Qué tener en cuenta al momento de respaldar tus archivos
Qué tener en cuenta al momento de respaldar tus archivos
Redacción EC

¿Quieres que tus datos perduren por mucho tiempo? Entonces sigue estos consejos para respaldar archivos, y tenerlos disponibles por mucho tiempo.

1. Elije formatos permanentes

(Foto: Brothers Good /Shutterstock)

Existen formatos de archivo permanentes y otros que cambian con cada versión nueva del , por esta razón, piensa muy bien en qué formato guardarás tus documentos.

Procura seleccionar formatos abiertos que sean ampliamente utilizados y leídos por diferentes programas. Por ejemplo, es más probable que los programas lean archivos JPG que archivos RAW de cámaras específicas. Otros buenos formatos son PDF, DOCX, MP3, MP4, MOV.

Si es posible, también puedes almacenar los mismos archivos en múltiples formatos.

(Foto: Brothers Good /Shutterstock)

2. Di no al cifrado

El cifrado de archivos es una medida de seguridad súper importante cuando se trata de proteger nuestra información. Pero también puede llegar a causar muchos problemas al usuario, ya que si olvida la clave de su gestor de contraseñas o del software que utiliza para cifrar los archivos, en algunos casos, puede ser que nunca más pueda recuperar la información.

Por eso hay que saber qué cifrar y qué no. Por ejemplo, puedes cifrar la información de tu tarjeta de crédito y de algunas contraseñas, pero no hace falta hacerlo con las fotos familiares.

3. Solo lectura

Configurar archivos como solo lectura añade una capa de protección extra contra la accidental eliminación o sobrescritura de datos importantes.

En hacer esto es muy sencillo, basta con hacer clic derecho sobre la carpeta que contiene los archivos o sobre el archivo mismo y seleccionar 'Propiedades'. Seleccionar la casilla de 'Solo lectura' en los atributos y hacer clic en 'Aplicar' para que se abra el cuadro de confirmación. Por último, selecciona 'Aceptar' y los cambios serán aplicados.

4. Realiza copias de seguridad

Hacer copias de seguridad debería formar parte de nuestra rutina diaria, pues aseguraría que la persona esté preparada cualquier emergencia. Y este principio no se aplica solamente a los documentos almacenados en el computadora, sino también a las fotos tomadas con el , libreta de contactos, contraseñas importantes, sitios favoritos, correo electrónico, música, etc. 

5. Encuentra el mejor medio

Las unidades ópticas (CD, DVD, Blu-ray, etc.) tienen ventajas convenientes; por ejemplo, son de una sola escritura, lo que significa que no pueden borrar o sobrescribir un archivo accidentalmente. Además, se pueden hacer muchas copias de forma fácil y tienen cierta probabilidad de sobrevivir a lo largo del tiempo.

Pero no todo es tan bueno, porque se ha demostrado que los M-Discs son mucho más resistentes que los discos ópticos convencionales y, aunque se necesita de una unidad especial para grabarlos, cualquier unidad puede leerlos.

(Foto: scyther5/ Shutterstock)

6. Elije un heredero

Es necesario que la persona nombre un heredero, porque si se desea que en el futuro, cuando ya el titular de los archivos no esté, otra persona pueda tener ascceso a los archivos almacenado. Si nadie sabe de tu respaldo de archivos, nadie podrá verlo nunca.

Fuente: Hipertextual.com