Redacción EC

es un reconocido diseñador peruano que destaca en la configuración de piezas de alta costura. En los últimos meses, se planteó un nuevo reto: conquistar el rubro de las bodas y crear eventos inolvidables. Para crear la celebración perfecta junto a él, puedes escribir vía redes sociales, en el IG .

MIRA TAMBIÉN: Carlos Galdós: “Me resisto a regalar mi país a quienes nos gobiernan” | Test de Proust

La felicidad perfecta para mí son microscópicos instantes, que pueden resultar insignificantes y aún así te hacen feliz.

Soy absolutamente feliz cuando voy manejando en una ruta bonita, con la luz del sol incidiendo perfectamente y con una buena canción. Ese conjunto de cosas crea un instante feliz.

El rasgo que más me define es la forma en que hablo, que es un poco autoritaria. En general, tengo una forma de trato un ‘tantito’ autoritaria, pero siempre con amor. Creo que a mi personalidad le sobra ansiedad. Debo aprender a manejarla.

Tengo muchos rituales y extravagancias desde que tengo uso de razón, pero me da vergüenza admitirlos, así que siempre los guardo en secreto.

TE PUEDE INTERESAR: Sebastián Llosa: “En el encierro me volví mejor músico”

Mi mejor plan de sábado por la noche es hacer pasta, llamar a seis personas -tal vez cuatro- tomar algo mientras cocinamos y vemos Youtube en el comedor de mi cocina.

Durante mi vida en pandemia he podido disfrutar de mi mejor amiga, Milagros Villalobos. Haber pasado tiempo con ella ha sido un verdadero privilegio.

El día del apocalipsis no llevaré nada en mi mochila. No necesito nada si me tengo a mí.

Mi recuerdo más antiguo es en mi fiesta de tres años. Estaba bailando, y la señora Juana (que vivía al frente de mi casa) le dijo a mi mamá: “Rosita, que bonito baila tu hijo”. Creo que desde ese momento me encanta bailar.

Lo más raro que me ha pasado es todo lo que sucede en mi existencia. Vivo rodeado de cosas raras, y me encanta.

LEE TAMBIÉN: Natalia Salas: el rasgo que mejor la define, su mayor inversión y quiénes marcaron su vida

Creo que la vida es tan larga y hermosa que uno merece tener muchos amores de su vida. Pero creo que en principio el amor de mi vida sería mi abuela, con quien siempre tuve una relación estrecha y marcada. Y el gran amor de la vida que vendrá, serán mis hijos, que espero lleguen algún día.

Me identifico con Susana Baca, porque somos del mismo barrio, tenemos rasgos físicos parecidos, sentimos que siempre tenemos algo que ofrecer y estamos ¡llenos de sabor!

Me gustaría haber tenido el talento para la música, poder tocar un instrumento o cantar, para llevar emociones a otras personas

Recuerdo cuando mi papá me lavaba las manos en el lavadero. Mi papá siempre se caracterizó por ser alguien duro, pero esta acción la tengo marcada en mis recuerdos como una de las más sublimes y tiernas.

TE PUEDE INTERESAR: Emilia Drago: “Mi gran logro es haber construido una carrera artística limpia, sin escándalos”

Me marcó la vida mi nana Diómedes, porque me ayudo a comprender un universo en particular, diferente, mágico, que no necesariamente correspondía al espacio en que crecí. A ver más allá de mis privilegios.

No tengo ningún placer culposo. Hace mucho tiempo he decidido vivir placenteramente sin sentir culpa.

Mi siguiente plan es poder hacer más cosas que me gusten y que hagan felices a los demás.//

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más