El infantil es una crónica que afecta a aproximadamente el 15% de los niños peruanos, asegura Carlos Mendoza Fox, médico neumólogo de la Clínica Anglo Americana. Este padecimiento ocurre cuando se inflaman y se cierran los bronquios, lo que genera el silbido en el pecho y dificultad para respirar. 

El especialista indica que el asma infantil se puede presentar a cualquier edad, incluso antes de cumplir el primer año de vida. Además, es una enfermedad dinámica, es decir va cambiando a medida que el niño va creciendo.

“Aproximadamente un tercio de los niños con asma van a dejar de padecer de la enfermedad a partir de los 3 años, otro tercio a partir de los 6 y solo una tercera parte va a continuar con el padecimiento hasta la adultez”, agregó.

Esta enfermedad infantil se puede dividir en 3 grupos de acuerdo a las causas de las crisis: por virus, alergias y multifactorial. Según Mendoza, los grupos son los siguientes:

1. Asma viral. Es el asma más común y se desarrolla cuando, a consecuencia de un proceso viral, hay una inflamación en los bronquios y se provoca el cierre.

2. Asma alérgica. Se produce cuando la persona se expone a alérgenos, tales como polvo, ácaros, olores penetrantes, humo de cigarro, etc. 

3. Multifactorial. Es el asma que se produce tanto por virus como por alergias.

En la actualidad no se cuenta con tratamientos curativos para el asma infantil, pero existen métodos preventivos utilizados para disminuir la frecuencia e intensidad de las crisis y evitar las hospitalizaciones.

Los medicamentos se utilizan en dos caso. A corto plazo, únicamente durante las crisis cuando se utiliza salbutamol inhalado y cortcoide sistémico: oral o inyectable). Y a largo plazo, en que se usa el tratamiento por un período de 3 meses en promedio (Corticoides inhalados y antileucotrienos).

Mito y realidad

Es cierto que practicar deporte ayuda a los niños con asma, ya que cualquier tipo de actividad física mejora la condición del menor y previene las crisis.

(Foto: Difusión)

En relación a la natación, hay que tener en cuenta la época del año, el especialista no recomienda practicarlo durante invierno ya que en las piscinas cerradas el olor a cloro puede ser muy fuerte y provoca el cierre de los bronquios.

El experto, por otro lado, no recomienda a sus pacientes mudarse, ya que en el nuevo lugar, así sea más seco, encontrará nuevos agentes que le produzcan el asma.

De acuerdo al especialista, un niño que sufre de asma puede tener mascotas, siempre y cuando no estén en su habitación y jueguen con ellos en ambientes ventilados.

Recomendaciones

Para prevenir las crisis de asma , el especialista recomienda evitar el contacto del menor con cualquier agente que pueda irritar las vías respiratorias (olores fuertes, polvo, humo de cigarro, etc.).

Además, debe realizar actividades físicas de manera regular y mantener una dieta balanceada. Por su parte, los padres deben estar atentos a los síntomas del asma, ya que un niño con este padecimiento puede llevar una vida totalmente normal, siempre y cuando se detecte a tiempo y se controle adecuadamente.

TAGS RELACIONADOS