieron historia en el Super Bowl tras presentación. (Foto: AFP)
Shakira y JLo hicieron historia en el Super Bowl tras presentación. (Foto: AFP)
Vanessa Cruzado Alvarez

Los fuegos artificiales marcan el inicio del entretiempo. Los gritos por parte de la audiencia no se hacen esperar y, en medio del estadio Hard Rock de Miami (Florida), las bailarinas, vestidas con trajes rojos, esperan la señal. Entre ellas destaca una rubia de 1.57 metros. Empieza la coreografía. El bullicio aumenta, pero una frase parece desatar –más- la locura: “¡Hola Miami!”. Aunque parece un simple saludo, esas palabras representan mucho más.

Simbolizan, por ejemplo, un homenaje a los orígenes de esta muchacha que, décadas atrás, cuando tenía la cabellera negra y le cantaba al desamor, hacía su propio legado desde su natal Barranquilla (Colombia). Esa misma chica que decidió interpretar sus canciones en inglés para una nueva audiencia: la estadounidense. Táctica que, vale reconocer, impulsó su carrera a niveles incalculables. Shakira, la Reina del Pop latino, cumplió este domingo –tal vez- el sueño de su vida (y en su natalicio).

Ese saludo, además, representa la voz de esos 30.2 millones de hispanos fanáticos del fútbol americano en Estados Unidos, según recientes cifras de la Liga Nacional de Fútbol (NFL, por sus cifras en inglés). Una celebración, pues, que ya había adelantado la cantante colombiana en conferencia de prensa al referirse a la cultura latina y que era "una gran oportunidad estar en este escenario tan importante”.

Shakira bailó parte de su éxito "Ojos así". (Getty Images).
Shakira bailó parte de su éxito "Ojos así". (Getty Images).

En aproximadamente seis minutos, la artista hizo un significativo repaso por su carrera, demostró el orgullo por su (nuestra) cultura, bailó -a más no poder- en cada canción y demostró que a sus 43 años, sus caderas siguen sin mentir. Shakira se “despide” de la misma forma en la que inició su show: con una frase en español. “Mil gracias”, fue la señal para el siguiente número.

-LA CHICA DE LA CUADRA-

Jennifer Lopez reafirma su presencia con un saludo que retumba en el estadio. De padres puertiqueños, la diva nacida en el barrio El Bronx, en Nueva York, arranca con una canción que rinde homenaje a sus orígenes y anuncia a los cuatros vientos –de forma poética- que sigue siendo la misma chica que soñó con convertirse en estrella.

JLo ha ofrecido –tal vez- uno de sus mejores shows jamás vistos. Pero si hay algo que amerita recibir (más) atención es cuando su hija, la pequeña Emme, está en el escenario. Unas niñas que la acompañan, parecieran estar en una especie de jaula. Vestidas de blanco, cantan sobre la vida. Una sutil crítica a las políticas migratorias de Donald Trump (cuando decidió separar a centenares de niños de sus padres). El remate: la cantante portando una especie de chaleco con la bandera de Puerto Rico y dejando en claro que está orgullosa de ser latina.

Emme, la hija de JLo y Marc Anthony, hizo su debut en el show de medio tiempo
Emme, la hija de JLo y Marc Anthony, hizo su debut en el show de medio tiempo

Un análisis de la BBC reconoce a Shakira como la única artista sudamericana en llegar al puesto número uno de la lista musical de Billboard en Estados Unidos con su éxito Hips Don't Lie en 2006. Mientras que Jennifer Lopez es la primera mujer en Estados Unidos en tener un álbum número 1 (J.Lo) al mismo tiempo que una película (The Wedding Planner) en el tope de la taquilla durante la misma semana.

-DE LATINOAMÉRICA PARA EL MUNDO-

Pero hay más razones para estar orgulloso(a): Por primera vez en la historia del Super Bowl, el entretiempo ha sido encabezado por dos mujeres latinas. Hecho que no debe pasar desapercibido dada la controversial postura del mandatario estadounidense hacia los inmigrantes (en especial, latinos). En otras palabras: que dos mujeres latinas brinden un espectáculo en uno de los eventos más importantes (y sintonizados) en Estados Unidos no pasa todos los días.

Dice la prensa especializada que el show de Shakira y JLo “ha sido el más divertido de los últimos años". “A quien sea que haga el show de medio tiempo del Super Bowl del próximo año, si no puedes sacudirte como Shakira o bailar como J.Lo, será mejor que encuentres una forma de compensar, porque la barra se ha elevado y J.Lo probablemente está bailando en ella”, comenta Daniel Fienberg, de The Hollywood Reporter.

“Mostremos al mundo lo que dos pequeñas chicas latinas pueden hacer”, escribió Jennifer López en Instagram, previo a su presentación. En poco menos de 15 minutos, ambas han hecho historia. ¿Lo mejor? Le han dado al mundo un poderoso mensaje. A nosotros: el orgullo de ser latinos. //