La autobiografía que Wendy Ramos —comunicadora, clown, actriz, conferencista— acaba de poner en librerías es un apapacho fuerte. De esos que llegan mejor cuando no los esperas. Porque, claro, uno está habituado a ver por Internet extractos de sus charlas motivacionales, videos del mítico Pataclaun, de ella con Patch Adams y Bola Roja en Iquitos o grabando películas para Netflix, y comprende que se trata de alguien con una vida fascinante. Pero hay más. Bastante más.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más