Menos no es más. Podría ser muchísimo más. El hogar donde vive la bióloga marina Patricia Ayón junto a su esposo tiene unos 50 metros cuadrados. Es lo que se conoce como una tiny house (casa pequeña), un tipo de vivienda en el que miles en el mundo han encontrado pura calidad de vida. Se mudó en julio del año pasado, después de que su hijo de 24 años le contara de una empresa peruana que había empezado a fabricarlas. “Estamos muy contentos. No imaginábamos cuán felices podríamos ser aquí”, narra Patricia.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más