Luis Miranda

En la comunidad shipibo-konibo de San Francisco de Yarinacocha, el fútbol ya no será visto jamás como asunto de hombres. Y es que estas chicas en edad escolar llevaron a la llamada capital shipiba, a cuarenta minutos de Pucallpa, el trofeo futbolístico más importante que alguien aquí tenga memoria.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más